El cine de John Carpenter

John Howard Carpenter nació en la ciudad de Nueva York, un 16 de enero de 1948. Desde temprana edad su obsesión por el cine se hizo presente, particularmente gracias a las cintas de John Ford, Howard Hawks, y mucho cine de terror clase B. Al observar sus primeras inquietudes, vemos cómo gran parte de esto se fue replicando y repensando a lo largo de su carrera. Carpenter no por nada es considerado el mejor alumno de Hawks, ya que nadie reinterpretó de mejor forma la del visión del mundo del mundo que poseía este director. Pero obviamente es mucho más que eso.

Desde su ópera prima, Dark Star; una película en tono de sátira, que particularmente parodia a 2001 de Kubrick, ya empieza a deslizar sus primeras críticas al sistema. Aquí, vemos en estos astronautas que están vagando por el espacio, en primer lugar, el abandono por parte de una sociedad que siempre está atrás de la novedad y los manejos impersonales que pueden tener los supuestamente líderes del mundo. Este último punto se va a repetir en Starman, cuando observamos que estos hombres de traje no poseen casi sentimiento alguno y de una manera mucho más directa e incisiva en They Live. Además, en la mayoría de los casos su crítica al sistema la representa a través de la policía, ya que en todas sus películas esta tiene un rol central donde cuestiona fuertemente su accionar.

Otro tópico recurrente en Carpenter es la despersonalización del miedo. En Dark Star, nuestra supuesta antagonista es una bomba. En Assault on Precinct 13 no conocemos quiénes son los atacantes. En Someone’s Watching Me! y Halloween nuestro villano es un hombre al que no le conocemos el rostro. En The Fog, el mal vive a través de la niebla. En Christine, el terror está representado en un auto. En Prince Of Darkness, en nuestro propio reflejo. En They Live, el mal está escondido en todas partes. Y así muchos más ejemplos.

Analizándolo bajo la lupa de la actualidad, encontramos que Carpenter fue pionero en varias cuestiones relacionadas al rol de la mujer en nuestra sociedad, y al acoso. Halloween, y sobre todo Someone’s Watching Me!, son películas que ubican a la mujer en un rol activo y evidencia situaciones y prácticas que las mujeres padecen cotidianamente.

John Carpenter es, sin dudas, un autor con todas las letras. Supo combinar elementos del cine clásico, con temáticas de la clase B y lograr películas que tienen mucho para decir. Les recomiendo en estos tiempos de pandemia que se animen a descubrir el cine de este gran maestro.

Escribo sobre cine, series y cuestiones relacionadas a la cultura pop.

Apologista de Spielberg y reinvindicador de De Palma. Argentino y, como tal, futbolero. Ademas futuro historiador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *