Nostalgia en la Bahía

El pasado domingo se jugó el último partido de temporada regular de los Golden State Warriors en el Oracle Arena y la nostalgia que rodeaba al recinto se sintió en todos los rincones del mundo.

Con la victoria de 131-109 ante los Clippers y asegurando el sembrado número uno en la Conferencia del Oeste, la quinteta local le dio un digno adiós a los encuentros de temporada regular en el Oracle y quieren despedirlo de una manera épica con un campeonato en las próximas semanas.

Fueron 47 temporadas, 1936 partidos, y un récord 1116 victorias y 770 derrotas en este inmueble, del cual Steph Curry es el dueño de los puntos anotados con 8,075, todos estos números de temporada regular.

El Oracle también vivió momentos importantes, como la temporada 2007 en la cual los Dubsclasificaron a postemporada, terminando así con una racha de 12 años sin aspiraciones al título. Ya en esos playoffs, eliminaron sorpresivamente a unos Mavericks de Dirk Nowitzki y Steve Nash, que venían de jugar las Finales de 2006 y terminaron esa temporada como los sembrados #1. La magia de esa temporada se terminó en la segunda ronda, ya que fueron eliminados por el Utah Jazz.

Sin duda uno de los mejores recuerdos que se quedará en este inmueble es la temporada del 73-9, para muchos la temporada del mejor equipo en la historia de la NBA, pero que lamentablemente para la causa de Golden State se vio opacada por el título de los Cavaliers en contra de los mismos Warriors.

En el Oracle también se dieron grandes actuaciones individuales, como la de Klay Thompson en contra de los Sacramento Kings anotando e imponiendo el récord de más puntos en un solo cuarto con 37, que eventualmente se convirtieron en 52 terminando el partido; o como la de Sleepy Floyd, que tiene el récord de mas puntos en el último cuarto en Playoffs con 29 ante los Lakers en 1987.

 

Pero todos, estas actuaciones y todas estás estadísticas quedarán solo en los papeles, en la historia de un estadio que hasta en las épocas más obscuras de un equipo que hoy domina la NBA, vendía boletos y en la historia de los 4 campeonatos que han entrado por las puertas de este inmueble. Lo realmente importante, queda en las 19,596 personas que partido con partido apoyan a los Warriors, queda en el amor que los fans y los jugadores han construido alrededor de esta franquicia, amor que se vio ejemplificado con Klay Thompson al no querer irse del estadio.

A la afición de los Warriors, la que siempre ha estado ahí, le ha tocado sufrir, pero ahora disfrutan de un franquicia establecida, que gracias al crecimiento se mudará, buscando que el Chase Center pueda brindarles el amor que Oakland y la Bahía nunca les han dejado de dar.

 

Síganme en Twitter: @swish22_

Escuchen mi podcast en Spotify: Full Count By Boston’s

¡Buenaaas! Me llamo Jorge, tengo 20 años y soy del ya extinto DF. Me encantan los deportes y el impacto social positivo que generan. Mi deporte favorito es el baseball.

Otros tres gustos MUY importantes, la música, la comida y los kicks.

Hincha del Madrid, del Ame, de los Dodgers, de los Mavs, de los Steelers, de Andrew Luck, los Arctic Monkeys.

Soy muy bueno en la Fantasy de baseball y muy malo en la de americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *