El legado de James Horner

Me atrevo a decir, y sin miedo a equivocarme, que la banda sonora de Titanic es tal vez una de las más reconocibles en la historia del cine. Y es que resulta casi imposible que al escuchar un par de segundos de su composición no sepamos de inmediato de qué película se trata, y con ello, algún momento de su historia nos venga a la mente.

El responsable de esta composición es el increíble James Horner. James fue uno de los primeros nombres que conocí cuando comencé a aprender sobre bandas sonoras para cine, y recuerdo que mientras más conocía sobre él, más emocionante y fascinante me parecía.

Horner nació en Los Ángeles en 1953 y desde los de 5 años comenzó a demostrar habilidad para tocar el piano. Siendomuy joven se mudó a Londres donde inició sus estudios formales de música. James siempre tuvo muy claro lo que quería hacer. Su interés no estaba en la composición de sinfonías clásicas, su corazón estaba en el cine, y siendo así, desde 1979 comenzó a trabar en la industria. Para 1981 ya componía para el director Oliver Stone y en películas como Star Treck. Fue en 1985 cuando empezó a trabajar con dos directores que definirían su carrera, Ron Howard y James Cameron.

En total James Horner compuso más de 100 bandas sonorasa lo largo de su vida profesional. Estos son algunas de lasmás destacadas:

Cocoon (1985)

Aliens, el regreso (1986)

Tiempos de gloria (1989)

Apolo 13 (1995)

Corazón valiente (1995)

Jumanji (1995)

El hombre bicentenario (1999)

La máscara del zorro (1998)

El Grinch (2000)

Una mente brillante (2001)

Troya (2004)

El niño con el pijama de rayas (2007)

Avatar (2009)

El Sorprendente Hombre Araña (2012)

Y como mencioné al principio, Titanic, que es hasta hoy una de las bandas sonoras por las que más se le recuerda.

Titanic fue un acontecimiento histórico que James Cameron decidió llevar al cine en 1997. Él fue el encargado de dirigir, producir y escribir la película. Este es uno de los proyectos más arriesgados que se realizaron en los años 90s debido a su altísimo presupuesto. Sin embargo, eventualmente, resultó ser un éxito en taquilla.

Cameron, quien ya había trabajado anteriormente con Horner en Aliens, le confió la tarea de escribir la música para esta película. Según cuenta Horner en una entrevista, tuvo que mirar más de 36 horas de grabaciones para poder componer, ya que la película no había sido terminada de editar cuando le fue asignada. Fox tenía una fecha límite marcada para la cinta, y esto obligó a Horner a componer la banda sonora en solo 5 semanas. Tan pronto como Cameron escuchó lo que se le presentaban supo que era justo lo que la película necesitaba.

La música de Titanic está compuesta por diversos instrumentos de viento, cuerdas y percusión, entre los que destacan la flauta, el violín y el arpa. De igual manera, Horner incluyó coros y sonidos metálicos como parte de la identidad de la banda sonora y se inspiró de música celta e irlandés.

En un principio Cameron había recalcado que no quería ninguna canción como tema de la película. Sin embargo, fue Horner quien a escondidas le asignó la letra a Will Jennings para su música y contactó a Céline Dion para grabar con ella un demo. De ahí nació “My Heart Will Go On”. Cameron, al escucharla, no puedo rechazarla.

Siguiendo los pasos de la película, la banda sonora de Titanic se volvió un éxito. Gracias a ella, James Horner ganó dos Oscar, uno como mejor banda sonora y otro como mejor canción original, y es hasta ahora, el score más vendido de la historia.

James siguió componiendo muchas bandas sonoras más. Siendo la última “Los siete magníficos” (2016), publicada de manera póstuma. Horner murió el 22 de junio de 2015 cuando la avioneta que piloteaba –una de sus grandes pasiones- se estrelló en Santa Bárbara, California.

Con respecto a James Horner, Cameron dijo lo siguiente:

Era un gran tipo, y creo que la profundidad de su emoción y su sensibilidad es lo que le dio mucho de su talento musical. Quiero decir, claro, tenía una formación clásica y era pianista y todo eso. Pero creo que él mismo era una persona muy emocional.

Horner pasó a ser uno de los grandes compositores de la historia cinematográfica, tomando lugar a lado de otrosnombres como John Williams y Hans Zimmer. Con su legado, demuestra la capacidad y alcance que tiene la música sobre el cine, siendo esta capaz de impregnar a una película de identidad y conmovernos hasta lo más profundo. Demuestra la habilidad que tienen un par de notas para contar una historia, y con ello, revivir en nuestra mente aquellas escenas que nos llenaron de inspiración.

Me gusta escribir sobre las cosas que me apasionan. El cine es una de ellas.

Psicólogo, yucateco y a veces muy soñador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *