Highlights: lo que recordaremos de la ceremonia de los Oscars

Los dos meses de la temporada de premios terminaron ayer con la ceremonia que siempre tiene la última palabra: los Oscars. Treinta y nueve películas con al menos una nominación fueron seleccionadas por la academia como representantes de lo mejor del año. Aunque hubo cosas muy predecibles y algunos disgustos por películas que no fueron incluidas, al final, fue un año bastante entretenido y variado, que nos dejó hablando mucho de cine.

Aquí hago un repaso de lo más destacado de la noche y, por lo que creo, será recordada esta edición número 92:

Sin premios para El Irlandés

A pesar de sus diez nominaciones, el esfuerzo promocional de Netflix y la tremenda trayectoria de Martin Scorsese y todos sus actores, The Irishman no encontró un lugar destacado en ninguna categoría. Esto la convierte en la única de las nominadas a mejor película de este año en no llevarse ningún premio y, además, en la segunda película en la historia con más nominaciones sin ganar, detrás de The Color Purple (1985) con once. Fue, por mucho, la gran olvidada de la noche.

El triunfo de Toy Story 4

La categoría de película animada fue de las más impredecibles de la temporada. Al principio, la película del estudio Laika, LLC., Missing Link, parecía ser la favorita después de ganar el Globo de Oro. Posteriormente, apareció Klaus y comenzó a llevarse todo (Annies y BAFTA). Toy Story 4 no parecía marcar ninguna tendencia, excepto por los Critics’ Choice. Casi cualquier experto en premios podía afirmar que no iba a ser el año de Disney, pero su victoria inesperada apareció para recordarnos que la categoría animada no deja espacio para la apertura de otras formar de creatividad y apreciación; mucho menos para el cine independiente. Disney se afirma como el eterno favorito de los votantes pese a cualquier trabajo que entregue, y no parece una tendencia que vaya a cambiar pronto.

La primera mujer en 20 años en ganar banda sonora

Este fue un año en el que se enfatizó la falta de inclusión de mujeres en la categoría de dirección. Y aunque sea menos popular, existe otro rubro que tiene un dato alarmante. Desde 1934 que se entrega el premio a la mejor banda sonora, solo tres mujeres han ganado. Tres. La última fue Anne Dudley en 1998 por The Full Monty. En medio de una categoría dominada por hombres, Hildur Guðnadóttir hace historia al ser la primera mujer del siglo XXI en ganarlo. Una banda sonora increíble que se compuso incluso antes de que la película fuera rodada y que ayudó al mismo Joaquin Phoenix a desarrollar su personaje. Como si fuera poco, esto también convierte a Hildur en la primera persona islandesa en ganar un Oscar para su país.

Categoría de actores predecibles

Existió una época en la que las temporadas de premios no eran tan predecibles. Cada academia o sindicato se atrevía a tomar sus riesgos. Especialmente en las categorías de actores. Por lo tanto, cuando un actor hacía “el circuito completo” (es decir, ganar el Golden, BAFTA, Critics’, Oscar y más) esto se volvía una hazaña. Este año no fue en lo absoluto así. En las cuatro categorías principales de actuación (actor, actriz, actor de reparto y actriz de reparto) no hubo ninguna variación durante toda la temporada, de manera que, al llegar la noche de ayer, las cuatro victorias ya estaban sabidas. No es precisamente malo que estos cuatro actores hayan recibido todos los reconocimientos, pero habiendo tantas actuaciones increíbles, hubiera estado genial ver un poco más de variedad en los ganadores (especialmente en las categorías de reparto) y no una calca de una premiación con otra.

Parasite

Y escribo el subtítulo nada más así porque ya es un fenómeno por sí solo. ¡La ganadora a mejor película!

Recuerdo cuando escuché por primera vez sobre Parasite, por ahí del mes de septiembre. Era una película que le había ido muy bien en los festivales y sabía que se perfilaba para los Oscars, pero admito que incluso yo, al saber que era una película coreana, no la podía imaginar más allá de la categoría de mejor película extranjera. Con el paso del tiempo, la cinta se fue abriendo paso por si sola. La calidad y frescura de la película hablaban por sí misma. De repente, ya era parte de las candidatas más fuertes. Y ahora, se ha convertido parte de la historia al ganar mejor guion original, mejor película internacional, mejor dirección, y lo nunca antes logrado por una película en otro idioma: mejor película.

Diez películas extranjeras lo habían intentado, Roma incluida, pero ninguna lo había podido lograr. ¿Qué hizo que Parasite fuera diferente? ¿El hype y la emoción? Tal vez, pero nada que otras películas que aun así no ganaron no hayan generado también.

Pienso en los montajes que hace la academia cuando quieren mostrar “la historia del cine”. La mitad de las películas que muestran en esos videos ni siquiera son ganadoras de un Oscar, pero aun así logran quedarse en la mente de las personas por mucho tiempo después. Creo que Parasite es algo más o menos así. Una película que cuando la vez de alguna forma se queda contigo y se vuelve un clásico instantáneo. Una cinta que sabe atraparte y llevarte por su historia. Es una de las razones por las que el cine existe, para poder mirar más allá de lo que nos rodea, viajar a otras realidades y entrar en otros zapatos.

Se volvió una extraña alineación de agrado del público, critica, festivales y sindicatos. Y aunque no necesitaba ganar premios para ser efectiva y, claro que hay otras películas excelentes que no corren con la misma suerte, yo celebro que en esta ocasión las cosas salieran bien. Ojalá que las personas puedan voltear a un mundo de películas y experiencias más allá de Hollywood, y sobre todo más allá del lenguaje, descubriendo que el cine tiene un lenguaje por si mismo. Eso es por mucho lo más importante que nos dejó esta premiación, y lo que esperemos, sea un antecedente a más películas como esta en los reflectores.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Me gusta escribir sobre las cosas que me apasionan. El cine es una de ellas.

Psicólogo, yucateco y a veces muy soñador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *