Carnival of Souls

Carnival of Souls es una película de suma relevancia para la historia del cine de terror. Una cinta que cohesionó los elementos que el género venía exponiendo y los reinterpretó de una manera magistral. Además, es un claro punto de referencia para varios films de la actualidad.

Su referencia más evidente es Psycho (Alfred Hitchcock) estrenada dos años antes. Ambas cintas están rodadas en blanco y negro, cuentan con una protagonista rubia que escapa de su pueblo y que posteriormente se hospeda en un hotel donde viven otras dos personas.

Tenemos escenas casi calcadas en su esencia, como cuando la protagonista comparte una charla amena con el hombre que vive en la pensión y que tiene una estrecha relación con la primera charla entre Norman Bates y Marion.

 

También hay una clara reinterpretación de mencionada cinta de Alfred Hitchcock, particularmente una secuencia donde la casera le ofrece la cena a Mary. Luego, ella bañándose y siendo interrumpida por Mr. Linden, al que le abre pensando que era la Sra. Thomas con su cena, y él aprovecha la situación para espiarla.

Tres elementos que se observan en Psicosis, pero que se desarrollan de manera muy diferente. Podemos pensar Carnival of Souls como un What If? en la historia de Norman Bates, su madre Marion Crane.

El blanco, como representación de la vida y el negro personificación de la muerte son los colores predominantes del film. Los observamos en los autos del comienzo, en la vestimenta de estas almas sueltas y en el vestido que Mary lleva puesto cuando tiene su primera abstracción.

La película tiene una fuerte influencia católica. El agua como elemento de iniciación y renacimiento, la mujer que desafía el mandato de dios y va hacia lo prohibido, y  la constante presencia de cruces, son algunos de estos.

Cuando Mary se abstrae del mundo terrenal por primera vez tenemos una serie de planos que buscan representarnos una vinculación con la muerte y el infierno. Ella y todo su entorno está vestido de negro, luego la vemos descendiendo por unas escaleras y observando unos hombres taladrar el suelo.

Mary sale de este trance con un contrapicado al cielo donde observamos el sol y escuchamos un ave, y luego cuando logra tomar agua. El sol como luz de vida y el agua, nuevamente, como elemento de resurrección. Con esto fue tentada a dirigirse al lugar prohibido y a desafiar el mandato de Dios, que en la película está representado a través del sacerdote al decirle que no debe ir a la casa de los espejos.

Ya en el lugar tenemos una serie de planos que buscan señalarnos que está descendiendo al infierno. Al hacer esto, Mary termina de condenarse, es expulsada del mundo terrenal, como Eva del paraíso, y es llevada por estas almas sueltas de nuevo hacia la muerte.

Carnival of Souls resignificó el género y dispuso una narrativa que hoy se observa más actual que nunca. No dejen de verla y anímense a descubrir una película adelantada en todo sentido.

Fondea el contenido joven

YucaPost es un proyecto autogestivo y sin fines de lucro. No recibimos patrocinios privados ni fondos públicos, pero tú puedes ayudarnos suscribiéndote a nuestro Patreon o haciendo una donación por PayPal. Tu apoyo será destinado exclusivamente a pagar costos de dominio, mantenimiento y alojamiento.

Escribo sobre cine, series y cuestiones relacionadas a la cultura pop.

Apologista de Spielberg y reinvindicador de De Palma. Argentino y, como tal, futbolero. Ademas futuro historiador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *