El regreso de México al hielo olímpico

Mucho se habla de la participación de México en los Juegos Olímpicos de Verano pero poco de su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno. Es lógico no considerar a México una potencia en los segundos, dada la costumbre deportiva y en sí el clima del territorio nacional, pues estos factores dificultan las prácticas de los deportes representados en dichas Olimpiadas de invierno.

Donovan Carrillo, vía Marca Claro

Sin embargo, a principios de este mes, Donovan Carrillo, un patinador artístico de 21 años de edad, logró la clasificación a las Olimpiadas de Invierno en Beijing 2022 y representará a México en el patinaje artístico. Esta hazaña, poco reportada por los medios tradicionales deportivos, rompe una brecha de veintinueve años – casi treinta – sin participación mexicana en dicho deporte a nivel olímpico. La ultima mexicana en hacerlo fue Mayda Navarro en las Olimpiadas de Albertville en 1992. Asimismo, convierte a Donovan Carrillo en el quinto mexicano en poder asistir a dicho evento desde su inauguración en 1924.

Donovan Carrillo, antes de ser conocido por su clasificación a Beijing 2022, era el actual campeón nacional varonil de la disciplina. Su trayectoria, que comenzó desde el 2008, se ha llenado de la asistencia a diversos eventos nacionales e internacionales, los cuales únicamente salieron a la luz por su última hazaña.

En el 2018 fue el primer mexicano en clasificar a un campeonato Mundial Senior. En el 2019, aterrizó un triple axel durante su rutina, convirtiéndolo en el único mexicano capaz de hacerlo en una competencia oficial del International Skating Union (ISU). Finalmente, este año fue el primer mexicano en intentar un salto cuádruple en una competencia internacional y logró clasificarse a las Olimpiadas con su resultado en el Mundial Senior.

Donovan Carrillo está rompiendo todos los estándares establecidos del patinaje artístico mexicano. En un deporte firmemente dominado por estadounidenses y rusos, es realmente una increíble hazaña que México logre posicionarse en dicho escenario mundial. Esencialmente porque es un deporte que poco reconocimiento tiene a nivel nacional. A pesar de contar con grandes entrenadores y entrenadoras en México, la realidad es que existe una fuga de talento en el deporte dado que en México no existen las condiciones suficientes para impulsar a más Carrillos hacia la cima.

Andrea Montesinos, vía andreamontesinos

Andrea Montesinos, una patinadora mexicana de Monterrey, es un ejemplo de lo previo. Ella desde pequeña supo que si quería convertirse en una referencia en este deporte debía irse a donde pudiera practicarlo con más facilidades y seriedad. Por ello, desde muy chica ha practicado el deporte en nombre de México en Estados Unidos. Al igual que ella, son muchos patinadores y muchas patinadoras las que eligen dejar México atrás para perseguir su sueño deportivo. Inclusive Donovan Carrillo ha expresado la falta de patrocinio nacional y de la CONADE hacia su trayectoria a pesar de todos los logros que ha registrado.

Ante una gran hazaña, sucumbe una gran tristeza por la falta de interés de apoyar a dichos atletas. Si en sí, los atletas mexicanos de las Olimpiadas de Verano, que son más populares, sufren en su preparación para dicho evento por la falta de apoyo, los atletas de otras instancias deportivas, por ejemplo las Olimpiadas de Invierno, terminan por ser esencialmente invisibles y por ello, buscan el triunfo en otros países.

¡Hola! Soy Mariana, tengo 24 años y actualmente estoy estudiando Ciencia Política y Relaciones Internacionales en el ITAM. Aunque me encantan la mayoría de los deportes, mi mero mole es el fútbol americano. Desde chiquita apoyo a los únicos e inigualables Acereros de Pittsburgh.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *