IATSE y la huelga que acecha(¿ba?) Hollywood

La Alianza Internacional de Empleades de Escenarios Teatrales, en inglés International Alliance of Theatrical Stage Employees (IATSE), es un sindicato para les agentes de la industria del entretenimiento en Estados Unidos y Canadá.

Fundada en 1893, está conformada actualmente por personal de teatro, películas, televisión, conciertos, entre otros, y cuenta con más de 300 sindicatos locales en Estados Unidos y 40 en Canadá. Las afiliaciones continúan en aumento, y si bien las personas deben pagar una cuota anual, “son elegibles para beneficios de salud, planes de inversión y los beneficios de jubilación”.

Hoy en día, una potencial huelga amenaza(¿ba?) con parar las producciones a lo largo de los territorios mencionados, pues les miembres de IATSE exigían, entre otras cosas, un aumento a los salarios mínimos, que hubiera un mínimo de tiempo establecido entre el fin de un día de trabajo y el comienzo de otro, que se tomaran medidas para que los estudios no se saltaran los descansos para las comidas del staff y que las personas trabajadoras en los “nuevos medios” de streaming dejaran de tener salarios aún más bajos que los usuales.

Esta indignación por las malas condiciones laborales de quienes están a cargo de cámaras, iluminación, maquillaje y demás, se vio acrecentada por el contexto de pandemia: redescubrieron los descansos, pasar tiempo con sus familias y tener efectivamente, fines de semana. Con el retorno de las producciones y por seguir protocolos de higiene, muchas veces el personal no tenía descansos para almorzar, pasándose la jornada entera sin comer (aunque esto sucedía igual en tiempos pre-COVID) con tal de acabar más rápido. Asimismo, se han reportado en reiteradas ocasiones accidentes automovilísticos en los que, por las largas jornadas, personas de la industria del entretenimiento se han visto involucradas tras quedarse dormidas al volante.

Es inquietante la cantidad de historias que se han ido recopilando en la cuenta de Instagram ia_stories, en las que el personal de diversas producciones narra los problemas y abusos que han vivido en sus puestos de trabajo, incluidas aquellas en las que relatan que hace unas semanas les habían pedido trabajar más “por si se hacía la huelga”. Las condiciones de trabajo que exponen son horrorosas, y se nota que es algo tan normalizado que resuena en otras personas y les anima a seguir compartiendo sus vivencias, porque saben que no es algo que les ha pasado solo a elles.

Por esta acumulación de inconformidades, les miembres de IATSE decidieron que necesitaban ponerle ya un alto a la situación, razón por la que el pasado 4 de octubre se anunció que los sindicatos aprobaban –por un margen del 98%– la huelga tras la votación efectuada el fin de semana anterior.

IATSE Myung J. Chun – Los Angeles Times

Las conversaciones con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (Alliance of Motion Picture and Television Producers, AMPTP) para la negociación de un acuerdo y evitar la huelga (que, evidentemente, es lo que las productoras preferían), llegaron por ahora a su fin después de acceder a las demandas. Esto se dio por la presión ejercida por parte de Matt Loeb, presidente del sindicato, tras manifestar el 13 de octubre que la huelga comenzaría el lunes 18 si no se resolvía pronto el asunto, pues el paso al que estaba yendo la negociación no reflejaba un “sentido de urgencia” por parte de las productoras, y sin una fecha de término de las negociaciones, podían seguir hablando para siempre, “y sus miembres merecían que se abordaran sus necesidades básicas ya”.

Sin embargo, este acuerdo no ha resultado satisfactorio para todes les miembres; muches consideran que no es suficiente, pues a pesar de representar una mejora, las condiciones siguen lejos de ser óptimas: el aumento de sueldo anual debería ser más alto, las horas de descanso entre un día de trabajo y otro deberían extenderse (se acordó 10 horas diarias y por primera vez, 54 para los fines de semana, pero eso significa que podrían trabajar 74 semanalmente), entre otros. Durante las próximas semanas, votarán si aprueban el contrato al que se llegó, por lo que aún no hay nada definitivo, y no se puede descartar –completamente– la posibilidad de una huelga.

La reciente muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins tras un accidente en el set de rodaje de la película Rust, ha reavivado las exigencias de las condiciones de trabajo de les miembres de IATSE, como la falta de descanso para el personal, los plazos exigentes y la carencia de regulaciones de seguridad.

En dado caso de que más adelante se diera la huelga, sería la primera de los equipos de producción de Hollywood desde la Segunda Guerra Mundial, lo que representaría un alto a las producciones actuales y a las venideras en un futuro próximo, significando grandes pérdidas para quienes, al final, se quedan con las mayores ganancias a costa del personal. Pero lo alarmante de la situación no es esa pérdida, ni si “nos quedamos sin nuevas series/temporadas” por esto, sino que se haya tenido que llegar hasta el punto de una posible huelga para que se escuchen las voces de las personas trabajadoras de la industria, quienes están detrás de todo aquello que consideramos entretenimiento. Ni el personal de esta industria ni de ninguna otra tendría que aguantar pésimas condiciones de trabajo.

En lo que esperamos a ver si aprueban o no el contrato acordado con la AMPTP, pueden mantenerse al tanto de las actualizaciones desde la página de IATSE y sus redes sociales, así como leer sobre algunes de les miembres de IATSE que votaron “sí” para la autorización de la huelga aquí.

Estudio Comunicación Social y prefiero escribir antes que hablar. Considero que es muy importante realmente escuchar a las demás personas para así aprender de ellas.

Me gustan los libros de fantasía y las series de ciencia ficción de los 60’s. La mayoría de mis series favoritas están subestimadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *