Promesas realistas para el 2020

A don Chano (+), cuya capacidad de soñar
me seguirá acompañando.

 

Llevo, al menos, siete años ignorando la parte de desear al momento de las 12 campanadas. Principalmente porque me concentro en no atragantarme con las cuatro uvas que no he podido terminar de tragar. Ayer no compramos uvas, así que sí me puse a pensar en qué cosas quiero para mi 2020, mismas que deseché antes de que el reloj marcara la 1 AM. Preferí dejar de fingir la congruencia y empezar a vivirla en algunas cosas. Esas tres cosas son mi cuerpo, mis relaciones y mis sueños. Se las comparto como estrategia para dejar un registro de ellas y, también, para dejar de hacerme pendejo.

Decidí mejorar mi relación con mi cuerpo. Lo lógico sería bajar de peso y dejar de fumar. Lo realista es comenzar a entender los porqués de mis acciones referentes a mi cuerpo. Resolver algunas disonancias cognitivas, ir reduciendo mi consumo de nicotina, comprometerme con mis tratamientos médicos, pensar que, lo primero que debe ser sostenible soy yo.

Decidí resolver mis relaciones interpersonales. Lo lógico sería mejorar todas mis relaciones. Lo realista es decidir qué relaciones me interesan. Dejar de cultivar lazos que no me van a llevar a ningún lado, afianzar los que me ofrecen crecimiento, rescatar los que pueden significar algo distinto, crear una verdadera red de apoyo.

Decidí comprometerme con mis sueños. Lo lógico sería trabajar a full para cumplirlos. Lo realista es reevaluarlos. Dejar de gastar tiempo en aquellos que han dejado de ser importantes, concentrarme en aquellos que están a corto plazo, transformarlos en metas y objetivos claros, permitirme soñar cosas nuevas.

En resumen, mi compromiso para este 2020 es trabajar en mí. Concentrarme, de nuevo, en construir la felicidad que debe mediar en todo lo que viene. Permitirme sentir todas las emociones que están fluyendo respecto al año que inicia y al que termina. Recordar que las expectativas que debo tener en cuenta son las mías.

Espero que sus metas del 2020 sean, ante todo, realistas. Gracias por sus palabras de aliento este cierre de 2019.

Licenciado en Literatura Latinoamericana. Gestor cultural. Abogado de clóset. Escribe ficción y, a veces, cosas interesantes sobre la sociedad en la que habita. Experto en nada.

Una respuesta a «Promesas realistas para el 2020»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *