Reclutando Superhéroes

El primer artículo que escribí para Yucapost fue De Súper a Híper, en el cual abordé el tema de las híper masculinidades en el mundo de los superhéroes. Este es un tema que fue muy difícil para mí, ya que disfruto mucho de leer los comics de DC y Marvel y no fue fácil criticar algo que aprecio. Sin embargo, es necesario para entender qué es lo que consumimos como lectores e intentar cambiar estos patrones, o exigir que los nuevos ejemplares satisfagan una nueva realidad contemporánea. Este texto, anteriormente mencionado, lo escribí en 2019, después del estreno de Avengers: Endgame, una de las películas más taquilleras de todos los tiempos, y la emoción por las películas de superhéroes había llegado a su máximo y se avecinaban unos meses sin tantas emociones.

Pero el 2021 inició con una de las series más esperadas para los fanáticos del Universo Cinematográfico de Marvel: Wanda Vision, siendo esta serie el inicio de una larga fila de series y películas que intentaban mantener vivo ese entusiasmo en las personas fanáticas. Esta serie tiene un hilo conductor bastante llamativo que me mantuvo pegado a mi pantalla, por varias semanas, con la intención de ver si las predicciones que había generado se cumplían. Además de los 9 capítulos que tiene la serie, invertí mi tiempo en reseñas y videos con teorías acerca de lo que pasaría en los siguientes capítulos. Las formas en la que Marvel diseña su contenido provocan que millones de fans alrededor del mundo creen muchas expectativas sobre los siguientes pasos que podrían darse y tengan que ver lo que va a salir en las siguientes películas y series.

Además de Wanda Vision —que resultó ser un éxito rotundo en las plataformas de Disney+— se estrenó uno de los eventos más esperados de DC Comics: la película prometida de Zack Snyder ‘s Justice League. Esta película fue una demostración de que quienes son fans pueden presionar a las diferentes casas de producción para rehacer una película, ya que la anterior no les había gustó del todo. Y cabe decir que fue un éxito rotundo nuevamente, pues tuvo una aceptación de las y los fans en un 95% y de la crítica en un 73%, de acuerdo con la página de Rotten Tomatoes.

Si bien no soy un experto en el séptimo arte, sí me entusiasma mucho ver estas películas.  Es mi amor a las películas, series y cómics de superhéroes lo que me hace sentarme en mi silla para escribir sobre el verdadero mensaje que tienen este tipo de películas. ¿Podrá ser que son películas sólo para entretener y vender productos nuevos a quienes son fans de estas películas? o ¿Habrá algo más allá en cada una de las películas?

Sé que suena muy conspirador, pero creo que cada uno de los superhéroes y las superheroínas tiene un objetivo de mercado específico para ilustrar algún valor de una cultura o nación, especialmente de los Estados Unidos de América, siendo este país el mayor exportador de cómics y películas sobre superhéroes en el mundo. Lo anterior no es nada nuevo, ya que si nos vamos a la Era Dorada de los Comics (1938 – 1956) la mayoría de los superhéroes más famosos peleaban contra el ejército Nazi y los viajes en el tiempo para revertir hechos históricos a favor de los Estados Unidos y los valores neoliberales. Más adelante, en la era de Plata y Bronce, la intención fue la misma, pero en el contexto de la Guerra Fría. Actualmente, la presencia militar es más fuerte que nunca en cada uno de los cómics, series y películas de las dos casas de historietas más importantes del mundo. 

En la mayoría de estas películas podemos ver que la industria armamentística y el ejército de los Estados Unidos de América son los grandes beneficiarios de este tipo de creaciones cinematográficas; ya que se puede observar su arsenal militar en muchas escenas de todas las películas de cómics. La principal idea de incorporar estos elementos militares en las películas es generar una buena imagen de la milicia, y es por eso que invierten mucho dinero en cada una de las películas. Dos de los personajes que más han utilizado material militar, directa o indirectamente, son Iron Man y Batman; pues ellos, sin tener superpoderes, pueden participar a la par de cualquier superhéroe o superheroína, apoyándose en el mejor armamento que puedan tener. Además, la mayoría de los héroes y heroínas han participado activamente en el ejército o han sido acompañados por ellos.

De acuerdo con el American journal of economics and sociology, la relación que tiene Hollywood y la milicia norteamericana es muy estrecha. Si alguna película necesita equipo o grabar en bases militares, se les otorga permiso con la condición de dar una buena imagen de la milicia norteamericana. La estrategia militar no va enfocada en el número de reclutas que tienen al año, ya que este ha bajado en los últimos 10, pero va más enfocado al discurso de heroísmo que la milicia tiene y en intentar mantener la visión de que son los protectores de este mundo y que ellos tienen las llaves de la libertad para él.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Una respuesta a «Reclutando Superhéroes»

  1. Como no van a ser propaganda del ejercito Estadounidense cuando estan hechas en colaboracion con el Departamento de Defensa y del Comics Code Authority. Por eso cuando pasa algo malo la culpa se vuelca a unos cuantos malos actores, no al sistema y siempre tienen a su policia o agente de la CIA bueno por ahi. Y no es como que exactamente DC y Marvel especialmente el ultimo odie la idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *