No tiene nada de colateral los daños por la impunidad

Cada 25 de noviembre, desde 1999, conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la Mujer. Esto con el antecedente del brutal asesinato de las hermanas Mirabal el 25 de noviembre de 1960 quienes fueron activistas. A lo largo del año tenemos distintas fechas alrededor de las cuales mujeres de todo el mundo nos sumamos a acciones organizadas ya sea en las calles, instituciones y, recientemente, espacios virtuales todo con la finalidad de honrar a quienes nos arrebatado y seguir en exigencia por nuestros derechos, nuestra seguridad y libertad, pero un día no basta, no cuando a diario en México matan a más de 10 mujeres al día, estos días a pesar del peso histórico que tienen en nuestra lucha no han significado la representación de días libres de violencia.

El pasado 25 de noviembre del 2021, asesinaron a Marisol Cuadras una compañera de 18 años que militaba en el feminismo y que justamente se encontraba en una manifestación alrededor del día histórico. A las afueras del Palacio Municipal de Guaymas, Sonora un grupo armado encendió fuego contra quienes se encontraban presentes en el espacio público, las autoridades gubernamentales reportan que el ataque iba dirigido a la alcaldesa de la entidad, así como al Secretario de Seguridad, sobre el asesinato de Marisol y las demás victimas mencionaron “Fue un daño colateral” ¿Daño colateral?

“Me mataron a mi hija, en pleno palacio municipal, manifestando

su inconformidad. Que lo sepan todos.

Sí, yo soy la madre de esa mujer, una más, solo tenía 18 años”

-Mamá de Marisol

¿Cómo nombrar daño colateral a la impunidad de este país? ¿Cómo responderle a la mamá de Marisol? Sino con el corazón destrozado y la mente llena de rabia e indignación sí, que lo sepan todas, todos y todes: una vez más nos fallaron, en las manos del crimen organizado y las instancias gubernamentales está la muerte de Marisol.

Los ojos públicos se centran en criticar la militarización del país y las acciones de un Presidente que prefiere irse a desayunar y no darle espacio al duelo nacional frente al que estamos todas las mujeres, no al miedo colectivo que simbra en nuestras almas ¿podremos salir a marchar sin miedo? ¿Sin miedo a la represión? ¿Sin miedo a la fuerza policial y su gas como en CDMX? ¿Sin miedo a las balaceras en Quintana Roo? ¿Sin miedo al crimen organizado?

Retomo a Alejandro Anaya y su concepto de impunidad activa:

 “La impunidad activa demuestra la ausencia de sanción o castigo ante la violación de los derechos humanos en México, no es azarosa, involuntaria o “simplemente” resultado de la falta de capacidades institucionales. Por el contrario, demuestra que la impunidad suele ser resultado de la decisión estratégica por parte de las autoridades”.

Por muchos años ya hemos visto la complicidad de las autoridades y el crimen organizado, han priorizado intereses políticos antes que garantizar seguridad a la ciudadanía y lamentablemente con el caso de Marisol podemos ver una de las muchas consecuencias, en la búsqueda de seguridad poco se han detenido a pensar con un eje de género e interseccionalidad cómo afecta a las mujeres en los distintos territorios. La impunidad activa está cuando dejaron pasar tanto y permitieron que nos arrebataran a Marisol.

No dejaremos de luchar y de nombrar a Marisol, sus sueños volarán alto y nosotras en su caminar seguiremos.

Ella/She

Escribo para plasmar lo que me duele e indigna, deseo que todas las personas encuentren espacios de expresión dignos.

Soy una mujer mexicana y feminista, politóloga preguntona y administradora pública por la Universidad Iberoamericana. Estoy convencida que caminar en colectivo es mejor.

Estratega en lo laboral pero por convicción luchando contra la trata de personas y colaborando en espacios de exigencia de derechos humanos. Me encanta la comunicación política y la participación ciudadana. Sueño y trabajo por un país sin injusticia e impunidad.

“La resistencia no es sólo aguantar, sino construir algo nuevo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *