42

El día de ayer no fue un día normal en Grandes Ligas, y no lo digo por los 32 cuadrangulares que vimos en los 10 partidos, incluidos los 3 de Yelich en Milwaukee, eso ya es normal. Lo digo porque, como todos los 15 de Abril, los estadios, los jugadores y los aficionados tenían una chispa especial y se veía a kilómetros de distancia.

Puede que sea solo una cursilería mía y a lo mejor el decir “se sentía a kilómetros” cae en un clichépero no deja de ser la verdad. Y me da gusto que sea una verdad tan notable, tan palpable, algo que sin importar la ciudad, los equipos o los colores une a toda la comunidad del baseball. Puede que la vibra de este día solo sea una ilusión que hizo que el walk-offhome runde Joc Pederson fuera mil veces más emotivo que un simple walk-offde inicios de temporada regular.

Y es que parece que el “Jackie Robinson Day” es un día perfecto, un día en el que los únicos colores que importan son los de la camiseta, es un día de celebración en el que todos usamos el mítico “42” y donde lo único que separa a las personas son las rivalidades deportivas, como debería de ser siempre.

Me queda claro que si Jackie Robinson estuviera vivo, estaría orgulloso de lo que representa este día en la comunidad, de lo que representa su número y lo que representa su nombre: el primer jugador afroamericano en la MLB. Sin temor a equivocarme, creo que sería muy satisfactorio saber que todo el esfuerzo que hizo, las injusticias sufridas, la discriminación que día a día lo marginaba y obligaba a tomar pasos para atrás, mismos que no permitían un desarrollo sano del deporte y obstaculizaban su carrera deportiva y su vida personal, valieron la pena.

Y es que ¿quién iba a pensar que un chico del pueblo de Cairo, Georgia en los Estados Unidos se iba a volver tan importante? ¿Quién iba a pensar que el mismo al que enjuiciaron en la Corte Marcial por no obedecer una orden racista iba a ser uno de los iconos de la lucha por los derechos de los deportistas y de las minorías en general? ¿Quién iba a pensar que el segunda base de los Kansas City Monarchs iba a ser el primer jugador negro en jugar en Ligas Mayores para después convertirse en uno de las leyendas del baseball? La respuesta es: NADIE.

Pero después de todo el camino recorrido por Jackie, lo es, es importante, es un ícono y es una de las leyendas del baseball. Es inspiración para muchos jugadores que el día de ayer mostraron su admiración con equipamiento tapizado con el numero 42, o con el nombre de los Bruins de UCLA (universidad a la que Jackie acudió) e inspiración para la liga también que anualmente celebra el 15 de Abril como su día, el día en que todos usan el 42.

Apuesto lo que quieran que si, en su primer partido en un diamante de las mayores, alguien le hubiera dicho a Robinson en lo que se iba a convertir, no les hubiera creído. Pero aquí estamos, 100 años después de su nacimiento, 72 años después de su debut en el máximo circuito, celebrando su legado, un legado enorme que nos ha dejado frases, celebraciones y mucha, mucha inspiración.

Recuerden que “Una vida no es importante, exceptuando el impacto que deja en la vida de los demás”. Sean buena onda, dejen impactos positivos. Si un número no nos debe de separar, mucho menos el color de nuestra piel; todos deberíamos de usar el “42”.

Síganme en Twitter: @swish22_

Escuchen mi podcast en Spotify: Full Count By Boston’s

¡Buenaaas! Me llamo Jorge, tengo 20 años y soy del ya extinto DF. Me encantan los deportes y el impacto social positivo que generan. Mi deporte favorito es el baseball.

Otros tres gustos MUY importantes, la música, la comida y los kicks.

Hincha del Madrid, del Ame, de los Dodgers, de los Mavs, de los Steelers, de Andrew Luck, los Arctic Monkeys.

Soy muy bueno en la Fantasy de baseball y muy malo en la de americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *