A 25 años del nacimiento de Oasis ¿qué podemos esperar de su futuro?

“I’ve got the brains, you’ve got the looks; let’s make lots of money”.

La anterior es una frase de la banda británica Pet Shop Boys y creo que es perfecta para ejemplificar la fórmula que Oasis utilizó para convertirse en la banda más popular de Reino Unido durante mediados y finales de los noventas: por un lado teníamos la genialidad de Noel Gallagher para componer y escribir canciones que fueran sencillas pero a la vez pegajosas y que eventualmente se han popularizado lo suficiente para convertirse en clásicos modernos; por el otro lado teníamos la voz privilegiada y el talento natural de Liam Gallagher, quien lograba darle un toque único a cada canción y definía la personalidad de la banda, incluso aunque no tocara ningún instrumento (porque seamos honestos, todos sabemos que tocar el pandero no cuenta como tocar un instrumento). Todo lo anterior, sumado a la confianza y seguridad que transmitía sobre el escenario, así como la actitud arrogante y prepotente que lo caracterizaba, convertía a Liam Gallagher en la definición perfecta de un rockstar; ni más ni menos.

Oasis es sin duda alguna una de las bandas británicas más populares e importantes de los últimos treinta años. Desde muy jóvenes conquistaron la escena nacional e internacional, se volvieron los principales referentes del brit-pop y terminaron influenciando a una infinidad de bandas que podemos escuchar en la actualidad. Éste jueves 29 de agosto de 2019, se cumplieron veinticinco años del lanzamiento de su primer álbum: Definitely Maybe.

Los hermanos Gallagher y compañía (aunque suene feo, las cosas como son) tuvieron un camino muy duro previo a su álbum debut. Y es que no les fue sencillo conseguir una disquera que los firmara, así como tampoco fue nada fácil ganarse a las audiencias cuando aún no contaban con grandes hits o si quiera canciones sonando en la radio. Pero las cosas cambiaron rápidamente apenas firmaron contrato y terminaron su primer disco. Con singles como Supersonic, Live Forever, Cigarettes & Alcohol y Rock ’n’ Roll Star su ascenso fue inmediato. La audiencia amó el primer álbum y los críticos fueron muy generosos con él. La fama tocó a su puerta y hasta la fecha no se ha ido de sus vidas, tal cual como escribe Noel en Hey Now: “I took a walk with my fame down memory lane, and I never did find my way baaaack”.

Un año después del lanzamiento del Definitely Maybe, ya tenían listo el que sería su sucesor: (What’s The Story), Morning Glory. Éste sería el segundo y, en mi opinión, el mejor álbum en la carrera de la banda. Es un álbum con excelentes canciones de principio a fin; tanto que sacaron seis sencillos de las 12 canciones que el álbum contenía.

El éxito comercial fue increíble; la gente los amaba e incluso había quienes los llamaban los nuevos Beatles. Por otro lado, las reseñas de los críticos eran opiniones divididas, ya que hubo quienes lo alababan y otros que catalogaban el álbum como una decepción por considerar que no superaba a su predecesor o decir que optaron por ritmos genéricos y letras simplonas. La realidad es que el disco está repleto de canciones que definieron un  género y marcaron un antes y un después en la música británica. No hay mucho que discutir cuando entre sus sencillos se encuentran canciones como Don’t Look Back In Anger, Champagne Supernova y por supuesto Wonderwall (FUCKING BANGERS!).

Era 1995 y existía una guerra en la escena musical de Reino Unido. El país estaba dividido en dos bandos y tus opciones eran ser #TeamBlur o #TeamOasis, no había más. Se decía que Blur era brit-pop para la clase alta; tenían un estilo musical con clase y finura, mientras que Oasis era por consiguiente el brit-pop para la clase trabajadora, hecho por y para hooligans. Al final, fue con éste álbum que Oasis marcó una gran diferencia entre ambas bandas y terminó ganando la guerra del brit-pop.

Dos años después, estrenaron su tercer álbum: Be Here Now. Fue el más esperado y el que tuvo un mayor éxito comercial durante las primeras semanas; sin embargo, la decepción fue notoria en los fans y en las críticas después de escucharlo. Y es que, aunque no fue un mal álbum, Oasis ya no mostraba la misma solidez que en los dos anteriores. Se dice que el origen de esto fue que Noel ya no escribía todas las canciones por un aumento en su consumo de drogas. La realidad es que la banda mostraba altibajos y la falta de consistencia predominó desde ese momento hasta 2009 que se dio a conocer el rompimiento de la banda.

En últimos años de actividad de la banda, ya existían muchos problemas internos. Todo el tiempo había pelas protagonizadas por los hermanos y que algunas veces terminaban implicando a otros integrantes de la banda. Sus últimos dos álbumes realmente fueron para el olvido. La voz de Liam ya sonaba muy desgastada y escucharlo en vivo era un insulto para el Liam de los noventas. Por el otro lado, Noel ya no mostraba un interés en escribir canciones como antes. Tal vez tuvo una crisis existencial, tal vez fueron las drogas o tal vez fue el desgaste de los años. Lo que es una realidad es que su talento parecía haberse extinguido.

En 2009 una fuerte pelea en la que Liam destrozó una guitarra de Noel desató una discusión que terminó con Noel renunciando definitivamente a la banda. En un comunicado oficial informó que dejaba Oasis con un poco de tristeza y con mucho alivio. Un año después daba a conocer la creación de su nueva banda: Noel Gallagher’s High Flying Birds, mientras que Liam y el resto de Oasis, decidieron seguir juntos bajo el nombre de Beady Eye. Desde entonces la competencia entre ambas bandas fue muy dispareja. Noel volvió a hacer música muy interesante y de calidad; Liam y compañía no lograron hacer nada realmente sobresaliente con Beady Eye.

Era muy claro quién era la parte creativa de Oasis y porqué cuando Noel se fue, la carrera de Liam se hundía cada vez más. Su panorama había cambiado por completo: ya no tenía una gran voz, él casi no escribía canciones y por más ganas que le echara, su pandero no era suficiente para componer un álbum completo. Pero Liam no se rindió ahí. Liam trabajó muy duro e inició su proyecto solista titulado con su mismo nombre y apellido. En 2017 estrenó su álbum debut As You Were, recibiendo muy buenas críticas y una muy buena respuesta por parte de la audiencia. Trabajó mucho para componer su voz y al día de hoy, por lo menos a mí me gusta mucho cómo suena nuevamente. En las últimas semanas ha lanzado varios sencillos de su nuevo álbum que se estrenará el 20 de septiembre de este año y créanme que suena increíble. Aquí les dejo un poco de evidencia para que lo comprueben:

Liam Gallagher – Once (Radio 1 Piano Sessions)

Liam Gallagher – One of Us (clarísima referencia a Noel)

Por último, a pesar de que ambos estén triunfando en sus propios proyectos (y los dos sean personas tan odiosas por sus declaraciones públicas), sé que hablo por muchos cuando digo que me encantaría verlos juntos de nuevo en la misma banda. Liam ha puesto de su parte y ha intentado convencer a Noel para revivir Oasis. Noel se ha negado, ha rechazado cantar con Liam en conciertos benéficos e incluso ha amenazado con demandarlo si publica un documental en el que aparezca interpretando canciones de la banda escritas por Noel.

A nosotros nos queda esperar. Esperar mientras disfrutamos ambos proyectos por su cuenta, los cuales son realmente buenos. Esperar mientras seguimos yendo a tributos donde nos contagiamos de la felicidad y nostalgia con la que todos en el público corean las canciones.

Esperemos que algún día podamos escuchar un nuevo álbum de Oasis en el cual incluso pueda haber más colaboración de Liam para escribir las canciones. Esperemos que algún día podamos ver en vivo en nuestro país a una banda tan importante para la música contemporánea como lo fue Oasis. Y sobre todo, esperemos que tanto Noel como Liam, puedan entender las palabras de su propia canción Don’t Look Back In Anger y puedan estar juntos de nuevo, como integrantes de la misma banda y como hermanos.

Vivo en Mérida y estudio Derecho.

Le voy al Liverpool, amo la música y la cerveza. Me caigo muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *