Hablemos un poco de cine argentino

La industria cinematográfica argentina es muy rica. Cada año se estrenan decenas de películas de gran calidad y muchas de estas pasan de manera desapercibida para la gran mayoría del público. Es por eso que hoy voy a recomendarles cuatro películas argentinas que creo indispensables para todo aquel amante del cine.

Martin (Hache) (1997, Adolfo Ariastarain)

Martín es un cineasta argentino radicado en España. De un momento a otro, se encuentra en la obligación de convivir con su hijo, llamado Martín también y apodado Hache, de 19 años. Este llega a Madrid y la relación con su padre no es fácil. Hache, poco a poco, comienza a vivir una serie de experiencias que le dejaran muchos aprendizajes de la mano de Alicia, la amante argentina de su padre, y de Dante, un actor madrileño, bisexual, drogadicto también íntimo de su padre. Esta es una obra maestra del excelso realizador Adolfo Aristarian (La Parte del Leon, Ultimos Dias de la Victima) que reflexiona sobre el amor, la paternidad y el exilio.

Los Paranoicos (2008, Gabriel Medina)

Esta es la historia de Gauna, un joven cineasta que nunca tuvo la valentía para poder materializar sus proyectos. Una persona que se autocensura para buscar cierta estabilidad y que realmente se encuentra estancada. La aparición de un viejo amigo que llega desde España repleto de éxito, gracias al suceso de una serie televisiva cuyo protagonista tiene el mismo nombre que él, provoca el enfrentamiento de Gauna con aquello que desea ser y que tanto tiempo estuvo tapando. Escrita y dirigida por Gabriel Medina (Seguro les suena este nombre de una serie ultra exitosa) esta es una película que se sumerge a explorar la frustración, la lucha de egos y el estancamiento.

Medianeras (2011, Gustavo Taretto)

Mariana y Martin, dos personas solitarias en una ciudad repleta. La Manhattan argentina como le digo yo. Una película habla sobre la soledad, el desamor, la perdida y la poca comunicación en un mundo supuestamente tan conectado.

La muerte no existe y el amor tampoco (2019, Fernando Salem)

Emilia vuelve a su pueblo natal para esparcir las cenizas de su mejor amiga y en ese viaje revive su amistad, acompaña a su familia en el duelo y se reencuentra con su padre y con Julián, primer amor. Estamos frente a un relato intimista que desborda en sentir. Una película que nos habla a través de magníficos planos, nutridos de gran manera por el ambiente, y se concentra en pocos pero eficientes diálogos que logran interpelarte.

Estas son solo algunas de las grandes películas argentinas que se estrenaron en los últimos años. La historia del cine argentino está repleta de obras maestras de ayer y hoy. Anímense a descubrirlas.

Escribo sobre cine, series y cuestiones relacionadas a la cultura pop.

Apologista de Spielberg y reinvindicador de De Palma. Argentino y, como tal, futbolero. Ademas futuro historiador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *