Huérfanes políticos

En las últimas semanas uno de los temas que más ha estado presente en los medios de comunicación es la competencia entre las recién anunciadas “corcholatas”. Les posibles candidates del partido oficialista para las elecciones presidenciales de 2024 fueron anunciades de forma extra-oficial hace unas semanas y comenzaron su campaña en redes sociales, medios tradicionales y eventos masivos. En distintos espacios se ha resaltado la gran ventaja que tiene MORENA —sin importar la persona candidata — ante los otros partidos políticos mexicanos.  A pesar de las controversias y los problemas, Andrés Manuel López Obrador y su partido conservan un apoyo popular de más del 40% según las encuestas realizadas por El Financiero.

Los factores que producen la ventaja electoral de MORENA son muchos: la popularidad del presidente, la inexistencia de perfiles políticos competitivos dentro de la oposición, la falta de confianza de les ciudadanes en el sistema político y las inexistentes propuestas de los partidos de oposición. Sin embargo, en este texto hablaré de otro factor que pasa desapercibido y que es muy importante, pues revela una falla política profunda y tiene consecuencias graves para la democracia y para el tejido social de nuestro país. La mayoría de los sectores poblacionales que han sido afectados por MORENA y por sus decisiones gubernamentales y legislativas son grupos que no tienen ninguna alternativa electoral que proteja sus intereses. Así, las personas que más desaprueban y critican el desempeño de MORENA están dispuestas a votar por este mismo partido en 2024, para no votar por partidos que podrían poner sus intereses en riesgo.

El ejemplo más claro de este factor son las mujeres jóvenes. Según las encuestas de aprobación presidencial de El Financiero, las mujeres jóvenes son el segmento poblacional que más desaprueba el gobierno de AMLO. Esto tiene sentido, pues AMLO y MORENA han cometido muchos errores con respecto a este grupo: los feminicidios han aumentado, las desapariciones de mujeres alrededor del país son constantes, los derechos sexuales y reproductivos no han sido protegidos como se había prometido, violadores y acosadores forman parte del gobierno y los grupos feministas han sido atacados constantemente en las mañaneras. Ante esto, lo más lógico sería que las mujeres rechazarán a MORENA y su candidate en 2024, pero no es tan sencillo.

El gobierno de AMLO no puede llamarse un gobierno feminista. Sin embargo, la oposición tampoco se ha caracterizado por promover los derechos y la seguridad de las mujeres. El PAN, por ejemplo, ha votado en contra de legalizar el derecho de las personas con capacidad de gestar de  decidir sobre su cuerpo y ha criminalizado a las mujeres que ayudan a que otras personas aborten. Y aunque en algunos estados, diputades del PRI han promovido leyes que apoyan a las mujeres, en otros han hecho todo lo contrario. Además, para cientos de mexicanas, votar por el PRI o el PAN es impensable debido al mal desempeño que tuvieron cuando estuvieron en el poder y lo que significan históricamente. MC busca ser el partido feminista, sin embargo, sus votos en el Congreso de la Unión no han sido consistentes con esto y que  muches de sus funcionaries han hecho comentarios machistas en múltiples ocaciones.

REUTERS/Toya Sarno Jordan

Es probable que las mujeres jóvenes, que son el sector poblacional que más desaprueba el gobierno de AMLO, voten por MORENA en 2024. La oposición no es una opción y “al menos” en MORENA existen personas que sí se han manifestado a favor de su causa, aunque los efectos no se han visto en las acciones gubernamentales.  Este escenario desolador no es exclusivo de las mujeres jóvenes. Aunque no existen números oficiales, analizando a les votantes de AMLO en 2018 y las acciones que este gobierno ha tenido respecto a elles, podemos ampliar este ejemplo a varios grupos sociales e identitarios. Las poblaciones LGBTQI+, por ejemplo, también han sido constantemente maltratades por el gobierno oficialista y no cuenta con alguna alternativa que proteja sus intereses en 2024. Lo mismo ocurre con aquellos votantes que se identifican como personas de “izquierda social”, aquelles que están a favor de las libertades individuales y que promueven la defensa de los derechos humanos. Todos estos grupos probablemente voten por MORENA, pero son huérfanes políticos.

La democracia no es perfecta y es imposible que los partidos políticos puedan representar las preferencias de todes de forma perfecta, pero un escenario en el que tantas preocupaciones están desatendidas es catastrófico. Si la oposición o la sociedad civil no trabajan para generar opciones políticas que retraten de mejor forma los intereses de la población, la democracia seguirá fallando y la polarización aumentará. Esta situación daña el tejido social, pues provoca que gran parte de la población pierda el interés y la confianza en el sistema político. Les huerfanes políticos son una señal de que la sociedad y la democracia representativa están fallando. Las necesidades políticas y sociales de gran parte de la sociedad no deben ser ignoradas.

Tengo 22 años, estudio Ciencia Política en el ITAM y soy de Tlaxcala —el estado que no existe—. Me gusta leer novelas, escuchar a Taylor Swift, pensar sobre teoría política y descubrir cafeterías en la Ciudad de México. Antes de dormir escucho podcasts de true crime y a veces me despierto a las 5 a.m. para ver partidos de tenis. Además, le dedico gran parte de mi tiempo a poner mi granito de arena en la lucha antipatriarcal.

Me gusta escribir sobre temas sociales, políticos y a veces sobre algunos irrelevantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *