“Soy talla 4 y estoy gorda”

¿Cuándo a una persona flaca nos ha preocupado ir a un concierto o tomar un avión y no caber en el asiento? ¿Cuándo hemos ido a una tienda de ropa y no hemos encontrado ni una sola prenda de nuestra talla? ¿Cuándo hemos tenido un problema médico y el personal de salud asume inmediatamente que seguro es por nuestro peso? ¿Cuántas veces han comido alguna comida chatarra y la gente les ha visto con desprecio? ¿Cuántas veces nos han descalificado de un proceso de reclutamiento laboral por nuestro peso y, peor, por ser mujeres gordas?