The Blaze, un proyecto musical que te muestra otra realidad desde su cara más humana

Hace un tiempo que he querido hablar sobre uno de mis proyectos favoritos del momento. Es posible que los hayas ya escuchado y también existe la gran posibilidad de que sean unos completos desconocidos para ti. The Blaze es el proyecto de Guillaume y Jonathan Alric, dos primos de origen francés que se han posicionado como una de las propuestas musicales más importantes de la escena electrónica. A través de sus videos, logran tocar algunas de las temáticas más humanas, dándole protagonismo a personas marginadas que normalmente son olvidadas por la sociedad.

Todo empezó cuando en 2016 el sello parisino Bromance Records compartió en su canal de YouTube el video musical de la canción «Virile». El dúo era completamente desconocido para ese entonces, todavía no habían compartido nada de material pero el video tuvo tanto éxito que consolidó a lo que es hoy uno de mis grupos favoritos. Desde entonces, The Blaze ha sacado tres videos más dirigidos por ellos mismos y lanzado un álbum de 10 canciones con el que se encuentran de gira por el mundo. En este artículo vamos a hablar y analizar no solo la música del dúo sino su material cinematográfico que los ha llevado hasta ganar el Grand Prix de Cannes. 

Virile

«Virile» es el primero de los cuatro videos musicales de The Blaze. Esta canción define perfectamente el estilo musical del dúo: música dance emocional con un tempo lento y vocales distorsionados, este último es el sello sónico característico del proyecto y es una de las cosas que más me gusta de ellos. El video se basa en la relación de dos hombres. En ningún punto te especifican la relación entre ambos y es justo eso lo que más me gusta. Los dos tipos se ponen a bailar en la sala de un apartamento deprimente y llegan al punto de estar tan íntimos que su masculinidad se ve desafiada, ahí se abre la posibilidad de que sean pareja o que simplemente sean amigos. Todos nos podemos relacionar con este video, una amistad con alguien del mismo sexo que llega a ser tan íntima que podría inclusive ser mal interpretada por los estándares sociales en los que vivimos. A través de abrazos, besos en la frente y pasos de baile con tintes de boxeo, se logra explorar temas como la masculinidad y la sensibilidad

Territory

Recuerdo que cuando vi este video quedé impactado por su poder, poco he encontrado que me han hecho sentir lo que «Territory» me hizo sentir. Situado en Argel, la capital de Argelia, «Territory» narra el regreso de un joven musulmán a su familia después de una larga ausencia. La recepción inicial de la familia es probablemente la escena más emocionante y poderosa del video. Me costó verlo varias veces para poder entender si era una escena de alegría o tristeza. 

We’ve waited for this day

We shared some tears of love now

Like a desert in the rain

When the sun of the day went down

La llegada de un ser especial a casa después de mucho tiempo es algo con lo que casi todos nos podemos relacionar. Cuando hay alguien que se ha ido por tanto tiempo que ni siquiera crees volverlo a ver. Esto es el día a día de la mayoría de las familias musulmanas y de origen africano que pierden hijos, hermanos y padres a la migración, a veces de manera definitiva. El reencuentro familiar y la reinserción puede ser un proceso pesado. Al final del día ¿dónde está verdaderamente tu hogar? ¿Los seres humanos somos seres transitivos? ¿Hay alguien que esté de nuestro lado realmente o estamos solos en este mundo? 

Queens

Buscando presentar las franjas más sensibles de la sociedad utilizando un crudo y cálido realismo, «Queens» es un celebración a la vida. Dando pequeños pero emotivos clips de la vida de una chica gitana, nos evoca lo hermosa y pasional que puede llegar a ser la vida. Dentro de estos mismos fragmentos se muestran momentos con otra chica. Al igual que en «Virile», no sabemos si son amigas, hermanas o pareja; “no sabemos y no nos importa”, pero el lazo electrizante entre ambas nos engancha de inmediato, nos abre los sentidos hacia lo que deverdad es humano, hacia las experiencias más banales  que podemos experimentar con el otro. 

The Blaze es en definitiva uno de los proyectos de música electrónica que más me gustan hoy en día. Es una propuesta diferente, dándole protagonismo a personas marginadas y con un enfoque mucho más humanista de lo que normalmente encontramos ahí afuera. A veces olvidamos que lo más hermoso de la vida se encuentra en cosas simples. Afortunadamente tenemos a gente como Guillaume y Jonathan para recordarnos cómo se siente vivir.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Estudiante de Ingeniería del Tecnológico de Monterrey. Resuelvo problemas de matemáticas durante el día y escribo música durante la noche. Mi dieta se basa principalmente de atún enlatado y café. Público música bajo el nombre Kauss.

4 respuestas a «The Blaze, un proyecto musical que te muestra otra realidad desde su cara más humana»

  1. Que buena referencia!! Escuché a The Blaze estando en Europa y se me hizo muy original hasta en los beats… No había prestado atención a detalles a la producción y lo que logran transmitir más allá de la letra. Increíble!! Y que joya de Dj’s!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *