Emociones Astadas

El pasado viernes, los Venados de Yucatán consiguieron un resultado de oro, una victoria de 1-0 ante los Leones Negros de la UdeG que prácticamente asegura el pase a liguilla y la salvación del tan temido descenso.

Y se preguntarán, ¿por qué Jorge está escribiendo de los Venados? Bueno, la respuesta es sencilla: este equipo me recuerda cada 15 días por qué el futbol es un fenómeno mundial y lo bonito que es.

Yo sé que puede sonar romántico (en exceso), pero les juro no exagero cuando lo digo. También estoy consciente de que no es como ver al Real Madrid, Barcelona, Chelsea, Liverpool, etc. Al final de cuentas, es la Liga de Ascenso MX y creo que ahí es donde radica la mayor diferencia.

Cuando llegué a Mérida, mi amor por el futbol estaba muriendo poco a poco, venía de ver cada 15 días al América en el Estadio Azteca y había caído en la monotonía, una rutina que por melancolía me sentía obligado a cumplir, para no dejar morir las épocas en las que ir al estadio era un carnaval y cuando esperaba ansioso la llegada de los partidos de local del poderoso Ame; los partidos de futbol en la tele ya estaban puestos en segundo plano, para hacerme compañía, ya no eran el principal protagonista.

Todo esto generado por la falta de interés o de emoción que me generaban mis equipos, era lo de siempre: el Ameganaba uno de los dos torneos o lo eliminaba un equipo equisen liguilla y el Madrid, ganaba la Champions SIEMPRE. Pero cuando llegué a Mérida, me encontré con un equipo que tenía motivos para pelear, que se jugaba una final en cada partido y que siempre generaba una emoción independientemente de los resultados; victoria era felicidad, derrota era frustración y el empate estaba rodeado de risas y acompañado de “Perdimos 2 horas de nuestra vida en un empate”.

Y las cosas no han cambiado en los dos años en los que he ido al estadio, las emociones siguen a flor de piel y aumentaron exponencialmente en este torneo, por el tema del descenso. Cada partido es una mezcla inmensa de sentimientos, tensión, nerviosismo y normalmente alegrías al final de los 90 minutos, porque los resultados se están dando.

He sido afortunado de poder vivir este, y otros semestres, a nivel de cancha y no les puedo explicar con palabras la satisfacción que causa ver que los resultados se den, que los esfuerzos de este y los otros planteles que ha tenido el equipo rindan frutos. Al final creo que entiendo por qué la afición sigue apoyando a pesar de la difícil situación; al final creo que he aprendido a querer a este equipo y que soy un hincha más de Venados.

 

Síganme en Twitter: @swish22_

Escuchen mi podcast en Spotify: Full Count By Boston’s

 

¡Buenaaas! Me llamo Jorge, tengo 20 años y soy del ya extinto DF. Me encantan los deportes y el impacto social positivo que generan. Mi deporte favorito es el baseball.

Otros tres gustos MUY importantes, la música, la comida y los kicks.

Hincha del Madrid, del Ame, de los Dodgers, de los Mavs, de los Steelers, de Andrew Luck, los Arctic Monkeys.

Soy muy bueno en la Fantasy de baseball y muy malo en la de americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *