Newsletter de cuarentena

A lo largo de toda esta cuarentena recorrida, he estado leyendo artículos digitales y libros, viendo películas y en general consumiendo contenido más de lo normal; siempre y cuando mi ánimo así me lo permita. La razón por lo cual ahora pueda darme la libertad de hacerlo es que estoy viviendo un periodo de desempleo, motivo por el cual he decidido llevar acabo sesiones de psicoterapia para afrontar el hecho de que, hoy por hoy, es algo que esta fuera de mis manos poder resolver hasta pasado este periodo de confinamiento.

Mis ansiedades por tratar de ser productivo salen a flote de vez en cuando, pero he estado aprendiendo a vivir un día a la vez, como bien reza uno de los lemas de los grupos de autoayuda de AA (Alcohólicos Anónimos). Tener la mente liviana y dejar de lado los pensamientos que me dictan que tengo que ser productivo son parte de las tareas a realizar durante este periodo de COVID-19. Ahora me ocupo en ser y no en hacer, ocupo mi tiempo en mí. Algunas veces sólo me alcanza para existir, mirar el techo e imaginarme escenarios de lo que quisiera hacer apenas terminado este periodo de aislamiento social.

Por mientras, les escribo este newsletter para compartirles contenido que me ha parecido interesante con la intención de conocernos, interpelarnos, ser vasos comunicantes a pesar de la distancia. Espero se encuentren bien dentro de lo que cabe y, si no es así, les abrazo a la distancia esperando encuentren las fuerzas necesarias para sobrellevar todo aquello que les genera angustia, miedo, incertidumbre, rabia. Las redes de afecto en comunidad salvan, estén seguros de eso.

“And then we danced”. Es una película sueca-georgiana estrenada en el 2019 y dirigida por Levan Akin. La historia se centra en Merab, un bailarín entrenado en una academia de danza georgiana, cuyo objetivo esser uno de los pocos becarios para irse de gira con la compañía nacional de danza de Georgia. Un chico nuevo llamado Irakli, recién llega a la ciudad y resulta ser no solo su principal rival de competición sino también la persona de la cual se enamora Merab. Es una historia de (des)amor contada en un contexto poco usual, pues se desarrolla en Georgia, uno de los países del este de Europa más precarizados, que cuenta con más tradicionalismo y discriminación hacia la población LGBTIQ+. Es una película con personajes cuya narrativa es contada de manera franca y que a través de ellos se puede reflejar un vínculo afectivo y erótico sano entre hombres. El soundtrack además es un gran acierto al acompañar la historia, sobre todo los momentos de afecto y erotismo entre Merab e Irakli.

Durante esta pandemia, la cantautora neoyorkina Fiona Apple lanzó su quinto álbum de estudio, Fetchthe Bolt Cutters, después de ocho años en los que ella ha tenido una profunda metamorfosis después de todas las experiencias de vida tan demoledoras que ha sobrellevado. Esto se puede comprobar al escuchar su nuevo material discográfico.

Si bien toda la música de Fiona encuentra su origen en la furia y la vulnerabilidad estremecedora acumulada durante años por experiencias de vida que la han puesto al borde de un acantilado emocional, en este último álbum su música es catapultada por la furia, pero esta vez proviene de un sitio diferente al de otras ocasiones. Es una furia desatada, no desde la contención de la respiración y con los puños apretados sino desde la liberación de todo el dolor que la había lastimado tanto tiempo, es un grito de alivio. Sus canciones son reflejo de ese reconocimiento del dolor para comenzar un proceso de autocuidado y sanación. En estas trece canciones del álbum, existe una predominancia de percusiones que acompañan las letras de las canciones y que tienen un tema principal en común: no tener miedo a hablar.

Por último, les comparto que en esta cuarentena por fin terminé un libro que me compré durante un viaje a Toronto y que debido a que está escrito en inglés, lo tuve que leer de forma más lenta y cuidadosa a lo habitual. El libro es Americanah de la escritora Chimamanda Ngozi Adichie; si ustedes, así como yo,frecuentan ver TEDtalks seguro la ubican por sus pláticas “Todos deberíamos ser feministas” o “El peligro de la historia única”.

Americanah es un relato sobre una pareja de jóvenes nigerianos, Ifemelu y Obinze, que migran con el firme propósito de lograr las metas académicas y laborales que en su país de origen no sería posible lograrlas. Ifemelu viaja a los Estados Unidos donde enfrenta el reto de ser una mujer negra fuera de su país de origen; y Obinze, quien tenía la esperanza de unírsele a ella, no le es posible debido a los atentados del 9/11por lo que realiza una peligrosa estadía como persona indocumentada en Londres. Es una novela que intersecta temas sobre raza, amor e identidad de forma virtuosa y sumamente audaz.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Psicólogo. Interés por la educación y consejería de la sexualidad, estudios queer y literatura latinoamericana.

Amo las películas de Yorgos Lanthimos, el jazz, la trova y leer artículos del New Yorker.

Mi libro favorito es “Los recuerdos del porvenir” de Elena Garro.

Convencido de que “lo personal es político”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *