Más allá de las yardas y los trofeos

La posición más importante en el fútbol americano es la del mariscal de campo o Quarterback. En esta posición está todo el balance del juego, ellos ejecutan todas las jugadas en la ofensiva y a veces son más que una simple pieza en el terreno de juego. En la historia de la NFL (National Football League) han habido solo 26 QB masculinos de la era moderna que han logrado entrar al salón de la fama. Para darnos una idea de lo difícil que es entrar a este grupo, solo el 2.5% de los mariscales de campo que han tenido la oportunidad de jugar este deporte logran llegar al salón de la fama.

Colin Kaepernick empezó a brillar desde sus primeros partidos y fue el titular para toda la campaña restante. En esa temporada llevó a su equipo a un Super Bowl, en el cual perdieron por tan solo 3 puntos, y logró romper el récord de más yardas terrestres por un QB en un partido (181 yardas).

Lo que hacía a Kaepernick tan impredecible era la habilidad de lanzar y correr como pocos lo habían hecho. Los y las mejores analistas del deporte empezaron a creer que Kaepernick podía ser el siguiente QB que pusiera a temblar toda la liga. Para la campaña del 2013 las actuaciones de Colin siguieron mejorando y llevó a su equipo a otra final de conferencia en la que perdieron en la última jugada. En el 2014 se perdieron muchos juegos por menos de 7 puntos pero las actuaciones de Kaepernick seguían siendo bastante buenas, aunque si hubo un retroceso en cuanto a los números que había puestos en las dos campañas anteriores.

 El año 2015 pintaba para ser otro muy buen año para los 49ers pero las decisiones de Trent Baalke al frente del equipo hicieron que Jim Harbaugh, entrenador en jefe, y otros jugadores importantes se fuera del equipo. En este año, Kaepernick fue mandado a la banca después de la semana 9 y más adelante estaría fuera toda la temporada por una lesión en el hombro izquierdo. Parecía que bastó un año para que todos en la franquicia de San Francisco olvidaran que Colin los había llevado a un Super Bowl. Para la campaña de 2016 se había decidido que Kaepernick mantendría su estatus de QB reserva. Para cualquier otro jugador el ser enviado a la banca puede ser de los momentos más frustrantes en toda tu carrera, pero para Kaepernick significó un nuevo escenario desde el que podía hacerse presente.

Durante el primer partido de pretemporada 2016 en el estadio de San Francisco, Levi´s Stadium, Kaepernick decidió sentarse ante el himno de Estados Unidos de América. Al final de ese partido un reportero se acercó para preguntar cuál era el motivo de no haberse parado en el himno. Su respuesta paralizó a la nación “No voy a pararme y mostrar respeto ante una bandera que oprime a afroamericanos y a grupos minoritarios. Para mí, esto es más grande que el football, sería muy egoísta hacer como si esto no pasara. Hay cuerpos en las calles y las personas responsables se han salido sin justicia”. En el siguiente partido Kaepernick siguió con su protesta pero ahora decidió ponerse sobre una rodilla que sentado, esto lo hizo ya que tomó de ejemplo la forma de actuar de los soldados y las soldadas ante una persona que murió. Es una forma de rendir respeto pero a la vez una protesta porque hay luto en todo el país debido a la injusticia policial que viven los afroamericanos en Estados Unidos.

La reacción de las personas en el país estuvo dividida. Por un lado, su jersey fue el más vendido en esa temporada ya que mucho de lo recaudado sería donado a esta causa y por el otro ex integrantes de la milicia empezaron a criticarlo por faltarle al respeto al himno y a la bandera. A lo largo de esa temporada muchos otros jugadores empezaron a actuar de la misma manera que Colin Kaepernick a pesar de las restricciones y multas que ponía la liga. En esa temporada logró jugar en 11 juegos y al finalizar su contrato tuvo que buscar otro equipo. Kaepernick no ha jugado un partido profesional desde el 1 de enero de 2017, se rumoraba que era porque los directores generales pensaban que contratarlo sería traer un problema a su equipo más que un excelente jugador.

Muchas personas han comparado a Kaepernick con Mohammed Ali por su activismo dentro y fuera de su escenario deportivo. Kaepernick ha logrado trascender con un movimiento que busca la justicia en su país. Tal vez no logrará entrar entre los 26 QB del salón de la fama pero lo que ha hecho fuera de ella ya lo posiciona como uno de los atletas más importantes del deporte. El mensaje de Kaepernick para la campaña con Nike es “Cree en algo, aunque eso signifique sacrificar todo”. Ante lo ocurrido esta semana con la muerte de George Floyd, el QB salió a defender su postura sobre el movimiento que está haciendo diciendo “Cuando los actos cívicos nos conducen a la muerte, las revueltas son la única reacción lógica”.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Soy estudiante de Relaciones Internacionales en la Ciudad de México. Me gusta escribir acerca de política nacional, deportes y temas de igualdad de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *