El artículo 13 y el fin de los memes en la UE

Me considero hija del internet en el sentido de que tengo conexión a una computadora desde al menos, los 6 o 7 años. Todo lo que sé, lo sé por la cantidad de horas que he pasado a lo largo de mi vida frente a una computadora, a veces perdiendo el tiempo, a veces aprendiendo, pero siempre recibiendo miles de gigabytes de información. Recuerdo volverme consciente del vasto terreno del internet alrededor del 2010, cuando comencé a navegar aún más. Es en ese año en el que el concepto de “meme” se instaló en mi cabeza para siempre. Han pasado casi 10 años desde aquella época donde si bien no había una distribución tan caótica de contenido generado por usuarios corrientes, ya se podían identificar tendencias que eran como chistes locales entre los ciudadanos de la world wide web.

Recientemente se aprobó una modificación a la ley dentro de los países de la Unión Europea donde en pocas palabras, se busca reglamentar el uso y distribución de contenido generado a través de internet. Se busca proteger a artistas y autores para que sean propiamente remunerados por su trabajo, por medio de la instalación de filtros y revisiones automáticas a todo el contenido que sea subido a internet. No obstante, lo que esto representa para los usuarios comunes como tú y como yo (pero dentro de la UE por el momento), es la antesala a una época de censura automatizada y de limitación de la libertad de expresión.

El presidente del parlamento europeo, Antonio Tajani, dice que esta normatividad “pone un fin al actual Viejo Oeste digital, a través del establecimiento de reglas modernas”. ¿Qué significa esto en realidad?

Se pretende que por medio de filtros automatizados, los servicios de internet sean regulados para evitar copyright infringementsde diferentes tipos. El internet hasta ahora ha sido un mundo sin reglas, y si las hay, muy fáciles de transgredir. Es una realidad que los memes se auxilian de contenido con copyrightya sea música, películas, programas de televisión, etc. La preocupación más grande hasta ahora es el futuro de los memes. No obstante, ¿puede el gobierno evitar que el mundo hable, reinvente y comparta el contenido masivo con el que somos bombardeados?

“Ningún meme es ilegal”, protestan docenas de jóvenes en las afueras del parlamento. Mientras que las autoridades aseguran que “los memes están excluidos de las medidas a implementar”, no hay manera de saber qué vaya a pasar en realidad. Desde el momento en el que se comiencen a aplicar los filtros de contenido, y los artistas empiecen a buscar ganancias por contenido compartido que a su parecer infringe sus derechos de autor, no sabemos cuántas imágenes y videos se pierdan, bloqueen y sean censurados. Esto es claramente un atentado a la creatividad, libre expresión y al uso libre del internet que hemos disfrutado toda la vida.

Estamos hablando de que el humor, la parodia, los chistes y en general los pequeños pedazos de cultura que representan ciertas tendencias online(dependiendo de qué tan profundamente las analicemos), ahora son algo más con lo que se puede lucrar. Grandes empresas tendrían que pagar por poner hipervínculos de otras páginas, sobre todo de noticias. Los usuarios que creen contenido viral por ejemplo, con una canción de fondo que tenga copyright, simplemente serán censurados. Las empresas deberán obligatoriamente equipar sus páginas web con los filtros necesarios para evitar el contenido que no vaya con las normas.

Googleya se pronuncia en contra de esta potencial censura generalizada en internet, puesto que esta medida “causará incertidumbre legal, y dañará la libertad creativa y económica de la Unión Europea”. La ley tomará dos años en hacerse efectiva, y cada país miembro de la UE podrá establecer sus propias interpretaciones. Medidas como ésta pretenden censurar la forma en la que nos comunicamos, con la motivación de generar más dinero por material intelectual o creativo.

Lo que los artistas y autores olvidan es que el internet es la razón por la cual sus obras son conocidas, compartidas y tomadas en cuenta. La comunidad en línea es responsable de lo que llega a ser difundido y lo que no. En el momento en el que se comiencen a restringir las capacidades de los usuarios de generar y compartir información, la tracción con la que el internet funciona empezará a desacelerarse hasta detenerse.

De ser el internet una plataforma libre y de innovación, medidas como esta representan el primer paso hacia una transformación negativa; gobernada por la vigilancia automatizada y el control de los usuarios. Es alarmante porque internet es hoy en día un medio de comunicación donde todos podemos participar, y no hay que olvidar que el primer paso para mantener controlada y callada a una población es la absurda censura de sus ideas. Por lo pronto, esto puede ser una batalla perdida más entre los creadores independientes de contenido y las grandes empresas de mass media, fruto de la evidente desconexión entre las autoridades y los ciudadanos comunes y corrientes.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

21 años, estudiante de MKT 1/4 de mi tiempo, durante el restante soy músico.

Escribo porque soy una apasionada de la comunicación, la semiótica y el análisis sociológico. También porque es complicado hacer canciones (agradables) sobre todo lo que me abruma de mi entorno sociocultural. Para eso tengo el ciberespacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *