Moldeando los fandoms modernos: Star Trek y The X-Files

Estoy casi segura de que todas las personas hemos escuchado la palabra fandom, o al menos tenemos cierta idea qué es, aun si no conocemos el término. Fandom proviene de la contracción en inglés de «fan kingdom» (que puede traducirse a «reino fan») y se emplea para nombrar al grupo de personas fanáticas de una serie, libro, videojuego, celebridad, etc.

Con el paso de los años, he pertenecido a una gran variedad de fandoms, me he “salido” o alejado de algunos, me he adentrado más en unos que en otros, y ha sido en este proceso que me he topado con dos partes importantes de la historia de los fandoms: Star Trek y The X-Files.

El inicio de los fandoms modernos con Star Trek

Las personas fans de Star Trek, franquicia de ciencia ficción que tiene su origen a mediados de los años 60’s, fueron quienes, sin saberlo, comenzaron el fenómeno de los fandoms, al menos tal y como los conocemos hoy en día.

Tras la cancelación de la serie original luego de estar dos temporadas al aire, una pareja de fans, Bjo Trimble y su esposo John, lanzaron una campaña de cartas para pedirle a la cadena NBC que renovara el programa. Se contabilizaron 115,893 cartas y, gracias a ello, se logró que Spock, Kirk, Bones, Uhura y el resto de la tripulación de Enterprise regresara para otra entrega de 24 capítulos.

Tristemente, la cadena canceló nuevamente la serie para la tercera temporada; sin embargo, entre 1969 y 1979, periodo entre el último capítulo emitido y la primera película de la franquicia con el cast original; los fans de la serie se organizaron y crearon contenido, así como las primeras convenciones. Le debemos mucho a lAs fans de Star Trek —que no es de sorprender que sean ignoradas y siempre se piense en un hombre cuando se tratan temas geeksque entre ellas se coordinaban para hacer y compartir zines, y por quienes surgió el slash fiction, historias en las que se empareja a de forma romántica y/o sexual a dos personajes del mismo género, haciendo de Kirk/Spock (K/S) la primera pareja slash.

Se crearon clubes de fans, y hay testimonios de mujeres que invitaban a los actores de la serie a sus casas a tomar café y platicar. De igual forma, comenzaron las convenciones en 1969, la primera sin celebridades, pero eso cambió en 1972, cuando participaron Gene Roddenberry (creador de Star Trek), Majel Barret (actriz), Isaac Asimov, Hal Clement (escritores) y D. C. Fontana (guionista). Se esperaba una participación de unas 500 personas, pero asistieron unas 3,000. Con el paso del tiempo y las nuevas entregas, las convenciones sólo se fueron haciendo más populares, así como más comerciales; en un reportaje de 2016 para GQ de Molly McArdle durante la convención de Las Vegas para el 50 aniversario de Star Trek, varias de las personas que entrevista recuerdan que, en sus comienzos, éstas se hacían “por amor”, más que por ganancia económica, y se sentía un ambiente “hecho a mano”.

Sin duda, las convenciones han evolucionado mucho a la fecha, lo mismo que la creación de contenido original por fans, que, por ejemplo, se ha trasladado la impresión de las zines de los 60’s-70’s que se pasaban de mano a mano entre ellas y con los recursos que tenían, a un medio digital en el que ahora puede participar gente de todo el mundo.

The X.Files y el surgimiento del «shipping»

En septiembre de 1993, se estrenó la serie estadounidense The X-Files, sobre un par de agentes del FBI que investigan casos paranormales: Fox Mulder y Dana Scully. La dinámica entre ambos personajes, así como la gran química que tenían David Duchovny y Gillian Anderson, tanto dentro como fuera de pantalla, llevó a que quienes eran fans de la serie quisieran un romance entre elles.

Fue en las comunidades de fans online, mediante foros y grupos, donde surge el término shipping. Comenzó como relationshippers —que viene de «relación» en inglés—, y hacía referencia a quienes querían un romance en pantalla entre Mulder y Scully; se acortó a R’shippers, hasta que acabó volviéndose sólo shippers. Pasó a ser un verbo, shippear (versión spanglish de «to ship»), y ahora se emplea el shippers para referirse a las personas que quieren ver a determinados personajes involucrarse románticamente —en caso de no ser canon— o que apoyan cierta relación, si es canon.

Este concepto no era nuevo, como podemos notar por lo que mencionaba previamente con las fans de Star Trek y la relación entre Spock y Kirk; sin embargo, la palabra se les atribuye a las fans de The X-Files y sus comunidades online de los 90’s.

Revisando su legado

Siendo fan de ambas series y shippeando las relaciones icónicas antes referidas, el descubrir y leer sobre la historia de estos fandoms y cómo hicieron historia me ha hecho apreciar más a las fans que en sus días se encontraron unas con otras para compartir ideas, arte y espacios, tanto físicos como virtuales. No intento pintar a las comunidades de fans como lugares maravillosos y utópicos porque están muy lejos de ser eso, pero es realmente gratificante coincidir con gente que tiene gustos similares a los tuyos.

Evidentemente, mucho ha cambiado desde las primeras convenciones en los 70’s, y también desde que surgieron los primeros foros online, aunque no cabe duda que el compañerismo que existe dentro de los fandoms perdura hasta hoy, al igual que ese espíritu de creación e intercambio entre fans.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Estudio Comunicación Social y prefiero escribir antes que hablar. Considero que es muy importante realmente escuchar a las demás personas para así aprender de ellas.

Me gustan los libros de fantasía y las series de ciencia ficción de los 60’s. La mayoría de mis series favoritas están subestimadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *