Un nivel alto de competencia

Quedan cuatro carreras para definir al campeón del mundial de pilotos de F1 y al campeón de constructoras. Si la temporada terminara hoy, el campeón sería el piloto de Red Bull, Max Verstappen, quien lidera el campeonato tan solo por 14 puntos del segundo lugar Lewis Hamilton.

A diferencia de años anteriores donde Hamilton ganaba fácilmente el campeonato de pilotos, dada la preponderancia del auto de Mercedes en el deporte, esta temporada tomó un giro de 180 grados y aumentó la emoción desde las primeras carreras, al mostrarse Verstappen como un verdadero rival con Red Bull hacia el reinado de Hamilton y Mercedes. De las diecinueve carreras disputadas hasta el momento, Hamilton ha reclamado el primer lugar de seis mientras que Verstappen se ha llevado nueve de ellas. Parecería que tan solo esta estadística determina fácilmente quién será el campeón de esta temporada, pero en realidad, muestra un escenario lejos de la realidad. De las nueve carreras ganadas en primer lugar por Verstappen, seis de ellas Hamilton se posicionó en segundo lugar, y de manera similar es la estadística viceversa, es decir, cuando Hamilton queda en primero.

Cualquier aficionado y aficionada de la F1 te dirá que desde hace muchas temporadas no se veía una rivalidad tan viva y ardiente como la que viven hoy Hamilton y Verstappen. Dicha rivalidad se vive tan intensa que desde el arranque de las carreras la agresividad de las estrategias de Mercedes y Red Bull para impulsar a sus respectivos pilotos es notorio, inclusive se llega a percibir que esta rivalidad ya va más allá de una de escuderías y es más una de nivel personal entre los pilotos.

Se debe reconocer que ambos pilotos han destacado en diversas carreras, en la última de Brasil donde la pésima clasificación de Hamilton, tras una penalización por no respetar las reglas de uso del DRS; se esperaba que Verstappen se coronará fácilmente en esta carrera y posiblemente en el campeonato. No obstante, la pelea constante de Hamilton por alcanzar a su acérrimo rival y una gran estrategia de carrera lo llevó a una brillante carrera y arrebatar el primer lugar a Verstappen. Por su lado, Verstappen se ha mostrado agresivo en varias arrancadas, entre ellas el Gran Premio de México y Estados Unidos, que le han permitido reclamar el primer lugar.

Si bien, la rivalidad entre Verstappen y Hamilton ha sido la mayor noticia de la temporada, la temporada también se ha intensificado por otros pilotos. La llegada del mexicano Sergio “Checo” Pérez a Red Bull por fin le otorgó a la escudería la pareja perfecta de Verstappen para pelear por el campeonato de constructores. Checo Perez empezó la temporada de manera turbulenta, ya que no lograba adecuarse al auto de Red Bull, haciendo que sus resultados dejaran mucho que desear. No obstante, la práctica hace al maestro y poco a poco Checo generó resultados a tal grado que ganó el primer lugar en Azerbaiyán y logró el tercer lugar en el Gran Premio de México, haciendo historia al ser el mexicano con mejor resultado en la historia del automovilismo mexicano.

Vía: Marca

Igualmente esta temporada ha dado unas gratas sorpresas con talentos que se pensaban inexistentes. Lando Norris de McLaren y George Russell de Williams han elevado su juego y se han mostrado con un gran potencial de competencia. No se sorprendan que ambos pilotos en la próxima temporada se roben el estrellato que tanto acaparan Verstappen y Hamilton esta temporada.

Quedan tres grandes premios para que se definan los campeones. El mundial de pilotos no es el único que se encuentra tan cerrado, el mundial de constructoras es liderado por Mercedes, sin embargo, se ve amenazado por Red Bull, ya que Mercedes solo se encuentra 11 puntos por encima de Red Bull. Ambos campeonatos están tan competidos que cada uno de los grandes premios de Qatar, Arabia Saudita y la gran final en Dubai exigen tanto a los pilotos como a las constructoras una estrategia de carrera elevada sin errores dado que un error puede costarte todo el campeonato.

¡Hola! Soy Mariana, tengo 24 años y actualmente estoy estudiando Ciencia Política y Relaciones Internacionales en el ITAM. Aunque me encantan la mayoría de los deportes, mi mero mole es el fútbol americano. Desde chiquita apoyo a los únicos e inigualables Acereros de Pittsburgh.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *