4 libros feministas para que marzo no termine

En días pasados, tuve la oportunidad de participar en muchas conversaciones, principalmente con mujeres universitarias, sobre el tema de las manifestaciones con motivo del Día internaciones de la mujer y el Paro Nacional convocado para el 9 de marzo. Muchas de ellas, apenas están demostrando abiertamente simpatía por los ideales feministas y ha sido en los últimos meses que han empezado a “salir del closet” del feminismo en sus familias y círculos cercanos, causándoles en más de una ocasión, debates y discusiones poco fructíferas en donde terminan siendo tildadas de “exageradas”, “rabiosas”, “en enojo permanente”, e incluso “groseras” y “mal portadas” (¿les suena familiar esta historia?).

El proceso de pasar de ser la mujer que comparte tímidamente artículos o noticias en favor de la igualdad, para después subir de tono con posts contra la violencia de género, hasta llegar al punto de ser la persona incómoda en la cena familiar y grupos de whatsapp, resulta en muchas ocasiones cansado y desalentador.

Un común denominador de estos diálogos con alumnas ha sido la búsqueda de información accesible para comprender mejor la filosofía feminista y pulir los argumentos. Si bien, creo que el feminismo es una teoría que nos atraviesa en las entrañas y en la realidad misma de ser mujeres, las ideas formuladas desde la academia, la investigación periodística, la formulación teórica tejida con ciencia social y la sistematización de memorias y experiencias, nunca está de más. Proporcionándonos herramientas de análisis para cuestionar y cuestionarnos, ampliando además nuestras posturas.

Es por lo anterior, que me gustaría recomendar algunos libros para quienes están adentrándose en este camino:

  1. Las mujeres que luchan se encuentran (Catalina Ruiz Navarro, 2019)

Catalinapordiós, como también se le conoce en redes sociales, es una feminista colombiana cuya voz ha trascendido en los temas de género. El libro de su autoría, intenta abordar los aspectos cruciales del feminismo con una mirada interseccional: el cuerpo como territorio, el poder, la violencia de género, la sexualidad, el aborto, la forma de relacionarnos y el activismo. Es algo extenso, porque pretende abarcar todos los aspectos posibles, entretejiéndolos con historias de mujeres que lucharon o luchan desde sus propias trincheras. Sin embargo, el lenguaje accesible, familiar y ligero, invita a devorarlo.

  1. La revolución de las hijas (Luciana Peker, 2019)

Muchas de nosotras recordamos esos días de abril de 2018, cuando las mujeres argentinas volvieron a poner sobre la agenda latinoamericana el tema de la interrupción legal del embarazo. Fue probablemente en esas largas jornadas legislativas, en donde las y los miembros del Congreso debatían sobre la aprobación de una ley integral sobre este derecho. Ambos bandos, llevaba invitadas e invitados (artistas, médicos, activistas, etc.) para aportar a la discusión, entre ellos, le tocó a Luciana Peker, quien supo leer la realidad de esos días históricos en que el pañuelo verde se volvió el nuevo símbolo feminista. La obra revisa los puntos más importantes del activismo feminista joven y latinoamericano: el derecho a manifestarse, el derecho a elegir sobre el propio deseo de ser o no, madre; el feminicidio, el papel de la tecnología, los rezagos políticos de la dictadura y el poder transformador de las hijas sobre las madres.

  1. Historia del feminismo. De la antigüedad a nuestros días (Séverine Auffret, 2018)

La editorial argentina El Ateneo, publicó la primera traducción de esta obra al castellano apenas el año pasado, por lo que puede ser un poco complicado encontrar este título, sin embargo, considero que es el libro histórico de consulta que debemos tener siempre en el estudio. Auffret, filósofa y catedrática francesa, realiza una labor de documentación histórica de las primeras ideas en favor de las mujeres, mucho antes de que el feminismo existiera como tal.

  1. Ofendiditos (Lucía Lijtmaer, 2019)

En este ensayo sobre la criminalización de la protesta, la autora reflexiona sobre conceptos como “cacería de brujas”, “políticamente correcto” y el típico “ya todo les ofende”, como discursos que operan en favor de mantener el statu quo. El título en un principio puede hacernos creer (en especial a las mexicanas), que se refiere a los boomers rasgándose las vestiduras por los monumentos “vandalizados” y no por las mujeres asesinadas, pero en realidad se refiere a quienes sostienen discursos en favor de los derechos, muchas veces etiquetados como personas “frágiles que no aguantan un chiste”.

La lista anterior no está en algún orden en particular, intenté proponer lecturas que abarcaran temáticas relevantes y a la vez introductorias, para empezar a familiarizarnos con el amplio espectro de los feminismos. Espero que la energía que seguramente la mayoría aún tenemos tras el 8 y 9 de marzo pasados, no se apague aquí, sino que nos impulse a continuar la revolución de las hijas en las trincheras que nos interpelen.

Soy psicoterapeuta, docente universitaria, cantora, feminista y mamá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *