Derecho laboral en tiempos de COVID-19

Con la pandemia del Coronavirus, llegan miles de interrogantes en materia de trabajo ante cierres temporales de empresas. Recordemos que el pasado 30 de marzo, el Consejo de Salubridad General decretó una emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, lo que trajo consigo el cierre de negocios y actividades no esenciales hasta el 30 de abril.

Para poner en contexto, la Ley Federal del Trabajo prevé diversos escenarios de suspensión colectiva de relaciones del trabajo, y nos enfocaremos específicamente en dos: El primero, por declaratoria de contingencia sanitaria, en la que se deberá pagar a las y los trabajadores un salario mínimo al día durante un mes, sin necesidad de que se avise a la Junta de Conciliación. El segundo, por causas de fuerza mayor, que deberá ser autorizada por la Junta de Conciliación, es decir, se debe iniciar un procedimiento por parte de los patrones, y continuarpagando salarios íntegros.

Nuestras autoridades laborales han recalcado que la declaratoria emitida por el Consejo de SalubridadGeneral, no configura la declaratoria de contingencia sanitaria, sino que se ubica el segundo supuesto, es decir, emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor. Lo que provoca que todas y todos los patrones deben continuar pagando salarios íntegros, con la consecuencia de que, en caso de no hacerlo, los trabajadores podrían tomar acciones legales en su contra.

Es de celebrarse que con esta medida se está buscando otorgar una especial protección a la clase trabajadora de nuestro país. Sin embargo, cabe analizar si no se está tomando en cuenta que la mayoría de las empresas en nuestro país, son micro, pequeñas y medianas. Lo cual, nos lleva aenfrentarnos a una problemática muy seria. Si no subsiste la fuente de trabajo, ¿cómo podrá subsistir el ingreso del trabajador?

El derecho laboral mexicano es eminentemente proteccionista de la clase obrera. Basta con una breve leída a nuestra legislación para darnos cuenta de que el patrón, en la mayoría de los casos, está en clara desventaja. Sin embargo, su espíritu creador ha sidobuscar el equilibrio entre clase trabajadora y patronal. Equilibrio que podría estar en riesgo, dado que no existe ningún tipo de estímulo para lospatrones y deben seguir con el pago de rentas, impuestos y salarios íntegros.

También es muy importante señalar que, otro de los principios fundamentales del derecho laboral es laconciliación, es decir, que cualquier acuerdo que no implique una renuncia de derechos, es legalmente válido.

Por último, quisiera hacer una mención especial: los despidos por los cierres temporales. Estos, están completamente injustificados. Así como también la firma de constancias donde los trabajadores solicitan permisos sin goce de sueldo. Si son despedidos, tienen derecho al pago de una indemnización de 90 días de salario, prima de antigüedad y partes proporcionales de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional.

Esta pandemia, nos afecta a todas las personas de una manera u otra, ya sea en nuestra salud física y mental, así como en nuestra economía y forma de vida. Por lo que este es el momento de no ser los mismos mexicanos de siempre, con las mismas prácticas y poner el ejemplo.

Mi principal recomendación ante todo esto es que, en caso de duda, busquen asesoría jurídica especializada, es decir, a un abogado o abogada que se dedique a la materia laboral, porque en estos tiempos todo el gremio de la abogacía es experta en la rama.

No se dejen engañar, las abogadas y abogados somos como los doctores, ¿por qué?, todas y todos tenemos una especialidad bien determinada. Les aseguro que el derecho laboral no es tan sencillo. La Ley tal vez es fácil de entender, pero la práctica es completamente diferente, y si realmente no te estás dedicando a esta rama, la asesoría podría ser la incorrecta.

Apoyémonos, personas trabajadoras y empresarias busquemos la conciliación. Trabajemos en acuerdos mutuos que beneficien a ambas partes, aun cuando nuestro Gobierno ha sido incapaz de apoyarnos por igual. No podemos permitir que la materia o fruto del trabajo no sobreviva, porque de ser así laspersonas trabajadoras y sus familias tampoco podrán subsistir.

A mis colegas, dejen de promocionar el pleito con sus anuncios de: amigo trabajador, si no te quieren pagar completo, no esperes más y demanda. No podemos poner más en riesgo la economía del país, 90% de las empresas son micro, pequeñas y medianas. Si pretendemos que toda la clase trabajadora comience a demandar, estaríamos saturando y rompiendo el equilibrio que a nadie beneficia.

Hay que ser flexibles con la legislación, siempre buscando el mayor beneficio para las partes. Repito:es momento de apoyarnos.

Si eres persona trabajadora o patrona y tienes alguna duda (despidos, salario, derechos y obligaciones) en materia de derecho laboral puedes escribirme a mis redes sociales:

Twitter: @AbrilMorcillo

Facebook: https://www.facebook.com/abril.morcillo

Abril Morcillo

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

¡Lee a las invitadas e invitados de YucaPost!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *