Instrucciones para soportar el insomnio

Procure siempre leer este reglamento en un cuarto oscuro, cuando las manecillas de cualquier reloj formen un ángulo obtuso y la aguja corta marque las 2.

Indistintamente de la posición en la que sus huesos estén colocados, reconozca que no puede sucumbir ante el deseo carnal de ignorar el paso del tiempo.

Recuerde que, a su alrededor, existe gente que sí ha logrado lo que usted no. Deje la envidia y sea respetuoso de los logros ajenos.

Mantenga, ante todo, una actitud calma. Reconozca todos aquellos inventos que pueden producir sueño. Consuma todos los libros que tiene pendientes, lea las conversaciones viejas con la gente que ya no le escribe, redacte sus documentos faltantes, vea cualquier cosa en internet, mejor si la pantalla puede ser tomada con las manos.

Si es posible, adelante los 8 vasos de agua que debe tomar durante el día. Recorra el camino al baño hasta que pueda llegar a él con los ojos cerrados. Contemple el vacío que se forma en la ventana. Escuche el cambio de ritmo en la ciudad.

Si para este momento usted siente que puede dormir, no lo desperdicie. Hágalo. Por usted y por nosotros. De no ser así, es importante que no piense demasiado en lo que está pasando. Por supuesto que hay razones por las cuales uno tiene insomnio, pero meditarlas tiene el mismo efecto que un macanazo de manos de un granadero, así que no es recomendable.

Disfrute del canto del primer pájaro, tome una ducha y sueñe despierto mientras regresa al mundo. Repita las veces que sea necesario.

 

Inspirado en “Instrucciones para llorar” de Julio Cortázar
y por motivo de su cumpleaños

https://ciudadseva.com/texto/instrucciones-para-llorar/

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Licenciado en Literatura Latinoamericana. Gestor cultural. Abogado de clóset. Escribe ficción y, a veces, cosas interesantes sobre la sociedad en la que habita. Experto en nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *