Bola Voladora

Creo que después de mi texto sobre Venados, el cual pueden leer por acá, no cabe duda de que los equipos representativos de Yucatán, por lo menos en el baseball de la LMB y en el Ascenso MX, me dieron una agradable y refrescante sorpresa que hizo que me enganchara aún más con este bello Estado. Gracias a los Leones de Yucatán y a los Dodgers, mi pasión por el baseball fue creciendo poco a poco hasta convertirse en mi deporte favorito.

El pasado viernes fui al parque Kukulcán Alamo a ver a mis Leones de Yucatán esperando ver un buen juego, no una victoria, simplemente un buen juego. La derrota tampoco es una extraña en esto del baseball en Yucatán, dos años seguidos me tocó sufrir la derrota en la final de la Zona Sur de la liga, una derrota en temporada regular no puede doler más que eso, por lo tanto solo quería un buen juego.

Al llegar al parque lo primero que me sorprendió fue la cantidad de gente que aún estaba comprando boletos. El playball ya se había cantado y transcurría la parte alta de la primera entrada. Esto era una señal de alarma, ya que me indicaba que la gente no está comprando sus boletos con anticipación, algo que no había visto en los dos años de mi asistencia al parque.

Después de hacer la fila para comprar mis boletos, porque yo tampoco los compré con anticipación, entré al estadio y después de ubicar mis lugares y cómodamente tomar asiento me percaté de una de las mayores sorpresas de la noche: los Leones, campeones de Verano de la LMB, estaban perdiendo 6-0 en la primera entrada. Algo que ciertamente hizo que el partido fuera muy largo y poco interesante.

Después del shock por el marcador, el primer diálogo que tuve con mis amigos fue un “ya vámonos”, porque, seamos honestos ¿qué tan probable es que se remonte un 6-0 en contra desde la primera entrada? Yo sé que es baseball y nada está terminado hasta que cae el out 27, pero que te metan 6 en la primera es un indicador de que tu abridor no está en las mejores condiciones o de que tu defensa no está jugando de la manera adecuada, y a menos que a partir de ese punto juegues un partido perfecto, la remontada se veía muy lejana.

A pesar de esto, nos quedamos en el parque y vimos un partido que tuvo como marcador final un 14-3 a favor de los Acereros de Monclova, primer lugar de la Zona Norte. Pero lo importante de esta derrota es que es un claro indicador de que algo no está bien en la liga, algo anda raro. Y es que en lo que va de la temporada, hemos tenido marcadores MUY abultados, mucho cuadrangular y un promedio de bateo que cualquier equipo de Grandes Ligas envidiaría.

Esto no tiene nada que ver con los pitchers, a menos que algún virus extraño haya afectado a toda la Liga o que alguien les haya quitado el talento, como en Space Jam. Creo que la problemática se remonta a la pelota, y sé que se puede escuchar como teoría conspirativa pero no es coincidencia que el inicio de estos números haya sido esta temporada.

Para los que no saben, para la temporada 2019, la LMB decidió cambiar la pelota de juego, antes se usaba una pelota de la marca Rawlings (como en Grandes Ligas) y ahora se usa un pelota de la marca Franklin, acá dejo la nota del cambio.

Y así empezaron los números bestiales:

Y como lo dice Jorge Campillo en su tweet, a mí también me parece un error el cambio de pelota ya que no es la primera vez que un cambio de una de las principales protagonistas del deporte afecta tanto los números. Lo ideal sería regresar a la pelota Rawlings, pero si la liga no lo cambia, toca a los equipos y a todos los jugadores ajustar para poder brindarle a los aficionados un mejor espectáculo y que de a poco regresen a los estadios a ver partidos competitivos.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

¡Buenaaas! Me llamo Jorge, tengo 20 años y soy del ya extinto DF. Me encantan los deportes y el impacto social positivo que generan. Mi deporte favorito es el baseball.

Otros tres gustos MUY importantes, la música, la comida y los kicks.

Hincha del Madrid, del Ame, de los Dodgers, de los Mavs, de los Steelers, de Andrew Luck, los Arctic Monkeys.

Soy muy bueno en la Fantasy de baseball y muy malo en la de americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *