Manual para disfrutar del cine sin ser cinéfilo

En ocasiones vemos una película de esas que han estado en los mejores festivales y que todos los críticos de cine parecen amar por su genialidad. Desde el inicio tendemos a autosabotearnos diciendo que no le vamos a entender o que será muy complicada. Mientras tanto, observamos cómo a nuestro amigo cinéfilo (que nos obligó a verla) le brillan los ojos en cada escena y en nuestra mente deseamos poder sacarle el mismo provecho. Bueno, este es un listado de cinco consejos simples, sin análisis semióticos o psicoanalíticos, para que puedas sacarle ese provecho aún sin saber de cine:

  1. Familiarízate con la ficha técnica

Esto es algo muy sencillo y que no requiere de mucho esfuerzo, basta con googlear el nombre de la película y obtendrás toda la información que necesitas. Échale un ojo al nombre del director y conoce su estilo y trayectoria, podría sorprenderte saber que estuvo involucrado en otras películas que te han gustado con anterioridad. Por ejemplo: ¿sabías que Peter Farrelly, el director de “Green Book” (la película que ganó el Oscar este año), es el mismo que dirigió “Tontos y más tontos” de Jim Carrey? Este tipo de datos pueden aumentar tu curiosidad por una cinta y al mismo tiempo extender tu cultura general.

Identifica el nombre de los actores principales y cuál es la casa productora. Pronto notarás que los riesgos creativos no son los mismos en una película producida por Warner Bros. o Disney, a una cinta de producción independiente. Por último, revisa el país y año en que se estrenó la cinta, esto te ayudará a entender mejor su contexto social e histórico.

  1. Aprecia lo auditivo tanto como lo visual

Un principio fundamental del cine es que todo lo que ocurre en pantalla comunica, así que trata no solo de concentrarte en los diálogos sino en todo lo demás que esté ocurriendo. Fíjate en la manera en que se mueve la cámara, los colores e incluso la manera en que están vestidos los personajes y notarás que todo esto también puede estar diciéndote algo.

Al menos que se trate de cine mudo, el audio juega una parte muy importante en la dinámica de una película y afinar tu oído para escuchar los sonidos ambientales te ayudará a apreciarla más. Presta atención a su banda sonora (si la tiene) y notaras que hay melodías que se repiten solo ante la presencia de cierto personajes, situaciones o estados de ánimo, y que incluso los silencios tienen una razón de ser.

  1. Déjate llevar por la premisa

Algo que puede ser molesto mientras ves una película con alguien es que solo repita cosas como “eso jamás pasaría” o “es demasiado fantasioso”, y esto principalmente ocurre en películas de terror o ciencia ficción. Es importante visualizar que existen una amplia variedad de géneros y subgéneros y algunos están diseñados para tener premisas absurdas o utópicas. Lo importante de un guión es que sea consistente consigo mismo y con la postura que planteó desde el inicio. Es decir, debemos comparar la coherencia y realidad de un filme con sus propias reglas más que con las nuestras.

  1. No juzgues la película solo por el final

Lo sé, es difícil, especialmente porque el final es la última impresión que te llevas como espectador, pero he visto a personas disfrutar una película y al final decir que estuvo pésima solo porque el final no fue como esperaban. No estoy diciendo que el final no sea importante, sino que una película es mucho más que su desenlace, y es un buen ejercicio apreciar una película por su panorama completo más que sólo por la forma en que terminó.

  1. Sé genuino

Al final de todo, una de las cosas más importantes es ser real con el impacto que la película causó en ti. Si intentaste ver “La naranja mecánica” o “Taxi Driver” siguiendo estos pasos, y aun así no te gustaron ¡no hay nada malo en ello! La realidad es que no tienes que amar una película solo porque tiene buenas críticas. Una de las cosas más maravillosas del cine es que logra conectar con nosotros de maneras únicas y personales, y una película que para ti puede tener mucho significado para otra persona puede no tenerlo tanto; el arte en general es así. Evita ser pretencioso y no tengas miedo en decir que una película como “Rápido y Furioso” te gustó. Discute con tus amigos tus puntos de vista y ahí te darás cuenta de la belleza que otorga el cine.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Me gusta escribir sobre las cosas que me apasionan. El cine es una de ellas.

Psicólogo, yucateco y a veces muy soñador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *