Breve reflexión sobre la identidad

Tenía 18 años cuando comencé a sembrar, cultivar, fertilizar y cosechar en las hojas de una agenda que me había obsequiado mi padre. Posteriormente se me fue haciendo costumbre, y ahora tengo ya cuatro tomos. Constantemente recurro a esas páginas para entender cómo, desde la escritura reflexiva, puede darse una dinámica relacional con lo que soy ahora «escribir para re-conocerse». Soy de la página en la que escribiré hoy, y también pertenezco a la que escribí hace dos años y medio; todo aquello que he cultivado con el pasar del tiempo, me guía para saber las condiciones y variedad de frutos que deseo recoger en mis próximas cosechas.

A veces me pregunto ¿quién soy? Los elementos que conforman nuestra identidad pueden ir modificándose con el tiempo, sin embargo, ese proceso de individualización no es posible sin la convivencia con les otres ¿quién soy? ¿quiénes somos? Somos a partir de nuestro encuentro con la otredad, Marx decía que les individuos somos el conjunto de las relaciones sociales.

En días pasados comencé a leer un texto que decía que la identidad personal «implicaba poseer subjetividad, autopertenecerse de un modo irrenunciable» de manera que el proceso de nuestra emancipación social se da con la deconstrucción individual- colectiva, ante la posibilidad de la expresión pública de la libertad.

A través de la expresión lingüística reconozco lo que me hace singular y mi nexo común con les otres en tanto que me reconozco en todo aquello que pertenezco. Podemos decir que la identidad es el conjunto de nuestras pertenencias sociales. Lo pienso así, si abro alguna de las agendas -las que mencioné al inicio- a modo de «libromancia» leo lo que era antes y lo que soy, hay pensamientos que reconozco como irrenunciables y hay otros que se han resbalado poco a poco con el pasar de mis andares, y tal vez ahora pertenezcan a alguien más.

Desde el carácter problemático de la identidad, todo el tiempo estamos siendo otres porque aquello que une lo que somos es la memoria, pero ¿quién recuerda todo? Otra lectura acerca de la identidad es que es «Un diálogo entre el individuo y sus otros de referencia» ¿Qué es eso que nos une? Desde mi punto de vista, aquello a lo que apela la identidad es a saber ¿quiénes somos? Desde el plano ontológico, entender para qué estamos.

Del centro al sur. Comunicóloga en formación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *