Algunos datos curiosos de los personajes de “El padrino”

La película “El padrino” es reconocida como uno de los mejores filmes de la historia, tan es así que hay consenso entre los considerados críticos y críticas cinematográficas, y la gran mayoría de personas aficionadas al séptimo arte, de que la obra de Mario Puzo llevada a la pantalla grande es una obra perfecta por distintas razones. Primero, porque no solo contó con un elenco de primer nivel ni o solo tratocó temas tan variados que influyen en la vida cotidiana de cualquier persona, sino que su brillo radica en gran medida porque contó con una gran dirección que logró lo de pocos: adaptar un gran guión que transmitiera la esencia de la obra en un filme de un par de horas.

En efecto, la fluida relación de amistad que entabló el director cinematográfico Coppola con el escritor Puzo fue lo que permitió el lograr que la obra literaria quedara casi intacta al ser interpretada frente a las pantallas. Es más, esa relación permitió ajustes en el filme para que los espectadores y espectadoras no notaran casi los huecos que provocaban las historias entrelazadas no narradas, pues a primera vista, toda la historia parece fluida y con pocas interrogantes por resolver. Asimismo, es cierto que los posibles huecos en la historia desarrollada en el filme pudieron ser llenados por las espléndidas actuaciones, las cuales arrojaron con su estilo propio el poder llenar el imaginario popular de varias cuestiones.

En efecto, la magnífica actuación de Marlon Brando como Don Corleone permitió pasar por alto la razón de su ascenso como jefe máximo de una organización criminal, lo cual arrojaría mucha luz acerca del actuar de este personaje tan crucial en la trama. Más aún, el filme no aborda con mucha lucidez el papel del temible gatillero Luca Brasi, pieza fundamental para que el Padrino este en la cima; ni tampoco el filme toca a fondo la personalidad del enemigo de la familia Corleone, el ambicioso Emilio Barcini. Finalmente, no aborda la historia de dos hijos del “Padrino”, tanto la de Sonny como la del abogado Tom Hagen, personajes que entendiendo su pasado encontraremos los motivos de su actuar en la trilogía.

En las siguientes líneas describiremos algunos datos curiosos de personajes que tuvieron un papel central en el ascenso del Don, y para ello, los extraeremos del libro de Mario Puzo, “Los Corleone”, obra que bien puede considerarse una antesala a lo que vimos en el filme de “el Padrino”. En la obra literararia “Los Corleone” puede extraerse la esencia de los personajes fundamentales, y a partir de ahí, justificar el futuro de cada uno de ellos en el actuar del filme. De tal forma que, sin más preámbulos comenzaremos con el personaje principal de la obra.

Vito Corleone (alías el Don, el Padrino, don Corleone). Antes de convertirse en el jefe principal de las organizaciones delictivas de Nueva York, era un jefe criminal de poca monta que estaba en una especie de asociación-protectorado con el mandamás de su época, el famoso “Mariposa”. Vito Corleone no tenía miras de expansión a corto plazo, pero la tempestiva guerra con su jefe-protector lo obliga a realizar una serie de alianzas con otros jefes familia para tomar el poder, alianzas que permitirán su ascenso y que quedarán intactas hasta la llegada del celebre Sollozo. En la guerra contra “Mariposa”, Vito casi pierde la vida en una balacera en un festival, la cual salvó, gracias a la ayuda de Luca Brasi. Asimismo, el Don es famoso por su habilidad para persuadir, así como ser una persona que aplica valores morales a los negocios.

Luca Brasi. Antes de unirse a Vito Corleone, era un bandolero que se dedicada a robarle mercancía al jefe criminal “Mariposa”. Era un hombre alto y muy fornido, que se había ganado la fama de cruel e indomable porque circulaba la versión de que había asesinado a su propio padre, por ello, nadie se metía con él, ni el mismo “Mariposa” se atrevía a tocarlo. Brasi conoce a los Corleone porque en un principio quiere asesinar a Tom Hagen, ya que, el hijo adoptivo de “Don Corleone” se vinculó sentimentalmente con su novia; sin embargo, gracias a los oficios persuasivos del Don, se logra convencer a Brasi de que se una mejor a la familia Corleone y a cambio el Padrino lo ayudaría a enterrar el terrible crimen que Luca había cometido… A partir de ahí, Luca jura lealtad eterna al Padrino y se convertiría en un pilar fundamental de la familia.

Santino Corleone. Hijo mayor de Vito Corleone, con temperamento rebelde desafía a su padre porque le desagrada el trabajo honesto que tiene, por lo que, a escondidas del Don trafica con mercancía robada. Con la ayuda de sus amigos, secuestran un cargamento de licor que resultó ser del jefe criminal “Mariposa”, lo que lleva a pensar a este último de que la familia Corleone planea un golpe de Estado para tomar el control de Nueva York, así que ordena la liquidación de los Corleone. Asimismo, Santino descubre por medio de Clemenza que su padre sabe de sus actividades criminales, y el Don al verse decepcionado por la conducta de su hijo decide que es mejor que se una a la familia, por lo que lo incorpora como su chofer. En efecto, Santino causa una decepción en su padre porque Vito quiere que sus hijos de dediquen a los negocios lícitos.

Tom Hagen. Sus padres biológicos lo abandonaron en la calle porque no podían pagar la rara enfermedad que tenía en los ojos, así que cuando el niño Santino Corleone lo encuentra mendigando en la calle casi esta ciego. El niño Santino lleva al jovenzuelo Hagen ante su padre, el cual en un principio sólo buscaba proporcionarle salud a sus ojos y no en adoptarlo porque Tom tenía un origen irlandés-alemán, mismo que resultaba en un estigma negativo entre las familias italianas como los Corleone. Sin embargo, Vito queda conminado con Tom Hagen y lo adopta fácticamente a su familia, por lo que, al crecer le brinda la oportunidad de estudiar la licenciatura en Derecho. Así, en una de sus temporadas vacacionales universitarias decide viajar a casa y se reúne con Santino, el cual, lo lleva a un bar en donde conoce a una chica de la que queda enamorado, situación que le causará la persecución mortal de Luca Brasi.

Emilio Barzini. Un hombre refinado, culto, calculador en los negocios y muy ambicioso, es un par de años más joven que Vito Corleone. Junto con sus hermanos, los Barzini se convierten en una familia que acumula mucho poder en corto tiempo y esto en gran medida porque Emilio es la mano derecha del jefe criminal “Mariposa”. Sin embargo, Emilio Barzini va a traicionar a su jefe porque considera que es una persona débil de carácter y un líder titubeante porque no puede destruir a una familia menos poderosa como los Corleone ni le pone un alto a los atracos de Luca Brasi.  Los Barzini tejen una alianza con Vito Corleone para asesinar a “Mariposa”, así como para repartirse los territorios del mismo a su caída. A la caída del jefe criminal “Mariposa”, Emilio Barzini sella un pacto con Vito Corleone para que la familia Barzini contará con autonomía total en sus operaciones. Emilio sabe que Vito desconfía de él, y también sabe que sólo es cuestión de tiempo para que haya una guerra entre ellos dos porque sus respectivas familias están creciendo de forma exponencial…

El desarrollo de estos personajes hubiera ayudado a ahondar en las relaciones paralelas que surgen en el filme y que derivan en explicaciones del actuar de los personajes. Así, entendemos porqué un hombre tan temible y rudo como Luca Brasi se somete sin chistar a los designios de un hombre menos fuerte físicamente como Vito Corleone. Del mismo modo, vemos el por qué Vito Corleone siente una devoción profunda por su hijo Michael y esto en gran medida porque su hijo menor nunca le causó problemas, pero principalmente porque se dedicaba a una actividad lícita. Asimismo, describimos al rival del Padrino, el insaciable Emilio Barzini, personaje que ayudó al ascenso de Vito Corleone y que sólo esperaba el momento para que se rompiera la frágil alianza para tomar el poder, de ahí que la razón de Barzini para tejer una alianza con Sollozo para derrocar a los Corleone como lo retrata la película.

Con todo ello, el filme de Coppola pudo tener una precuela que explicara mejor y a más detalle el ascenso del Padrino, ya que, aunque en el filme segundo se intentó abordar los orígenes de Vito Corleone, no fue suficiente para entender el pasado de ciertos personajes que son fundamentales en la trama. Sin embargo, no por ello, la trilogía de “el Padrino” deja de ser una de las mejores creaciones fílmicas de la humanidad.

Abogado por el ITAM. Me apasiona el análisis de temas políticos y
electorales. Soy un fiel seguidor de los Pumas. Apasionado de la
Historia y de la literatura.
En ocasiones soy corredor. Por destellos declamo poesía.
Frecuentemente escucho a “The Doors”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *