Remesas con sabor a sueño

Bastante se ha hablado del impacto económico que tendrá la contingencia actual en los próximos meses, señalándose que la crisis económica que se vivirá en el país será peor incluso que las crisis de 1994 y 2009. Pero recientemente se ha registrado una situación bastante interesante para la economía mexicana: según cifras oficial del Banco de México en marzo hubo un flujo de 4,016 millones de dólares de remesas. El mayor flujo mensual de la historia de México.

Se puede definir la remesa como el envío de dinero que realiza una persona migrante a favor de otra persona en su país de origen. En el caso de México, además de ser el cuarto país en el mundo con mayor recepción de remesas, estas principalmente provienen de las personas migrantes en Estados Unidos. La dependencia de México hacia las remesas ha sido sostenida, siendo uno de sus mayores ingresos de divisas, por lo que tiene una gran importancia macroecnómica para el país, como ya ha sido referido por Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

Ahora que vemos la gran importancia que han tenido las remesas, es indiscutible la gran importancia que tendrán para el país en estos tiempos de contingencia. Pero ¿cuál ha sido la importancia que se le ha dado a las personas que envían estas remesas? ¿Qué pasa con la migración mexicana en Estados Unidos? Y en específico, ¿Qué pasa con los llamados “Dreamers”?

De acuerdo con el Censo de Estados Unidos 2010 y 2017, de una población de 57 millones de personas latinas en EE.UU., mas de 36 millones de personas son de origen mexicano. El programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), iniciado en 2012 durante la gestión de Barack Obama, es una medida que busca proteger de la deportación a personas que llegaron a Estados Unidos durante su niñez. Este programa beneficiaba a los llamados “dreamers”, jóvenes que se encuentran en una situación de migración irregular en Estados Unidos, y son alrededor de 622 mil 170 de origen mexicano que se beneficiaban de este programa. Si bien este programa no les otorgaba un mecanismo para acceder a la ciudadanía, sí brinda acceso a permisos de trabajo, derecho a la educación e incluso el acceso a seguridad social.

Uno de los efectos que ha tenido el DACA es brindar estabilidad a la juventud migrante en Estados Unidos, y en tanto, facilitar su inserción en el campo laboral. Esto no solo implica un beneficio para la economía estadounidense, sino también representa un gran beneficio para México, ¿por qué? por las remesas.

Sin embargo, el DACA se ha visto amenazado desde 2017, cuando el gobierno de Donald Trump puso fin a este programa mediante un memorando básico de anulación. A partir de ese momento, no se aceptaron más solicitudes para pertenecer al programa, pero personas de defensoras de derechos humanos han logrado mantenerlo parcialmente a través del litigio.

Actualmente se espera la resolución de la Suprema Corte, la cual se especula podría decidirse en este mes de mayo. Sin embargo, la juventud “dreamer” se encuentra no solo en incertidumbre, sino que, ante la falta de renovación, muchas han perdido sus empleos, o temen la pérdida de los mismos.

México, como país de origen, igual tiene obligaciones internacionales. Estas obligaciones, no solamente en caso de tener que ver por la repatriación masiva de las personas deportadas que la clausura del programa generaría, sino también respecto a generar lazos de comunicación para procurar la situación de la juventud DACA mexicana. Sin embargo, este tema apenas fue tocado durante la negociación del TLCAN.

La cancelación del DACA podría representar un golpe económico para México por la baja de remesas y un reto institucional enorme frente a la repatriación. Pero sobre todo, una gran afectación para esa juventud que ha construido sus sueños, identidad y vida en ese país.

En el reciente Pacto Mundial para la migración segura, ordenada y regular (Pacto de Marrakech) se ha insistido en la importancia de generar condiciones favorables para facilitar la inclusión laboral para la migración, así como de proveer seguridad para el envío de remesas, destacando el gran beneficio que esto tiene para la economía internacional. Sin embargo, pareciera que, aun cuando se ha demostrado la importancia que tiene la migración segura, ordenada y regular para la economía, la xenofobia, violencia y discriminación han dominado las decisiones y omisiones gubernamentales. Esto se ha traducido en políticas migratorias duras y en el olvido institucional.

El caso de la juventud DACA y las remesas es un ejemplo de la importancia de ver la movilidad humana a través de sus rostros, considerando sus lazos familiares y, sobre todo, la humanidad. La juventud DACA es la que sueña en Estados Unidos mientras mantiene lazos fuera de sus fronteras.

Para finalizar, y tomando en cuenta el contexto del 10 de mayo, recordemos que hay madres de la juventud DACA, que comparten su incertidumbre desde lejos o a su lado; recordemos que hay madres que migran teniendo que dejar a sus hijes o llevándoles consigo implorando por su seguridad; que hay madres que han sido separadas de sus hijes en estaciones migratorias; que hay madres de las personas que desaparecieron en el tránsito al “sueño americano”; entre otras situaciones. Madres que hoy esperan verdad, justicia y reparación por parte de los gobiernos que no han tomado medidas para hacer de la migración segura, ordenada y regular una realidad.

Y a mi mamá, que no solo me ha permitido compartirle mis sueños y los abraza con cariño, si no quien también ha inspirado este artículo. Gracias.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Estudiante de décimo semestre en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán. Miembro del Colectivo Más Derechos Humanos y de Amnistía Internacional Yucatán.

Escribo de temas de interés social con perspectiva de derechos humanos.

"Cada quien necesita viajar a su propio tiempo por su propia distancia".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *