El Súper Tazón en casa y lo que nos dejó la Postemporada

Tras tres semanas de postemporada, tenemos definidos a los contendientes por el trofeo Lombardi el próximo 7 de febrero: los Bucaneros de Tampa Bay y los Jefes de Kansas City. Por un lado, los Jefes de Kansas City, liderados por el magnífico Patrick Mahomes, regresan a defender su título y lograr lo que otros siete equipos han logrado, los últimos los Patriotas de Nueva Inglaterra en el 2004 y el 2005. Por el otro, los Bucaneros buscarán no ser únicamente el primer equipo en llegar al Súper Tazón con sede en su casa, sino también ser el primer equipo en ganar el Súper Tazón en su hogar.

Sin duda el camino de Tampa Bay fue más complicado que el de Kansas City al jugar las tres semanas como visitantes. Kansas City únicamente jugó dos semanas y fue local en ambos por ser el primer sembrado de la conferencia americana. Aunque la contusión de Mahomes en el partido contra los Cafés de Cleveland puso en peligro el sueño de llegar a Tampa Bay, la resiliencia de Mahomes lideró fácilmente al equipo a una victoria aplastadora contra los Bills de Buffalo, que buscaban regresar a un Súper Tazón desde 1994. A pesar de ser un equipo balanceado en ambos lados del balón, los Bills demostraron que se requiere más que un equipo sistemático para llegar a la meta final.

El camino a casa de los Bucaneros comenzó con la victoria en Washington, donde lo más memorable fue la resiliencia actuación del mariscal de campo sustituto Taylor Heinicke. Sin haber jugado un solo partido en la temporada y pedir permiso a sus profesores de tomar sus exámenes finales después de que la temporada de americano se terminara, Heinicke mantuvo en la pelea al equipo de Washington en contra de los Bucaneros. Sin embargo, el tiempo jugó a favor de los Bucaneros y éstos fueron victoriosos.

Los siguientes dos partidos, primero contra los Santos y luego contra los Empacadores, mostraron a los Bucaneros como un equipo mucho más balanceado. Bruce Arians, el entrenador en jefe, logró hacer los ajustes necesarios para por fin vencer a los Santos, equipo contra los que habían perdido las dos veces que se habían enfrentado. La tercera fue la vencida. No obstante, Arias no tuvo que hacer ajustes para ganarle a los Empacadores, con la misma fórmula de la semana 6, en la cual aplastaron a los Empacadores 38 a 10 puntos.

Por décima vez, veremos a Tom Brady ser uno de los dos mariscales de campo en el Súper Tazón. Acostumbrados a verlo del lado de la AFC, ahora lo veremos defender el título de la NFC. Esta hazaña lo convirtió en el segundo mariscal de campo de liderar a un equipo de cada conferencia al Súper Tazón, el primero fue Craig Morton con los Vaqueros de Dallas y los Broncos de Denver; y el cuarto mariscal de campo en la historia de hacerlo con dos equipos diferentes. Asimismo, regresa a los Bucaneros al escenario grande desde el 2003. No cabe duda que Tom Brady es un mariscal de campo excepcional y que su único rival es él mismo. Lamentablemente para los fanáticos de los Patriotas esto demostró que Tom Brady no era un mariscal de campo del sistema de Bellichick, sino que Tom Brady era el sistema.

Tom Brady. Vía Boston Globe.

Fuera de las grandes hazañas de los Bucaneros, la postemporada estuvo llena de sorpresas y decepciones. Sin duda, la decepción más grande fue la salida temprana de dos equipos que comenzaron liderando sus respectivas conferencias: los Acereros de Pittsburgh y los Halcones Marinos de Seattle. Ambos equipos comenzaron a vislumbrar sus debilidades en el último mes de la temporada regular y finalmente, estas debilidades les cobraron cuota en la primera ronda de la postemporada. En cuanto a los Acereros de Pittsburgh, el final de temporada preocupa a los aficionados porque también significa el final de un gran equipo con un gran potencial que no fue aprovechado. Asimismo, hasta el momento el futuro de Ben Roethlisberger, el mariscal de campo, es incierto. Si bien las imágenes de él con lágrimas y decepcionado en la banca tras la derrota en casa, llama las puertas de su probable retiro.

Otras estrellas también empiezan a apagarse, tras reportes previos al partido contra los Bucaneros, se rumoró que el mariscal de campo de los Santos, Drew Brees, sería otro de los jugadores en terminar su carrera profesional tras el fin de esta temporada. Sin duda, la derrota en casa dejó un sabor amargo a esa posibilidad de retiro y aún no se confirma si en efecto Drew Brees sería fiel a su palabra. Un video en el que parece que Brees le dice al mariscal de campo secundario, Winston, “este es tu equipo ahora” parece confirmar que Brees se ha despedido del Mercedes Benz Superdome.

Aaron Rodgers es otra estrella que parece tener un futuro incierto. Si bien no se cree en su retiro, se cree que Rodgers ya no volverá a usar el uniforme de los Empacadores. No es secreto que la relación de Rodgers con los Empacadores pasó de dulce a amarga en un par de temporadas posteriores a la victoria del Súper Tazón XLV. La selección de Jordan Love en el Draft del 2020, terminó por agregar más limón a la herida y empujó a Rodgers a usar esta temporada para probar que todavía era un mariscal de campo calibre. Su probable selección como jugador más valioso de la temporada confirmó que aún lo es, sin embargo, quedarse a un partido corto del gran escenario pone en cuestión si realmente Green Bay es el lugar donde él puede continuar vislumbrando.

Finalmente, nos despedimos de un mariscal de campo que se hizo famoso por los rants en las bandas y el número de hijos que tiene: Phillip Rivers. Después de una temporada de rejuvenecimiento con los Potros de Indianápolis, Rivers le dice adiós a su carrera profesional tras diecisiete temporadas, 16 de ellas con los Cargadores – primero de San Diego y actualmente de Los Ángeles. A diferencia de los otros dos mariscales de campo de su clase en el Draft, Eli Manning y Ben Roethlisberger, Rivers no logró llegar a un Súper Tazón en su larga carrera. Pero si logró imponer varias marcas que lo podrían introducir al Salón de la Fama dentro de cinco años que se vuelve elegible. Rivers se retira como un jugador polémico, ya que hay personas que lo adoran por su competitividad y otros que lo detestan por su carácter. No obstante, siempre son duras las partidas de los jugadores con los que creciste viendo el fútbol americano.

Rivers y Brees. Vía AL.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

¡Hola! Soy Mariana, tengo 24 años y actualmente estoy estudiando Ciencia Política y Relaciones Internacionales en el ITAM. Aunque me encantan la mayoría de los deportes, mi mero mole es el fútbol americano. Desde chiquita apoyo a los únicos e inigualables Acereros de Pittsburgh.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *