El conflicto permanente

México atraviesa por tiempos difíciles, la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo tendrá repercusiones por muchos años y con el tiempo podremos saber si las decisiones tomadas por el gobierno fueron acertadas o no. Veremos si el sacrificio económico que se está haciendo habrá valido la pena con una enfermedad con las características del Coronavirus. Quizá la crisis económica que viene termine matando a más personas que el virus en sí, o, al contrario, veremos si fue lo correcto hacer este sacrificio económico dado que el virus y sus consecuencias en las personas enfermas son peores de lo que parece en estos momentos.

Todo sector no esencial se encuentra detenido en México, lo cual ha provocado que muchas empresas se vean orilladas a despedir a sus empleados o reducirles el sueldo mediante un “convenio”, para así preservar su trabajo durante la crisis y bajo la promesa de recuperar su sueldo original una vez que la crisis sea superada.

Desde inicios del sexenio ha sido una constante el confrontamiento entre AMLO y la Coparmex, así como con empresarios como Claudio X González. Esto debido a que AMLO canceló proyectos como el aeropuerto de Texcoco, obra en la que había muchos intereses, así como la aprobación de reformas en materia fiscal y penal que hacen ilegales las condonaciones de impuestos, situación que era aprovechada por gobiernos anteriores para comprar favores de algunos empresarios. También se catalogó como delito grave la simulación de operaciones mediante el uso de facturas falsas, práctica común entre varios empresarios para retirar utilidades sin pagar impuestos.

La Coparmex le ha exigido al presidente y su gabinete la implementación de las medidas que ellos creen pertinentes frente a la crisis económica, entre las cuales destaca la contratación de deuda pública para dar incentivos fiscales a las empresas, así como para salvarlas de una eventual quiebra, a lo cual el presidente se ha negado rotundamente y ha declarado:

“El gobierno no va a salvar a las empresas. Los empresarios y accionistas tendrán que hacerse responsables”.

Es ahí cuando vemos la contradicción de ambas partes en sus supuestas ideologías. Por una parte, la Coparmex siendo supuestamente “neoliberal” pide la intervención del estado para salvar a sus empresas. Por otra parte, el presidente supuestamente antineoliberal deja que el mercado haga lo suyo y no interviene para salvar a las empresas, tomando así una actitud sumamente neoliberal. Ninguna de las otras administraciones “neoliberales” había hecho algo así frente a una crisis.

Tanto ha escalado este conflicto que, hace un par de semanas, se filtró un audio en el que el periodista Pedro Ferriz de Con platica con empresarios que se identifican como “Grupo ITAM”. En dicha plática los empresarios y Pedro Ferriz especulan si será buen momento para iniciar un golpe de estado en México, debido a la vulnerabilidad del gobierno en tiempos de una crisis sanitaria y económica. En dicha plática mencionan que ellos estarían a favor de algo así, pero que necesitan tanto el apoyo económico y de liderazgo de los empresarios con las mayores fortunas del país, como del gobierno de Estados Unidos y de los gobernadores de partidos de oposición. También mencionan que no pueden iniciar el golpe porque la popularidad de AMLO y su gobierno aún es demasiado alta como para intentar algo así, y esto podría desencadenar un conflicto.

Bajo este contexto, podemos entender por qué pareciera que algunos medios se han organizado para atacar al gobierno. Lo que sucedió el viernes, 8 de mayo, fue uno de los intentos más evidentes por desestabilizar al gobierno en lo que va de esta crisis. No es casualidad que dos medios internacionales desestimaran las cifras oficiales con apenas pocas horas de diferencia. Lo que sucedió con The New York Times es escandaloso porque no sólo no cita a las fuentes de quienes especularon con las cifras de muertos, sino que hace un llamado a no creer en la autoridad sanitaria en medio de una crisis. Este acontecimiento se entiende mejor cuando vemos la cercanía del autor del artículo, Azahm Ahmed, con el negocio político y mediático que es “Mexicanos contra la corrupción” de Claudio X González y su hijo.

Además, después de la publicación de estos artículos vimos un nado sincronizado entre políticos de oposición, periodistas, opinólogos, intelectualoides, empresarios e influencers que difundieron los artículos en sus redes sociales para que tuvieran el mayor alcance posible.

Finalmente, será cuestión de tiempo para observar si la estrategia funcionó y mermaron la credibilidad y popularidad del gobierno a costa de poner en riesgo la vida de millones de personas. Por favor, nunca olvidemos a quienes quisieron sacar réditos políticos en medio de una crisis de forma tan irresponsable. Lo que menos necesita México en estos momentos es una crisis política y social. La historia los juzgará.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Soy estudiante de la carrera de administración en el ITAM. Me gusta todo lo relacionado con la política, economía y negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *