¿Voto libre y secreto?

Estamos a dos semanas de que empiecen las elecciones en los Estados Unidos de América. Este evento cada 4 años paraliza al mundo debido a la importancia que tiene dirigir al país más influyente en todo el sistema internacional. Existen muchas encuestas que ponen a Joe Biden, candidato demócrata, por encima del actual presidente Donald Trump. Algunas encuestas como la de BBC y Fox News ponen a Biden con una ventaja de 10.2 puntos porcentuales sobre el candidato republicano. Sin embargo, hay que recordar que durante todas las elecciones anteriores Hilary Clinton tenía una ventaja sobre Trump de al menos 4 puntos porcentuales. Aún cuando Clinton ganó el voto popular por más de 3 millones, el voto electoral decidió nombrar a Trump como el presidente de Estados Unidos. 

La victoria de Donald Trump se dio debido a muchos factores sociales y estratégicos, los cuales no fueron percibidos por el partido demócrata. Pero más allá del discurso de Trump que se enfocaba en regresar a los Estados Unidos a una época “gloriosa” , lo que realmente le dio la victoria fue la propaganda masiva que utilizaron en las redes sociales para revertir votos en estados pendulares. Para esto la campaña política de Donald Trump adquirió los servicios de la empresa Cambridge Analytica la cuál era experta en el análisis de datos. Esta empresa utilizó la información de más de 87 millones de personas en diferentes campañas políticas para lograr manipular los resultados y hacer que la gente vote de algún u otro modo.

De acuerdo con el documental de Netflix Nada es Privado, en el cual se habla del caso y la estrategia que tenía Cambridge Analytica en las diferentes disputas políticas, la empresa tenía cerca de 5,000 puntos de información sobre cada votante en Estados Unidos para saber sus preferencias frente a la elección. La estrategia se centraba en aquellas personas que fueran fácil de convencer, aún cuando no tuvieran  interés por temas políticos, a las cuáles les aparecían muchos con mensajes implícitos para sugestionar el voto. Estas campañas de propaganda se basaban principalmente en la difamación de un candidato o candidata, mensajes de odio y mensajes de miedo. Si recordamos la campaña del 2016 de Donald Trump muchos de los mensajes en contra de Hilary Clinton se basaban en que era persona que debería estar en la cárcel debido a los emails mandados mediante su cuenta privada cuando ella era Secretaria de Estado en el gobierno de Barack Obama. Durante los rallys de Trump por todo el país, se escuchaba el grito de “lock her up” (encarcelenla) haciendo referencia a Clinton. 

Para que Cambridge Analytica tuviera éxito en la campaña de Estados Unidos, tuvieron que probar sus estrategias en otros países, principalmente países de Latinoamérica y África. Intervinieron en el caso de las elecciones de Trinidad y Tobago de 2013 con una estrategia lejos de los análisis convencionales ya que la mayoría de la población está destinada a votar de acuerdo a su contexto etnico. Para ponerlos en contexto, existen 2 partidos políticos principales que se pelean la presidencia de la isla: Movimiento Nacional del Pueblo y Congreso Nacional Unido. Para evitar que la mayoría de la población votara por Movimiento Nacional del Pueblo, Cambridge Analytica lanzó una campaña basada en un baile viral “Do so!” (¡hazlo!) para apelar a la apatía de la población para no votar por ningún candidato. Con eso asegurarían que el partido Congreso Nacional Unido seguiría teniendo sus votos ya que la población que vota por ellos son principalmente gente adulta. Esta intervención en las elecciones de Trinidad y Tobago se está investigando por las autoridades locales. 

Es difícil procesar toda esta información ya que nos hace pensar si realmente tenemos una libre elección en el momento de ir a la urna. En el caso de las elecciones que se van a celebrar en unas semanas en Estados Unidos, la preocupación aumenta porque no hay una urna física sino que se debe depender del correo postal federal. Si bien es muy probable que tengamos un cambio de presidente en las siguientes elecciones de Estados Unidos, la realidad es que hay muchos factores que pueden influir en los resultados. 

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *