¿Más seguras en casa?

Desde el 23 de marzo el gobierno federal de México dio el anuncio de que aquellos que podían debían permanecer en casa y tratar de cumplir con sus labores a distancia. La campaña “quédate en casa” ha traído opiniones divididas en nuestro país desde el sector más privilegiado pidiendo airadamente que todos nos quedemos en casa. La actitud del presidente de hacer caso omiso a la situación y finalmente de la gente que vive al día sin la posibilidad de laborar desde casa. El titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de las Salud, Hugo López-Gatell, ha dicho que la razón del confinamiento es para retrasar la velocidad de los contagios,pero este confinamiento implica muchas cosas. En la Ciudad de México solo el 30% de las personas han seguido las indicaciones de resguardarnos. A simple vista, esto puede ser visto como una total falta de empatía de los ciudadanos mexicanos hacia sus connacionales y hacia su propia vida, pero si analizamos más a fondo hay algunas razones que ponen en la balanza quedarse o no en casa.

El alza de la violencia intrafamiliar en los hogares mexicanos es una de las principales razones para cuestionarse si debemos mantenernos en casa seguros del contagio, pero en presencia de nuestro victimario.  De acuerdo con las Dra. María Montserrat Pérez Contreras, la violencia intrafamiliar se da por las relaciones patriarcales de poder desigual que existen en la familia cuando se le hace creer al padre (la gran mayoría de los victimarios son hombres) que él es dueño de las personas y los bienes. Esta violencia también se llega a replicar de manera jerárquica entre adulto y menor. La violencia intrafamiliar tiene la finalidad de dominar, humillar y controlar de manera física y mental sobre la víctima. De acuerdo a datos del INEGI 6 de cada 10 mujeres en México han sufrido algún tipo de violencia intrafamiliar y las autoridades no han hecho algo para detenerlo pues se cree que son “asuntos de casa”. El gobierno federal y local no tiene consideración en estas denuncias pues creen que son disputas familiares, dándole las espaldas a las víctimas. Tan solo en estas semanas ha habido un aumento del 60% en las llamadas para denunciar alguna situación de violencia intrafamiliar. Además de esto, Red Nacional para Refugiados (organización civil dedicada a resguardar la seguridad de las mujeres y sus hijos e hijas) ha dicho que las peticiones de asilo han incrementado en un 30% en el territorio nacional.

La normalización de la violencia por parte del Estado Mexicano y de su sociedad hace que México sea un Estado fallido. Si en México no podemos asegurar la integridad básica de los ciudadanos en su intimidad, ¿en dónde la vamos a asegurar? En esta pandemia se han visto las fallas del gobierno mexicano en muchos frentes y este no es la excepción. Aun cuando muchos funcionarios y funcionarias se han visto dispuestos a atender este problema, no han dado alguna solución práctica.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha lanzado un llamado para que los gobiernos se hagan cargo del aumento en los casos de violencia intrafamiliar, dando una pauta de las acciones que pueden tomar los países. En Francia se ha optado por habilitar cuartos de hotel para las víctimas. En Colombia se ha ampliado el apoyo económico a las organizaciones no gubernamentales que tienen la finalidad de resguardar a las víctimas. En cuanto a nuestra situación en México: el gobernador, Alfredo Del Mazo, ha recordado a su población que hay más de 30 líneas de denuncia y que se reforzarán las brigadas de rescate y seguimiento. En la Ciudad de México aún no se han optado por algunas medidas debido a que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum no cree que haya habido un aumento en los casos de violencia intrafamiliar. Ante un gobierno incapaz de hacer frente al alza de violencia por sí solo, es necesario prestar apoyo a víctimas desde la sociedad civil y sobre todo, a no replicar las relaciones patriarcales.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *