La primera aduana de la 4T

Tras casi seis meses de la toma de posesión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, como en un largo viaje que ya ha comenzado, llegamos a la primera parada, la primera aduana que tendrá que cruzar la Cuarta Transformación. Es la primera vez en el sexenio que la administración en turno se somete a escrutinio público, por lo que los resultados serán de vital importancia, tanto para los que gobiernan, como para los que les oponen.

El próximo domingo 2 de junio, se llevarán a cabo elecciones de carácter local en 6 entidades de nuestro país: se renovarán diversos cargos locales en Aguascalientes, Baja California, Durango, Puebla, Quintana Roo y Tamaulipas, mismos que van desde diputados locales hasta dos gubernaturas. Sin la relevancia que un Proceso Electoral Federal otorga, no debemos hacer menos lo que está en juego este fin de semana en dichas entidades.

Para quienes gobiernan, tienen la oportunidad de refrendar lo que han realizado a nivel nacional a través del voto local en estos estados. Es el argumento ideal para decir: la gente nos respalda y así fortalecer su discurso actual de que se va por buen camino. Igualmente, engrosar el número de gubernaturas de color guinda equilibraría a Morena frente a los demás partidos de oposición que aún controlan los palacios de gobierno estatales en conjunto. Y no hay que hacer menos a los cargos menos vistosos como diputados locales e integrantes de ayuntamientos: Morena tiene aquí la posibilidad de emparejar el poder en estados controlados por otros partidos, impulsando un diálogo local y cambiando la mecánica política estatal en la mayoría de ellos.

La oposición aún se juega más este domingo. Se juega demostrar que aún existe en sus distintos bastiones. El PAN demostrará si es capaz de mantener el control local de Aguascalientes, Baja California y Durango, así como, junto con el PRD, evitar un bloqueo del Congreso Local en Quintana Roo si Morena logra la mayoría. El PRI deberá demostrar que, de aquí en adelante, sus participaciones electorales no serán meramente simbólicas. Que la maquinaria aun funciona. El PRD buscará no perder el registro, junto con el resto de partidos, el xix, que aún pelean por su supervivencia. No es una tarea fácil, pero perder la entidad que llevas gobernando por más de 30 años o que el partido hegemónico del siglo XX pierda el registro local en algún estado es un riesgo latente.

¿Qué podemos esperar? El desgaste de ejercer el poder es normal y claramente afectará a Morena. Difícilmente avasallará con mayorías como la vista el pasado Proceso Electoral. Sin embargo, existe la posibilidad de arrebatar al PAN ambas gubernaturas en juego. Lo más probable es que la tendencia de tener municipios pintados de todos los colores y con alternancia haya llegado para quedarse. Ya revisaremos los resultados a detalle: ¿quién ganará las capitales y las ciudades más pobladas? ¿Cómo quedarán conformadas las mayorías en los congresos locales? ¿Pasará la 4T su primera aduana sin que suenen las alarmas? El próximo domingo lo sabremos.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Desde muy joven he sido un apasionado de la política nacional y global, por lo que me empeñé en estudiarla a través de la carrera de Ciencia Política en el ITAM. Me encanta viajar y conocer nuevos sitios y culturas.

Soy yucateco de corazón. También soy gamer, y ávido seguidor de franquicias cinematográficas de superhéroes y ciencia ficción. Amo a los animales, apoyo la libertad del individuo y soy excesivamente una persona positiva.

Una respuesta a «La primera aduana de la 4T»

  1. Aunque Morena ya controla la mayoría de los congresos (en 20 estados), podría agenciarse un par de congresos más. Distinto análisis para la elección extraordinaria en Puebla que presenta otros matices.
    Sin duda alguna vuelven a poner a sudar a la oposición.

    Uno de los análisis más importantes del post creo que es que la transición en los cargos públicos llegó para quedarse. Del 2014 al 2018, se presentó un índice de alternancia de 63%, el más alto de la historia del país. Aquí en Mérida, en las dos últimas elecciones se ha presentado en la mayoría de los votantes el fenómeno del voto cruzado. Quiere decir que seguimos avanzando en la consolidación de nuestra joven democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *