Adiós Best Buy

El pasado 24 de noviembre, Best Buy México, por medio de sus cuentas oficiales en redes sociales hizo público que cerraría sus 49 sucursales en México a partir del 31 de diciembre.

Best Buy se retira del mercado mexicano luego de 13 años operando en el mismo. En 13 años las circunstancias del mercado mexicano han cambiado mucho y la compañía no pudo adaptarse y seguir las tendencias.

Existen 3 factores que marcaron la salida de Best Buy de México:

Uno: El avance del comercio en línea en el mercado mexicano en los últimos 10 años

México pasó de ser un mercado en el que se compraban electrónicos mayoritariamente en tiendas físicas, a ser un mercado en el que se compran los electrónicos en páginas como Amazon y Mercado libre. Antes, comprar en internet era considerado algo riesgoso pero hoy es algo cotidiano, más en época de pandemia.

Hoy en día ni siquiera es necesario observar el artículo en cuestión físicamente para tomar la decisión sobre si comprarlo o no. Basta con ver un review o un unboxing para tener los datos suficientes y poder tomar la decisión de compra.

Dos: Precios altos en comparación a la competencia.

Best Buy se caracterizó por tener precios entre 20% y 30% más altos que los de sus competidores en tiendas físicas y digitales. Además, una de sus características principales era la atención al cliente postventa con garantías extendidas que pocas tiendas ofrecían cuando Best Buy recién empezó a operar en México. Sin embargo, esta misma garantía extendida ya ha sido adoptada por la mayor parte de sus competidores y dejó de ser una característica diferenciadora de la compañía que justificaba sus precios.

3: Modelos mejor adaptados para las circunstancias del mercado mexicano.

En el mercado mexicano han sido exitosos los modelos de negocio en los que se compra a crédito los electrónicos, tal es el caso de Elektra y Coppel, tiendas que son ampliamente populares entre las clases trabajadoras que no son sujetas a crédito normalmente debido a no contar con ingresos fijos.

Best Buy intentó adaptarse a las circunstancias del mercado mexicano. Recién en agosto de este año había adoptado el esquema de microcréditos ya mencionado. Sin embargo, no tuvo éxito.

Estos tres factores fueron determinantes en la pérdida de mercado que tuvo Best Buy en los últimos años. El hecho que puso punto final y culminó con la decisión de cerrar todas las tiendas fue la crisis sanitaria y económica causadas por el Coronavirus. Recién con sus ventas por liquidación de mercancía, varias tiendas fueron clausuradas por la aglomeración de clientes y el alto riesgo de contagio que representaba.

Desde luego, nunca es una buena noticia que una compañía cierre sus puertas de forma definitiva. Se pierden empleos, inversión y competidores en el mercado. Best Buy México pudo haberlo hecho mejor sin lugar a duda. Sólo basta con observar cómo ninguno de los factores mencionados anteriormente han sido lo suficientemente negativos como para cerrar sus tiendas en Estados Unidos, donde Best Buy sigue siendo ampliamente exitoso ya que ha logrado adaptarse mejor a las tendencias.

Soy estudiante de la carrera de administración en el ITAM. Me gusta todo lo relacionado con la política, economía y negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *