El tiempo [me] pasa

Llevo un buen rato mirando este documento de Word. Ya borré, al menos, 4 párrafos introductorios de más de un tema distinto. Ponderé hacer una segunda edición de “Ideas inconexas” como para sentir que hablé de algo relativamente actual. Tengo ganas de quejarme, pero siento que mis quejas no van a llegar a buen puerto. ¿Importa? El calor no me deja pensar a gusto. ¿O será a falta de sueño? Tampoco quiero hacer un chequeo de cordura (Bajé unos libros del coche, llevaban un mes ahí. Fuera de eso, no ha cambiado mucho).

Twitter dijo que hablara de la forma en la que Mauricio está “enfrentando” la situación (preocupante, por decir lo menos); del futuro que se nos viene a la generación sin trabajo fijo ni prestaciones post COVID-19 (triste); de los tuits de la Real Academia Española (su viralidad me parece demasiado a propósito). De alguna forma, ya no quiero hablar de la realidad. Culpo a mis ganas de no saber qué día es. Pero las fechas son importantes. Por ejemplo, el sábado se cumple un año de mi primer post en este portal. Algo debe significar la constancia, aunque sea para sentir el paso del tiempo.

Estuve ponderando, también, hablar de la precarización laboral de lxs docentes, pero estoy seguro que me faltan datos. Siempre siento que me faltan datos para escribir estos artículos. Tal vez es el remanente de la lucha por tener una voz propia en el mundo académico. Son las luchas con las que inició el año que llevo en este portal. Las mismas ganas de generar inquietudes y, a la vez, apapachar a quien lee mis textos.

Perdón, este se convirtió en otro texto donde no se habla de nada. A veces es importante vomitar las palabras que nos significan aunque no nos desarrollen mucho. Esta es mi forma de prometer que se viene un mejor año, aunque la promesa venga en un mal momento. Quiero pensar que algo he crecido como para poder mantenerla aún en estas circunstancias.

Quiero aprovechar y agradecer a Noelia, a Alex y al resto del equipo que integran el Yucapost por el espacio, la paciencia y la iniciativa de mantener un portal como este. Gracias a quienes desbordan este portal con sus textos, es un orgullo compartirlo con ustedes. Por último, gracias a ti que lees esto. Espero haberte aportado algo en este año.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Licenciado en Literatura Latinoamericana. Gestor cultural. Abogado de clóset. Escribe ficción y, a veces, cosas interesantes sobre la sociedad en la que habita. Experto en nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *