Los mejores álbumes en un cuarto de año

Conforme pasa el tiempo le tengo una mayor desconfianza a aquellas listas que anualmente se escriben sobre “los mejores álbumes de música”, por no decir que a la crítica en general. En estos temas, no se puede aspirar a una verdad única ni a criterios cien por ciento objetivos. Aún así, creo que los actos de curaduría, crítica, o simple recomendación o discusión son necesarios frente a la inabarcable biblioteca musical que, gracias a internet, crece a una velocidad impresionante.

Por esta razón, hago aquí un catálogo de 10 LPs de lo que va del 2021, no como una declaración valiente sobre “esto es lo mejor allá afuera”, sino como una guía de obras que considero vale la pena escuchar (aunque por razón de promoción publicitaria haré esa declaración valiente en el título).

 

Gabriel Ríos, Flore (Puerto Rico – Bélgica)

En este disco convergen libremente múltiples influencias sonoras. Por un lado, la herencia latinoamericana a la que Ríos hace homenaje “revisitando” grandes temas del bolero, la trova o la salsa. Por otro lado, y mucho más presente en las canciones originales de Ríos, hay un impulso experimental, sutilmente ambiental, así como con cierto carácter épico. En la síntesis Ríos presenta un disco que es al mismo tiempo fresco, nostálgico e íntimo.

 

Floating Points / Pharoah Sanders / London Symphony Orchestra, Promises (Inglaterra – EUA)

Durante cinco años el productor Sam Shepherd (Floating Points) y el aclamado saxofonoista Pharoah Sanders, junto a la Orquesta Sinfónica de Londres, trabajaron en esta única pieza musical. Dividida en nueve movimientos, la pieza se construye lentamente a través de sutiles variaciones e improvisaciones unidas por un leitmotif que actúa de forma repetitiva como un mantra.

 

Antônio Neves, A Pegada Agora É Essa (Brasil)

Tras una noche de insomnio e inspirado por Quincy Jones, el multiinstrumentalista Antônio Neves hizo una lista de artistas residentes en Río de Janeiro para colaborar en un nuevo proyecto. Figuras contemporáneas como Ana Frango Elétrico o Hamilton De Holanda aparecen en esta grandiosa lista.  A partir de las inquietudes y afinidades musicales compartidas surge esta experiencia caótica como un retrato kaleidoscópico de la escena brasileña actual, desde el jazz hasta la samba, desde el hip-hop hasta la MPB.

 

Arlo Parks, Collapsed In Sunbeams (Inglaterra)

En estos tiempos turbulentos, Collapsed In Sunbeams podría sentirse particularmente esperanzador. Los mensajes de consuelo están presentes en todo el álbum como una contrarrespuesta a las ansiedades de esta época. Musicalmente es un disco muy reconfortante que, sin embargo, podría llegar a ser monótonamente agradable.

 

GOLLY, Mengers (México)

Directo, como una cubetada de agua fría (o un puñetazo en la cara), este disco por el contrario, aborda los tiempos turbulentos desde la misma turbulencia. Este disco es un viaje crudo e intenso de inicio a fin, donde existe una busqueda de agrietar la simulación con mucho ruido. Hay quienes quizá lo quieren tomar como prueba de que “el rock sigue vivo”. Yo diría que es la prueba de que sigue evolucionando, particularmente la escena capitalina que con la ayuda de sellos como Devil In The Woods que nos traen estas producciones.

 

slowthai, TYRON (Inglaterra)

Conceptualmente este disco se divide en una frontera emocional. El primer disco del álbum le permite continuar con aquellos temas que, desde el grime o desde la estética e imaginario punk, abordababa sobre el falso patriotismo así como otros problemas político-culturales contemporáneos. Es interesante el retrato que hace del estereotipo masculino del rap. En el segundo disco, la producción se vuelve menos agresiva y las letras se alejan de los temas políticos para volverse mucho más introspectivas. La vulnerabilidad expuesta es altamente contrastente y no por ello, menos punk.

 

Varios Artistas, La Ola Interior (Spanish Ambient & Acid Exoticism: 1983 – 1990) (España)

El sello discográfico suizo Bongo Joe se encargó de hacer esta recopilación de artistas españoles que compartieron el deseo de crear un paisaje sonoro inmersivo y combinar la música electrónica con tradiciones musicales no occidentales. Aunque el desarrollo del género ambiental y experimental no tienen líneas claras (o siquiera líneas), este disco presenta material adelantado a su tiempo.

 

Alex Ferreira, TANDA (República Dominicana)

Con este proyecto Alex Ferreira logra insertarse en aquella tradición latina de artistas que sin apartarse del imaginario popular, romántico y vibrante introducen reflexiones sutiles e inteligentes sobre grandes temas socioculturales. También creo que logra un gran balance entre lo empalagosa que podría resultar la propuesta lírica de esta corriente de cantautores latinoamericanos. La producción musical raya a ratos en lo experimental, lo cual celebro pues ayuda a darle un enfoque fresco a sonidos ya familiares en el folclór latinoamericano.

 

Tangana, El Madrileño (España)

Creo que la cercanía directa o indirecta de artistas favorecidos o detractores mismos del world music con El Madrileño, acaba convirtiendo este disco en una propuesta muy interesante. Creo también que en la música los límites de la discusión sobre la apropiación cultural son mucho más difusos que en otros campos. Que este disco reviva esta discusión debería apurarnos también a escucharlo y sacar nuestras propias conclusiones.

 

Emeka Ogboh, Beyond The Yellow Haze (Nigeria)

Es notable la inquietud de este artista de instalación y sonido por establecer correspondencia entre lo urbano y lo sonoro. Estas inquietudes nos traen esta serie de paisajes sonoros, combinaciones de sonidos electrónicos ambientales y grabaciones de la ciudad de Lagos. Recomendaría explorar el resto de obra e instalaciones de este artista para terminar de hilar la narrativa.

 

Fresia Magdalena, Sofía Kourtesis (Perú – Alemania)

Quisiera terminar esta lista agregando este EP de la productora peruana Sofía Kourtesis. La superficie electrónica bailable de este EP no debería distraernos de la intimidad de sus canciones, donde la familia y su natal Perú están más que presentes.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

En permanente desconfianza de las categorías. Para quien sirvan los títulos: estudiante de economía y filosofía. Busco aproximarme a la realidad con disposición crítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *