Lil Nas X y el poder del internet

Durante los últimos años, hemos sido testigos de cómo el internet nos gobierna. Impone tendencias, define qué prevalece y qué no, decide quién es famoso y quién no; en muchas ocasiones es la solución y en otras el problema, pero todo el tiempo nos remitimos a él.

Quienes realmente juzgan todo lo anterior, son las redes sociales, pues en ellas, los usuarios constituyen el filtro por el cual deben pasar quienes aspiran a la fama y al reconocimiento, aunque también existen casos en los que esto llega casi por accidente o inesperadamente, pero todo depende de lo mismo: la viralidad del contenido.

Si bien mucha de la música que se produce hoy en día se concibe con el objetivo de ser viral, hay canciones que logran serlo por motivos ajenos a la composición. En la era del internet, esto se remonta al 2007, cuando Soulja Boy lanzó «Crank That (Soulja Boy)», que si bien contaba con un beat muy pegajoso, fue sumamente popular por el baile que acompañaba a la canción. La gente comenzó a subir videos haciendo dicho baile, al grado de que el sencillo estuvo por siete semanas en el lugar número uno del Billboard Hot 100 de aquel año y terminó siendo la vigésimo tercera canción más popular de la década según la misma lista. «Crank That (Soulja Boy)» significó una nueva forma de hacer la música viral, mostrando que una canción, por más mediocre que fuera, puede alcanzar el éxito si cuenta con un elemento llamativo y accesible que las personas puedan replicar.

Otros gran ejemplo de lo anterior fue el sencillo «Harlem Shake» del DJ estadounidense Baauer, el cual arrasó comercialmente por los videos que la gente subía a YouTube en los que, al comienzo, actuaban con normalidad, pero al momento del drop hacían movimientos o bailes exagerados.

El año pasado, con «In My Feelings» de Drake, pasó algo similar, ya que las personas usaron la canción para el #KikiChallenge el cual consistía en bajarse de un coche en movimiento y realizar un baile alusivo a la letra. Este reto se volvió tan popular que Drake incluyó el baile en el video para el sencillo, así como una compilación de videos del #KikiChallenge, la cual se muestra al final. «In My Feelings» se convertiría en la canción con más reproducciones en una sola semana con 116 millones.

Todo lo anterior sirve para entender un fenómeno bastante interesante que inició a finales del año pasado con un joven de 19 años originario de Atlanta.

Montero Lamar Hill, abandonó la escuela para comenzar su carrera como rapero, lo que generó la molestia de sus padres, haciendo que el joven se fuera a vivir con su hermana. El 3 de diciembre de 2018, publicó en SoundCloud, bajo el nombre artístico de Lil Nas X, «Old Town Road», canción que él mismo cataloga como country rap. Después de promocionarla con memes, el sencillo fue adquiriendo fama gracias a TikTok, aplicación que es una mezcla entre Vine y YouTube donde las personas pueden subir videos de hasta 15 segundos de duración. En esta, se comenzó el Yeehaw Challenge, que usaba el tema de Lil Nas X. Pronto, este reto fue replicado por millones de personas haciendo que la canción adquiriera una fama considerable, hasta ingresar al Billboard Hot 100 en el lugar 83. En un movimiento bastante astuto, «Old Town Road» fue registrada como una canción country para que fuera escalando posiciones y no compitiera directamente con las canciones de rap en la lista de Billboard. Pese lograr el lugar 19, el sencillo fue removido del Hot Country Songs de Billboard por considerar que “no tenía suficientes elementos country”. 

Para ese momento, Lil Nas X acababa de firmar un contrato con Columbia Records y contaba con el apoyo del legendario cantante de country, Billy Ray Cyrus, quien fue incluido en el remix de la canción, en una jugada magistral del nuevo sello discográfico del rapero de Atlanta.

Sin importar los obstáculos, el sencillo ha ocupado el puesto número uno en el Billboard Hot 100 desde hace seis semanas. De igual forma, destronó a «In My Feelings» como la canción más reproducida en una sola semana con 143 millones de reproducciones.

Pero dentro de todo esto, hay una pregunta fundamental: ¿cuál es la diferencia entre «Old Town Road» y otras canciones que se han vuelto virales por ser un meme?

Puede gustar o no, pero Lil Nas X ha logrado colocarse como uno de los artistas más populares en el mundo. Siendo «Old Town Road» y su remix sus únicas canciones en Spotify, es el vigésimo tercer artista más escuchado mensualmente. Ningún artista antes de él tiene ese número de sencillos o menos y tantas reproducciones. El Yeehaw Challenge se tiene la culpa de popularizar el tema, pero creo que el hecho de que aún sea relevante va más allá.

Lil Nas X se ha esforzado, desde antes de su firma con Columbia Records, por moldear una personalidad bastante carismática y divertida. Es casi imposible odiar a un rapero que se viste de vaquero, que colaboró con una leyenda del country a pesar de que los medios digitales le dicen que no encaja en ese género y cuyo primer video para promocionar el sencillo fue una compilación de clips del videojuego Red Dead Redemption 2.

Lo que tenemos es un cantante que, a diferencia de los casos mencionados anteriormente, no se ha conformado con ser un meme, sino que ha sabido usar el internet a su favor y así ganarse a la juventud. Viniendo de SoundCloud, ha roto estereotipos con su estilo, los temas y ritmos de sus canciones y con su imagen, pues observamos cómo el rap actualmente se encuentra plagado de personajes que mantienen un estilo de vida acelerado lleno de fiestas, drogas, fármacos y alcohol.

Habrá que ver lo que sucede en un futuro cercano, pues dudo que tanto él como su disquera se conformen con «Old Town Road» por mucho tiempo. Sus oyentes han creado ya una expectativa alrededor de lo que hará próximamente, lo que es un arma de doble filo: puede resultar un atino apostar por una fusión de géneros tan contradictorios como lo son el rap y el country o simplemente fue la canción que nunca pensamos necesitar, pero una vez que pasó, no pudimos evitar sentirnos atraídos hacia ella; pase lo que pase, Lil Nas X hoy cabalga tranquilo mientras disfruta su momento.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Melómano de tiempo completo y gran aficionado a los deportes.

Esmerado en encontrar la hamburguesa perfecta.

Escribo sobre mis experiencias musicales con canciones, discos y artistas. Abierto a opiniones pero sobre todo a recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *