El existencialismo de Simone de Beauvoir

Conocerse a sí mismo no es garantía de felicidad, pero está del lado de la felicidad y puede darnos el coraje para luchar por ella.

Acepto la osadía de ser yo

Simone de Beauvoir (Cuadernos de juventud) 1926)

Hemos escuchado infinidad de aseveraciones sobre la vida de Simone y los alcances insurreccionales de su magistral obra El segundo sexo, que situarla unilateralmente en un marco sería contraproducente. Amada, odiada, criticada, estigmatizada, idealizada, adulada y tergiversada… La diáspora propiciada por su crítica contundente a los pensamientos políticos de derecha y las situaciones belicosas del Siglo XX perduran en los recovecos donde la existencia es marginada. A pesar de los progresos de algunas de sus preocupaciones políticas, su pensamiento sigue vigente y nos congratulamos por su literatura lúcida y seductora. Somos herederes de una filosofía vigorosa que vale por siempre recordar.

¿Por qué leer a Simone?

Hablar de un ícono universal e inspirador como lo fue una de las figuras emblemáticas dentro de la segunda ola del feminismo y la filosofía existencial sigue provocando emociones, confrontaciones e incitaciones al sublevarnos por las limitaciones impuestas desde la materialidad de los cuerpos y las vertientes hipotéticas que la sociedad  ha inventado en nombre del “bien común” o, peor aún, lo que se ha visibilizado hoy en día: el concepto de humanismo desde el entramado referencial auspiciado por el proyecto de modernidad y sus sesgos.

La existencia como punto de partida…

Libertad, alteridad, corporalidad y vivencia con el tiempo son algunos de los conceptos claves asociados a su crítica y filosofía de vida. No se nace mujer, se llega serlo es la frase conspicua para cuestionar los modos en que la existencia es el usufructo de las relaciones sociales. A pesar de que para ella no dejamos de ser construcciones culturales, no hay una esencia femenina ni masculina, por tanto, desafía la sujeción del cuerpo de las mujeres y su fundamento de subordinación asociada con la reproducción y la jerarquización erigida desde una óptica masculina. Su refutación contra las ideas esencialistas del cuerpo son el primer acercamiento filosófico desde el cariz de la deconstrucción.

A partir de su lectura filosófica del cuerpo de las mujeres, analiza las prescripciones que condicionan su libertad y la capacidad para elegir y realizar proyectos de vida. Podrá resultar fácil reflexionar este planteamiento en un momento como ahora, en el que el feminismo enarbola una conflagración, empero, pensémoslo desde su punto de enunciación político en el que el sexo era la única lectura corporal y “natural” que determinaba los comportamientos. Por esta razón, somos herederes de un desafío histórico y filosófico sin precedentes que acrecentó, psíquica y socioculturalmente, otras formas de ser y estar frente al Otre.

Entre sus muchas influencias intelectuales, se encontraban Sartre con quien evocó una ósmosis en varios planteamientos, la fenomenología de Husserl y la dialéctica hegeliana del amo y el esclavo para su atisbo existencialista. Cabe destacar que una de las aclaraciones de los existencialistas franceses del siglo XX consistió en que la existencia precede a la esencia, oponiéndose a las identidades previas y a los esencialismos, por consiguiente, no hay sujete previo que se articule a su existencia. Como resultado, el concepto de situacionalidad era relevante para Simone, estriba a la imposibilidad que había en algunos cuerpos al encontrarse limitados frente a las contingencias de la impotencia y la desolación, siendo una aliada de las rebeliones de izquierda.

Su preocupación no era únicamente el género femenino, sino la condición humana. Sus propuestas filosóficas y ensayísticas fueron más allá del involucramiento intelectual y problematizaba la condición de los oprimides, dominades, ancianes, colonizades, etc. Gracias a su literatura y especialmente sus memorias, pudimos conocer a una Simone vulnerable, expuesta, sincera, derrotada, desafiada, exitosa y con aspiraciones de proponer un mundo más habitable.

Y eso no es todo, la relación que tenía con su prosa la llevo por senderos en los que se confrontaba así misma; su oposición a los círculos convencionales y exponer su estilo de vida con tal envergadura, le permitieron ser un marco referencial para muchas mujeres* que se oponían al matrimonio, la maternidad y las relaciones monogámicas y bisexuales; incluso las pérdidas significativas que vivenció con intelectuales, amiges y relaciones de pareja (especialmente con Nelson Algren) por las que tuvo que pasar. Nos demostró que la lealtad y la efervescencia por la lealtad tenía que ser para sí mismo.

Para no seguir con este sucinto texto, aquí te comparto algunas de sus obras, esperanzade en que sea un aliciente para que disfrutes de una crítica y literata que revolucionó el mundo desde su escritura (literatura, ensayística, filosofía y autobiografías):

1.- “Memorias de una joven formal”. Este libro autobiográfico relata su experiencia desde sus primeros años de su juventud trazando las primeras vivencias de un aprendizaje que le permitiría posicionarse a gran escala; así como la relación especial que tuvo con su mejor amiga Zaza y su encuentro con Sartre al ingresar en la Sorbona. Es el primero de sus escritos autobiográficos seguido por La plenitud de la vida, La fuerza de las cosas, Final de cuentas y una Muerte muy dulce. Textos crónicos y controversiales en los que cuenta sus vivencias, amoríos, desavenencias intelectuales, posturas políticas y su vida al tener esa transición de profesora, escritora, literata a ícono universal.

http://www.diariofemenino.com.ar/documentos/Memorias_deunajovenformal.pdf

2.- “La mujer rota”. Aquí Simone expone tres relatos para hablar sobre su interés en visibilizar historias de mujeres que bajo diferentes contextos se encuentran atrapadas frente a las condiciones prefabricadas de su existencia relacionadas con el tiempo y el fracaso. Tomando en cuenta sus aclaraciones, su interés no sólo era apoyar a las mujeres que transgredían el orden social y trazaban sus propios proyectos, sino también darle lugar a estos personajes que lidiaban entre sus aspiraciones y las limitaciones con las que se encontraban.

https://drive.google.com/file/d/0Bwm3dI13n5jlMDJiZGI5ZmItNTY0Zi00ZjAzLTgzZTMtNjRlN2NhYmQyZTBl/view?hl=es

3.- “Los Mandarines”. Una novela crítica y conmovedora que narra la postguerra francesa. Es considerada una de sus mejores escritos y fue galardonada por el premio Goncourt en 1954. Simone crea una evocación desde la atmosfera cultural e intelectual de la guerra fría con el papel ambiguo de los intelectuales de la época, estimulando el ejercicio de la responsabilidad de los actores por medio de la revolución moral al contemplar las acaloradas y apremiantes voces que exigen una transmutación de los valores.

Pdf: https://monoskop.org/images/8/86/De_Beauvoir_Simone_Los_Mandarines.pdf

4.- “El Segundo Sexo”. Uno de los textos más revolucionarios y traducido de todos los tiempos. En este libro hace un recorrido fenomenológico, histórico, político y filosófico sobre la situación de las mujeres. No sólo representó un viraje ontológico y epistemológico, sino es considerado el precursor de los estudios críticos de género y una invitación a cuestionar las coyunturas en las que la existencia de la mujer ha sido catapultada desde el lugar de lo otro. Texto que transformó y concientizó a la misma Simone De Beauvoir sobre su condición de género.

https://femyso.files.wordpress.com/2017/01/el-segundo-sexo.pdf

5.- “El pensamiento político de la derecha”. En este ensayo, Simone versa sobre los alcances de los privilegios de la burguesía y las élites al reconocerse y separase del resto, entreverando la superficial crítica del “hombre superior” con fundamentos esencialistas el cual depende parcialmente de rasgos exteriores y la validación de sus percepciones desde lo universal y la involucración de la naturaleza para afirmar el pluralismo de razas, castas y su desigualdad para justificar su “superioridad” como elemento innato.

https://sindominio.net/bricolaje/TERESA/Simonedebeauvoir.pdf

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Escribo por aquí y escribo por allá. Soy psicologue y a veces intento hacerle de activista. Tengo una mente curiosa, por eso me gusta el psicoanálisis, la filosofía y la teoría crítica. En las mañanas escribo y edito textos en una comunidad de psicologxs diversxs y en la noches me dedico a la clínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *