La Mejor Semana de Donald

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, se hizo notar en el discurso de Donald Trump sobre el Estado de la Unión al romper la copia que tenía de dicho documento. Ella argumentaba que su acto estaba justificado debido a que el discurso estaba lleno de mentiras y ninguna cifra era verificable. Esto logra ilustrar la desesperación del Partido Demócrata y una gran parte de la población norteamericana por las acciones del mandatario de Estados Unidos. La única opción remota de tener una campaña electoral más relajada era que el jueves 6 de febrero se diera la noticia que el impeachment se había concretado. Sin embargo, los resultados fueron los esperados al mantener al presidente Trump en el poder y con mayor aceptación que nunca. Además de esto, se cree que la división en el Partido Demócrata después del Caucus de Iowa hará que su candidato (Buttigieg, Sanders, Warren o Biden) no llegue con todo el apoyo y el actual presidente pueda ganar las elecciones en unos meses.

Fiel a su estilo, Trump entró al Congreso para dar un espectáculo en lo que sería el comienzo de una gran semana para él. Antes de que Donald Trump comenzara con su discurso dirigido al Congreso de los Estados Unidos, se rehusó a saludar a Pelosi debido a altercados en el pasado. Al empezar el discurso se escuchaba a los miembros del Partido Republicano gritar four more years, haciendo alusión a una muy posible reelección de su mandato por otros cuatro años. Empezó hablando acerca del gran crecimiento económico que ha vivido su país prometiendo que Estados Unidos no va a entrar en recesión económica mientras él sea presidente. Habló acerca del poderío estadunidense no sólo en el ámbito económico sino en el militar también, y aseguró que sus fronteras están libres de cualquier intento masivo de migración. También aseguró que “América” ya había llegado a eso que prometió en la campaña: to be great again. Por fin se había logrado regresar a las bases de la sociedad americana donde los valores cristianos dictaban la moral de las personas y servían de ejemplo para el resto de los países.

En cuanto lo económico, Donald Trump creía que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte fue un total desastre que produjo la salida de muchas empresas que operaban en Estados Unidos, es por eso que llevó a la mesa una nueva negociación en la cual Estados Unidos pudiera tener un otro Tratado de Libre Comercio más favorable.

Continuó declarando que los Estados Unidos de América tienen la intención de regresar la democracia a 3 países: Nicaragua, Cuba y Venezuela. En especial está la intención de que Venezuela regrese a ser un país democrático y “libre”. Después de criticar la dictadura de Maduro en el país latinoamericano, declaró que Juan Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela y harán todo lo que puedan por restaurarlo.

Se hizo una pausa para dar la medalla de la libertad al locutor Rush Limbaugh, quien es uno de los seguidores más fervientes al movimiento del presidente Trump y quien ha estado luchando con un cáncer pulmonar en lo que va del año. No obstante, Limbaugh ha recibido varias críticas por sus acciones xenófobas, racistas e incluso extremistas. En 1992, en su libro The Thing Ought to Be, se emplea el término feminazi que es un término cargado de odio y sin sentido contra la lucha feminista.

Al final, Donald Trump terminó dando un discurso como si estuviéramos sumergidos en la Guerra Fría: rechazando reformas sociales al tacharlas de socialistas, peleando ante China por ver quién tiene un mayor poder económico, abriendo nuevos programas espaciales y haciendo una carrera para ser el primer país en llegar a Marte, pero, sobre todo, quién sigue dictando las reglas del juego. Lo más preocupante de todo esto es que con la división que vive el Partido Demócrata, no hay un claro candidato que le pueda arrebatar el mandato de cuatro años al actual presidente.

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *