Mictlán esquina con Hollywood

De acuerdo con José Guadalupe Posadas, autor de la famosa Catrina, la muerte es de los pocos actos democráticos, ya que sin importar si alguien es güera, morena, rica o pobre; la persona termina siendo calavera. Nadie puede escapar de este destino, pero cada cultura le da una interpretación diferente. En México se celebra la festividad del Día de Muertos, que proviene desde los primeros pueblos asentados en Teotihuacán hasta, más recientemente nuestro Mega Desfile Nacional (gracias a la influencia de Hollywood).

El día de muertos es una de las celebraciones más emblemáticas de México. Esta celebración tiene un pasado histórico que nos remonta hasta los pueblos que se asentaron en Teotihuacán, donde se acostumbraba llevar ofrendas a los difuntos. Entre ellas, se encontraban algunos elementos que vemos hoy en día en las ofrendas: vasijas, cuchillos, comida y flores. Más adelante, los mexicas siguieron con esta tradición y es de dónde realmente retomamos lo que hoy en día celebramos. Para los mexicas representaba una serie de celebraciones en donde el camino después de la muerte era determinado por la forma de tu fallecimiento y no de la vida que habías tenido (contrario a la tradición judeo-cristiana). Para ellos, había principalmente cuatro destinos a dónde podía ir tu alma después de morir. La primera es ir al Tlalocan, tierra del dios Tláloc, en dónde se encontraban las personas que sufrieron una muerte relacionada con el agua. El segundo lugar a dónde se podía ir era al Omeyocan, paraíso del sol, en donde reinaba Huichilopoztli y en el cual descansaban las personas que murieron en combate o las mujeres que murieron al dar a luz. El tercer destino era el Mictlán, señorío de Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, dónde iban las personas que morían de muerte natural. Por último, se encontraba el Chichihuacuauhco, lugar al que iban los niños que morían. Ellos tenían una opción de regresar a tener una vida nueva en la tierra en un futuro. En el desfile de la Ciudad de México podemos encontrar representado a algunos de estos viajes.

Este 2 de noviembre, en la Ciudad de México, se llevará a cabo la cuarta edición del Mega Desfile de Día de Muertos; mismo que empezará en el Ángel de la Independencia y terminará en la Plaza de la Constitución. Es un evento en el cual participan más de 580 artistas para dar vida a la interpretación del Día de Muertos. El desfile se divide en tres partes, representando el camino que toman las almas al más allá. La primera parte será la representación del Mictlán, la segunda lleva por nombre La muerte niña, en dónde se representa la época virreinal de México y, por último, Pa’l Panteón es en dónde se lleva a cabo la celebración a la vida junto con una algarabía de la población. Anterior a este desfile, hubo otros que se dieron desde el 26 de octubre, los cuales tienen diferente representación de las festividades.

La pregunta que sobresale es: ¿por qué es nuestra cuarta edición de un Mega Desfile de Día de Muertos? La razón se debe a que la celebración, aun cuando era celebrada por la mayoría de los mexicanos, daba lugar a una celebración de carácter íntimo y de reflexión. Debido a esto, también se fue perdiendo la fuerza de la tradición en las grandes ciudades de nuestro país. Es hasta el 2008, año en que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) le otorga el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que la festividad vuelve a tener un auge en la sociedad contemporánea mexicana. Si bien es cierto que la tradición mantuvo seguidores en pequeñas poblaciones como Pátzcuaro y Chignahuapan que atraían a turistas nacionales e internacionales; la celebración tuvo un auge gracias a la representación internacional con películas y reconocimientos.

Vía: Telemundo

Dentro de las películas que trajeron una idea de celebración común entre la población destacan la aclamada película de Pixar Coco y su antecesora El libro de la vida producida por Guillermo del Toro y dirigida por Jorge R. Gutierrez. Las dos películas son muy parecidas, pero la diferencia en el éxito llega por el alcance que tiene Pixar en la publicidad y por la elección de canciones: en la de Jorge Gutiérrez se optó por canciones en inglés con música de mariachi que suena forzada en ocasiones. Pero si hablamos de películas que han tenido un impacto directo en nuestra celebración y especialmente en este Mega Desfile de Día de Muertos, tenemos que hablar de Spectre 007, estrenada en 2015. Esta cinta abre con una persecución de nuestro espía internacional a través de la Plaza de la Constitución en la Ciudad de México, entre el tumulto de un desfile con gente vestida de calaveras y marionetas enormes del Día de Muertos. La fotografía de esa escena fue tan espectacular que empezó a crear expectativa en los 67 países en los que se estrenó la película de acción. De manera casi inmediata, el gobierno de la Ciudad de México, junto con la Secretaría de Turismo, puso en marcha la idea de concretar un desfile masivo el día de muertos.

Si bien se cree que es una forma colonial de reivindicar el Día de Muertos, siento que la forma en que el gobierno y los artistas nacionales han ilustrado el desfile tiene toda la riqueza de la tradición. Se siente el aroma a cempasúchil en cada uno de los carruajes y marionetas gigantes que tienen lugar en esta representación. Lo podemos ver como una representación pre colonial, virreinal y contemporánea todo en un pequeño desfile.

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *