Parasite y los subtítulos

Tras el éxito de la cinta Parasite en esta temporada de premios que concluyó con los Oscars el domingo 9, misma que se llevó cuatro de los seis galardones a los que estaba nominada e hizo historia al ser la primera película de habla no inglesa en ganar Mejor Película, ha surgido una serie de comentarios negativos por el idioma original de ésta y por estar subtitulada.

Tal parece que es inaceptable que una película extranjera (porque todo siempre es tomando a Estados Unidos como referente) haya podido ganar el premio más importante de la gala. Son unos premios en Estados Unidos, en Hollywood;lógicamente la estatuilla se la debía llevar una película estadounidense, o mínimo una que estuviese en inglés. Como esto no ocurrió, no tardaron en salir los comentarios sobre cómo “todo ahora tiene que ser políticamente correcto y por eso ganó una película china” porque ni se toman la molestia de averiguar que es de Corea del Sur, total que es de alguna parte de Asia y es “casi lo mismo”. Ganó por eso, ganó porque era lo “políticamente correcto”, no porque a lo mejor era una buena película y merecía el reconocimiento que ha tenido hasta la fecha y porque algo bien hizo la Academia en esta ocasión.

La cuestión con la película es que está en coreano, y llegó subtitulada a las salas de cine: en México al español y en Estados Unidos al inglés. Lo que espera en general la audiencia estadounidense es no tener que leer subtítulos en inglés, pues los largometrajes tienden a estar en su idioma, lo cual no representa esfuerzo alguno por comprender o siquiera escuchar algún otro. No tienden a saber más que inglés, porque se piensa que el resto de los países donde no se tiene como idioma oficial lo podamos hablar, así que el que una película coreana estuviese teniendo tanta presencia mediática suponía que, si el público estadounidense se interesaba por verla, iba a tener que leer subtítulos en pantalla, cosa que rara vez tienen que hacer.

Los subtítulos ayudan no solo a entender películas en un idioma que no hablamos, pues muchos acentos pueden ser difíciles de captar, incluso en el mismo español, por lo que activamos los subtítulos; en otros casos, la gente pone subtítulos si tiene dificultades para escuchar o son sordas; igualmente pueden sernos de utilidad al momento de estar aprendiendo un idioma, teniendo el audio por un lado y la forma en la que se escribe lo que se está diciendo en el otro.

El director de Parasite, Bong Joon-Ho, mencionó durante los Globos de Oro que debemos dejar de ver los subtítulos como un impedimento: “una vez que se supere la barrera de los subtítulos, se te presentarán muchas más películas increíbles”.Ver películas y cualquier otro tipo de material audiovisual en un idioma distinto al nuestro nos introduce a un mundo de significados completamente distinto, incluso cuando no lo entendamos. Nos transporta a un entorno ajeno al nuestro, nos inserta en una realidad distinta desde el idioma en el que se cuenta la historia, y es gracias a los subtítulos que podemos entenderla a través de los diálogos. Ciertamente muchas cosas se perderán en la traducción, pero la idea principal permanece y la comunicación no verbal ayuda a situarnos más en el escenario que se nos presenta. El optar por no ver cintas en otros idiomas por esa razón, definitivamente nos priva de contenido que no encontraremos en el propio.

Muchas personas argumentan que “quieren prestarle atención a la película y por eso no les gusta leer subtítulos”, como si fuesen un estorbo, cuando, al fin y al cabo, están precisamente para que entendamos lo que vemos. Y no es por desprestigiar el trabajo de quienes realizan los doblajes, pero en lo personal me gusta más ver las películas (o series) es el idioma original y poner subtítulos, debido a que me permite escuchar las expresiones, palabras y frases en un idioma que no es con el que me suelo comunicar; por lo que he escuchado, varias personas piensan que no se puede hacer ambas cosas a la vez, pues o prestan atención a las imágenes o leen el texto, pero en realidad es más que posible hacer las dos cosas sin perderse detalles de la imagen o los diálogos, ya que termina pasando de forma automática y se entiende el contenido completo.

Que largometrajes como Parasite lleguen a tener la aclamación del público y buena crítica hace que se enfrenten a discursos como el anterior, en el que se desprestigia el trabajo realizado, así como se reclama de una u otra forma que películasen otro idioma que no sea inglés tengan cabida en premios como los Oscars. Pueden aspirar a ello, pero no conseguirlo. Pueden estar entre las nominadas, pero al final siempre se espera que sea una en habla inglesa la que obtenga el premio, una que la audiencia estadounidense pueda ver sin recurrir a los subtítulos.

Espero que la victoria de Parasite sea solo el comienzo de la divulgación de más películas que no estén en inglés y obtengan reconocimiento -porque incluso aquí solo nos llegan en inglés o español y ocasionalmente alguna en francés-, y dejemos de cerrarnos ante contenido de otros sitios solo por no querer “leer” toda una cinta.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Estudio Comunicación Social y prefiero escribir antes que hablar. Considero que es muy importante realmente escuchar a las demás personas para así aprender de ellas.

Me gustan los libros de fantasía y las series de ciencia ficción de los 60’s. La mayoría de mis series favoritas están subestimadas.

Una respuesta a «Parasite y los subtítulos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *