It smells like GINGER…

Sí, ya sé lo que piensan: ¿Qué es BROCKHAMPTON? ¿Esperas que lea una reseña del disco de una banda que no conozco? ¿Por qué no hablas de Eminem o algo más normal?

Para contestar todas esas dudas, es importante responder la pregunta principal:

¿QUÉ ES BROCKHAMPTON?

Quienes tocamos algún instrumento o cantamos, hemos tenido en algún punto la maravillosa idea de formar una banda. Y digo maravillosa porque la idea suena genial: formas tu banda, compones canciones, grabas un disco y haces giras donde fans tuyos se congregan a corear tus éxitos. La historia de BROCKHAMPTON, the best boy band since One Direction BOOGIE»), es prácticamente similar a lo anterior, pero hay una cosa que debo aclarar: NO SON UNA SIMPLE BANDA.

Los orígenes de BROCKHAMPTON se remontan al 2010, cuando Ian Simpson, mejor conocido como Kevin Abstract, publicó un post en un foro de fans de Kanye West preguntando si alguien quería formar una banda. Después de contactar a algunos interesados, entre ellos Ameer Vann, un amigo de la secundaria, formaron el grupo ALIVESINCEFOREVER, lanzando un EP en 2013. Posteriormente, Kevin abandonó la banda para en 2015 relanzarla como BROCKHAMPTON, junto con algunos miembros de la ya extinta ALIVESINCEFOREVER.

Cuando dije que BROCKHAMPTON no era una simple banda, es porque hay mucha más gente detrás del proyecto que también forman parte del colectivo: en 2015 la boy band —como ellos mismos se denominan— estaba conformada por Kevin Abstract, Ameer Vann, Matt Champion, Merlyn Wood, Dom McLennon, Joba y bearface. como vocalistas, Romil Hemnani y Q3 (Jabari Manwa y Kiko Merley) como productores, HK como director creativo, Robert Ontenient (el famoso “ME LLAMO ROBERTO”) como diseñador web y Jon Nunes como representante.

Arriba: bearface., Joba, Ameer Vann y Kevin Abstract. Abajo: Dom McLennon, Merlyn Wood y Matt Champion.

Después de todo el proceso de conformación, lanzaron en 2016 su mixtape ALL-AMERICAN TRASH, pero no fue hasta 2017 cuando todo estalló. El 9 de junio de aquel año nos entregaron SATURATION, su álbum debut que contenía estupendas canciones como «GOLD», «STAR», «WASTE», «SWIM» y «FACE», marcando así el comienzo de una de las trilogías musicales más exitosas en los últimos años.

La trilogía SATURATION (SATURATION, SATURATION II y SATURATION III) fue lanzada en un periodo de tan solo SEIS MESES, por lo que el nombre no pudo ser más ad hoc. Todos los discos guardan una estructura similar: comienzan siempre con una canción explosiva («HEAT», «GUMMY» y «BOOGIE») y terminan con lentas y sentidas baladas interpretadas por la angelical voz de bearface. («WASTE», «SUMMER» y «TEAM»); además, el nombre de las canciones de cada disco tiene exactamente el mismo número de letras a excepción de la última, la cual tiene una letra más, lo que indica el número de letras en el nombre de las canciones del siguiente material, menos en SATURATION III, donde la última canción tiene cuatro letras («TEAM»), pareciendo sugerir que una vez terminados los tres volúmenes solo nos queda regresar al comienzo (MIND: BLOWN). Los tres álbumes fueron bien recibidos por la crítica y nos dejaron joyas como «SWEET», «BLEACH», «GAMBA» y «FACE», que, acompañadas de divertidos visuales, dejaban ver la gran versatilidad y química existente entre los integrantes.

Si bien formar una banda es algo maravilloso al comienzo, las cosas se pueden ir complicando conforme pasa el tiempo: hay que lidiar con los egos y las diferencias creativas que puedan existir, el cómo limar asperezas después de algún desacuerdo, no se tiene control sobre las actitudes y comportamientos que los integrantes puedan tener fuera de la banda…

Después de un 2017 de ensueño con tres de los mejores discos del año, un ascenso meteórico a la fama, una fanbase creciente y pláticas con Dios, el 20 de marzo de 2018 la boy band anunciaba su cuarto álbum de estudio, PUPPY, luego de firmar un contrato de tres años con el reconocido sello discográfico RCA Records.

Y fue aquí cuando, como dijo Emmanuel, “Todo se derrumbó…”.

El 27 de mayo de 2018, tras varios señalamientos hacia Ameer Vann por acoso sexual, los demás miembros tomaron la decisión de que ya no formara más parte del grupo. Con PUPPY prácticamente a punto de lanzarse y varias fechas pendientes en su gira, BROCKHAMPTON regresaba a Los Ángeles para reagruparse y asimilar la complicada situación que representaba la salida de uno de sus miembros clave.

Tras el incidente de Ameer, lanzaron tres geniales sencillos los cuales indicaban que el grupo parecía estar de nuevo en buena forma, con un estilo más refinado y un nuevo material en camino, lo cual se confirmó posteriormente. En septiembre de 2019, lanzaron iridescence, su primer trabajo desde la salida de Ameer y su firma con RCA Records. Para haber sido grabado en una etapa complicada, el resultado lucía bastante bien, sin embargo, era evidente la baja de Ameer y que todavía faltaba algo más por decir.

Y así es como llegamos al 2019.

The hardest working boy band in show business no podía estar en callada un año completo, por lo que, después de varias sesiones de terapia grupal con Shia LaBeouf, el pasado 23 de agosto lanzaron GINGER, un álbum que describiría como catártico y necesario, y que resulta ser el proyecto más maduro y centrado de BROCKHAMPTON hasta la fecha.

Lo que Kevin Abstract y compañía logran en GINGER es sacar todas las emociones y sentimientos reprimidos en iridescence explorando nuevas ideas y retomando elementos de la trilogía SATURATION, sin que eso necesariamente signifique obtener un sonido similar. Todo el álbum da la sensación de estar solo en una recamara oscura con una vela encendida rodeado de tus demonios mientras piensas en todas las situaciones difíciles que has atravesado y cómo llegaste hasta donde te encuentras ahora.

GINGER abre con «NO HALO» donde el grupo reflexiona sobre sentirse perdido y no ver nada bueno en uno mismo. Con un beat bastante mesurado acompañado de arpegios de guitarra, el tema rompe con la costumbre de iniciar el álbum con una canción enérgica; otro momento similar lo encontramos en «SUGAR», la cual cuenta con la extraordinaria colaboración de Ryan Beatty en los coros que junto con los versos de bearface. llenan de alma la canción haciéndola sonar como algo que una boy band noventera haría.

Si bien no hallamos instrumentales dinámicas con un tono alegre o eufórico como en la trilogía, canciones como «BOY BYE», «IF YOU PRAY RIGHT» y «ST. PERCY» dejan ver que varios de los elementos sonoros característicos del grupo siguen presentes, creando melodías un tanto oscuras en las que hablan de su pasado, su ascenso a la fama y de religión. Este último tema, junto con la salud mental, se encuentran presentes en la canción «HEAVEN BELONGS TO YOU» donde el rapero británico slowthai provee fantásticos versos interpretados magistralmente, en una colaboración un tanto sorprendente pero muy placentera.

En este punto de la reseña toca hablar sobre la que, sin duda alguna, es la canción que resume GINGER a la perfección y creo que es el punto cumbre del disco: «DEARLY DEPARTED». Una canción sobre pérdida y traición en la que Kevin, Matt, Joba y Dom (SOBRE TODO DOM), muestran su lado más honesto y vulnerable, reflexionando acerca del trauma que representó en ellos el perder a familiares y el enterarse de lo que Ameer había hecho: considerarlo uno de sus mejores amigos y sentirse traicionados por él, no querer afrontar la realidad y darse cuenta de la basura de persona que puede llegar a ser alguien tan cercano. Esto último lo expresa Dom narrando cómo un amigo suyo fue víctima de un robo orquestado por Ameer, en unos versos que hacen imposible que la piel no se te ponga china.

Tras este denso pasaje, llegan cortes como «I BEEN BORN AGAIN» y «GINGER» que son un respiro tras toda la descarga emocional del disco, donde el grupo habla sobre la fama y entender que las demás personas tienen problemas pero que siempre pueden contar con uno. Luego toca el turno de «BIG BOY», en la que el grupo aborda las expectativas que trae consigo el crecer, al mismo tiempo que critican la idea de que un “gran muchacho” debe suprimir sus emociones.

Finalmente, después de pasar por «LOVE ME FOR LIFE» (no fue tanto de mi agrado), llegamos a «VICTOR ROBERTS», donde se introduce a un nuevo miembro con el mismo nombre, el cual relata una desgarradora historia sobre cómo tratar de hacer el bien a veces puede meternos en problemas a nosotros o a las personas que más queremos. Es un tema que vale muchísimo la pena escuchar y que termina con coros harmonizados a la perfección cortesía nuevamente de Ryan Beatty y bearface. mientras la canción finaliza con estos dos cantando esperanzadoramente la frase “Thank God for me“.

He leído y escuchado varias críticas hacia GINGER donde se menciona que no hay química entre los integrantes, que perdieron la chispa y se olvidaron de los beats infecciosos y letras divertidas, que no hay coherencia entre todas las canciones, etcétera. Sin embargo, creo firmemente que es uno de los mejores trabajos de BROCKHAMPTON y uno de los mejores discos del año. Sé que es bastante arriesgado decirlo, dado el aprecio y prestigio que para muchos tiene la trilogía, pero la realidad es que GINGER está repleto de momentos memorables y algunas de las mejores canciones de BROCKHAMPTON hasta la fecha. Hay que tener en cuenta que GINGER es un disco emocional, repleto de pensamientos, confesiones e historias MUY personales, plasmadas de forma extraordinaria en cada aspecto del álbum; desde las letras hasta la misma portada reflejan la perfecta confección que tiene este material.

Es difícil predecir si GINGER marca el final o el comienzo de una etapa para nuestra boy band favorita, pero sin duda los miembros de BROCKHAMPTON hoy se abrazan más fuerte que nunca sabiendo que se tienen los unos a los otros sin importar lo que venga.

Melómano de tiempo completo y gran aficionado a los deportes.

Esmerado en encontrar la hamburguesa perfecta.

Escribo sobre mis experiencias musicales con canciones, discos y artistas. Abierto a opiniones pero sobre todo a recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *