Google Stadia

A finales de marzo de 2019 el CEO de Google, Sundar Pichai, presentó de forma oficial Google Stadia, servicio de streaming de videojuegos que comenzará a operar en noviembre de 2019. Google Stadia es un servicio de suscripción de pago mensual que ofrece a sus usuarios el uso de un servidor remoto para emular un videojuego sin necesidad de hardware sofisticado; prácticamente cualquier usuario que cuente con un aparato capaz de conectarse a internet puede disfrutar del servicio. Google Stadia viene a competir con las tradicionales compañías fabricantes de hardware especializado para videojuegos, dígase compañías como Nintendo o Sony que se especializan en el desarrollo y fabricación de videoconsolas o AMD, Intel y Nvidia que se han especializado, entre otras cosas, en el desarrollo y fabricación de hardware para computadoras con la finalidad de darles un uso gamer.

Google Stadia además ofrece un Marketplace, donde sus suscriptores deben comprar las licencias de los juegos que desean utilizar con el servicio. Es decir, si uno quiere utilizar el servicio deberá pagar una suscripción y dentro de la misma plataforma también tendrá que pagar por la licencia del videojuego que desea utilizar en la plataforma. Las licencias que se compran en otras plataformas como Steam o Microsoft Store no se pueden transferir a Google Stadia u otra plataforma. Este detalle es un gran problema para Google debido a que todos sus potenciales usuarios ya han comprado los juegos que utilizan en otras plataformas como las ya mencionadas y tendrán que volver a pagar por los mismos títulos en la plataforma de Google. Este simple hecho pone en riesgo al proyecto, por lo que Google ha apostado en contratar exclusivas con los desarrolladores de videojuegos, de esta forma los nuevos videojuegos publicados por los desarrolladores únicamente se venderán en Google Stadia por un tiempo determinado para así fomentar que más usuarios compren la licencia de ese videojuego en esa plataforma primero. Google Stadia además cobrará una menor comisión por venta a los desarrolladores con respecto a otras plataformas, motivo por el cual más desarrolladores preferirán publicar en la plataforma y le permitirá a Google Stadia tener precios más competitivos con respecto a su competencia, atrayendo así a más usuarios.

Si bien Google Stadia no fue first mover al ya existir servicios como GeForce Now, Google cuenta con una ventaja que difícilmente otro competidor tendrá: servidores en todo el mundo. Esto debido a que Google desde hace años y por otros motivos, ya cuenta con servidores instalados en prácticamente todo el mundo, lo que le permite tener una baja latencia en la conexión, aspecto clave si consideramos que para jugar de forma competitiva se necesita un tiempo de respuesta muy bajo, de otra forma el jugador vería desfasado el juego y sería imposible competir, independientemente de su velocidad de internet. Google únicamente tiene que adaptar su infraestructura ya instalada y sus competidores tendrán que construirla desde cero con su respectivo alto costo.

Los países en vías de desarrollo representan una gran cuota del mercado para estos servicios si consideramos su pirámide poblacional y el hecho de que sus habitantes tienen un menor poder adquisitivo, razón por la cual no invierten en hardware costoso, por lo que es más factible para ellos pagar una suscripción a un precio económico y poder utilizar el servicio en cualquier dispositivo conectado a internet. La barrera que impide a Google Stadia entrar a estos mercados es la mala infraestructura que existe en estos países.

Un ejemplo perfecto es México, donde la mayoría de las líneas de internet fijo que han sido contratadas cuentan con velocidades de 1Mbps debido a la mala infraestructura. Para utilizar Google Stadia se necesitan mínimo 10Mbps, velocidad que únicamente existe ciudades con un menor rezago en este aspecto, como lo son Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México y otras. Todo esto se debe a que la compañía que controla la mayoría de la infraestructura para telefonía e internet fijo del país no tiene incentivos para construir fibra óptica debido al monopolio que existe en este sector. Si bien en este sector se tiene un considerable rezago, en el sector de antenas que ofrecen servicios de datos móviles la situación no es tan grave debido a que sí existe competencia real y por lo tanto la inversión es mayor. Debido a esto, gran parte del territorio mexicano cuenta con una cobertura inalámbrica decente, más no con buenas velocidades en la mayoría de los sitios aún.

Aquí es donde entra en juego el 5G debido a que esta misma competencia en el sector de la telefonía móvil permitirá la implementación de esta tecnología, la cual opera a velocidades altas y forzará a las compañías que deseen ofrecer esta tecnología a mejorar su infraestructura sí o sí. Al ser implementada esta tecnología, ya será posible tener acceso a servicios de streaming con una alta demanda de datos como Google Stadia y eventualmente se reducirá el costo de contratación del servicio de telefonía móvil conforme más compañías compitan para ofrecer el 5G.

El 5G no solo representa un simple aumento en la velocidad del internet, representa un cambio en muchos aspectos. Cuando finalmente sea implementado, dará pasó al internet de las cosas, algo que todavía hoy vemos como algo utópico, pero será la realidad en unos años. El 5G solo es la base para ese cambio.  Prometo dedicarle un artículo completo al tema en el futuro.

Soy estudiante de la carrera de administración en el ITAM. Me gusta todo lo relacionado con la política, economía y negocios.

3 respuestas a «Google Stadia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *